Es usted una directora exitosa, con un currículo impresionante y 15 años de experiencias acumuladas. Es una profesional ya formada, empoderada y eficaz. Lo es y está segura de ello, pero de repente le colocan un micrófono de solapa para dirigirse a un auditorio clave para el negocio y se siente insegura, inferior, como si le hubieran borrado de golpe todo el conocimiento.

Esta es la escena que nadie quiere, pero que ocurre con mucha frecuencia a mujeres líderes que han desaprovechado la oportunidad de prepararse y sacar ventaja a la “ventaja femenina” en el difícil arte de persuadir. Son las potenciales “Michelle Obama” que aún no han incorporado la comunicación a su acervo de herramientas de liderazgo.

Lo señala el profesor Julián Reyes en su webinar titulado “Comunicación y persuasión, un arte para las mujeres”, en el cual enfatiza el valor de la habilidad comunicativa en la construcción del liderazgo moderno. A fin de cuentas, comunicar y liderar tienen los mismos objetivos: persuadir, convencer, inspirar.

“En esto las mujeres parecen ir un paso adelante, en saber conectar con las demás personas” explica Reyes, quien ha dirigido los servicios deportivos de Televisión Española y se ha desarrollado como consultor en comunicación para organizaciones.

En la conocida división del cerebro entre el hemisferio izquierdo y derecho, es este el que aloja las funciones más intuitivas y, por tanto, las más apetecibles para que una comunicación sea eficaz. Alberga la intuición, la imaginación, la percepción y el sentido artístico y otras en las que las mujeres no están necesariamente en desventaja, señala el experto.

Todas estas funciones, sumadas a las ideas de fondo, la información de calidad y el conocimiento racional, son vitales para lograr una empatía con el auditorio. Sin importar si se trata de una sola persona en una pequeña sala o 300 personas en un auditorio mixto, la empatía resulta esencial para lograr transmitir las ideas y saber realimentarse.

“La empatía es el mayor don de los seres humanos”, es la frase de Meryl Streep que Reyes utiliza como columna de su exposición, ante de recordar que esa empatía depende sí de habilidades innatas, pero también de una capacitación correcta y de mucha práctica.

Señaló a la ex primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, que en la fase final del gobierno de su marido Barack se consolidó como una líder política que inspira a muchas personas por encima de ideologías políticas, edades, etnias o nacionalidades. Su arsenal: su auténtica condición humana (la voz, los gestos, la sonrisa…) y un mensaje estructurado de manera astuta, dos de los elementos al que otras personas suelen sumar recursos visuales en ocasiones.

Pero este éxito de Michelle Obama no fue casual ni repentino, como apunta Reyes, pues aunque ocho años atrás ya mostraba grandes aptitudes, no fue sino tiempo después cuando logró encontrar su voz auténtica, su estilo y supo conectar con muchas más personas. Es, quizá, cuando ella ha aprendido a dejar de lado su papel de Primera Dama cuando toma el micrófono e interiorizarse su rol momentáneo de comunicadora de contadora de una historia. Y por tanto, de líder.


Women’s Executive Leadership Program
Programa enfocado en desarrollar las competencias de la mujer a nivel personal, de organización y de entorno, así como en las capacidades que hombres y mujeres necesitan para crear entornos colaborativos que conlleven a la transformación y crecimiento sostenible y rentable de sus negocios. Próxima edición: 26 de noviembre, 2018. Miami (EE.UU.)

Más información


Comunicación de Alto Impacto
INCAE Business School le ayuda a convertirse en todo un orador, un profesional preparado para liderar desde la comunicación, para expresar el mensaje de su empresa con fuerza y obtener excelentes resultados ante cualquier audiencia, ya sea de diez, cien o mil personas. Próxima edición: Del 3 al 5 de septiembre, 2018. Costa Rica.

Más información

Los temas de este blog:
camelia.ilie
camelia.ilie

No hay comentarios

Deje un comentario