¿A que te gusta inspirar confianza? ¿A que te gusta ser una persona en quien se puede confiar? Y la palabra clave, el verbo (“en el principio fue el verbo”) es SER. Es decir, no se trata de aparentar, de parecer, de simular… Lo fundamental es mostrar nuestro ser, ser nosotros mismos de cara a nosotros y a los demás.

Y, ¿cómo se refleja nuestro ser? Pues a través de nuestro actuar, de nuestros comportamientos, de nuestro hacer, de nuestro vivir. Y, ¿podemos disponer de unas guías, unas referencias, unos caminos? Pues sí.

Aquí van unos mojones del camino:

1. Actúa siempre buscando la excelencia. No te conformes con lo mediano, con el estándar, con lo de siempre, con lo mediocre. Buscar tu talento diferencial y ponlo en marcha. Seguro que lo tienes. Tú eres único. A este camino le llamo “competencia profesional”.

2. Al relacionarte con otra persona sé consciente de cómo es que ella. De cómo piensa, cómo siente, cuáles son sus expectativas, sus necesidades, sus deseos. Y respétale, escúchale y ábrete a la participación con ella desde tu aportación o desde la suya. Es otro como tú. Acuérdate de lo que dice Maturana: “El amor comienza en la legitimización del otro como legítimo otro”. Ya sabes, no existen las “medias naranjas”. A este camino le llamo “consciencia del otro”.

3. Actúa, exprésate, compórtate abiertamente. No escondas ases en las mangas para sacar provecho del otro. Acéptate como eres, reconoce tus fallos y date cuenta que nadie es perfecto. Somos humanos. Abandona tus miedos y no estés tan pendiente de lo que puedan opinar los demás. Es su problema. Actúa con la verdad por delante. A este camino le llamo “claridad”.

4. Sé una persona que da su palabra y se compromete con ella. Hace tiempo a esto se le llamaba formalidad. Y toca directamente la médula de la confianza. No era necesario firmar papeles. Con un simple apretón de manos bastaba. Lo que se decía que se iba a hacer, se hacía. La palabra se convierte en acto. A este camino le llamo “cumplimiento de la palabra”.

5. Haz como tratas que otros hagan. La coherencia exige que nuestro actuar esté basado en nuestro pensar y sentir. Se trata de actuar íntegramente desde nuestro ser. De cara a los demás, sean niños o adultos, el ejemplo es el arma más poderosa que existe de cara a su educación y desarrollo. A este camino le llamo “coherencia”.

6. Sé una persona de valores. Y por la vida cada uno va apoyado en su cayado compuesto de valores y principios. Son como las metaguías que nos orientan sobre todo en momentos difíciles, de dudas o llenos de adversidad. Momentos en los que es importante dejar claro cuáles son nuestras prioridades vitales. El sentido de nuestra vida nos impulsa y hacer fluir a través de ella. A este camino le llamo “consistencia”.

7. Y para seguir siendo uno mismo en cualquier circunstancia hay que decidir actuar en momentos difíciles sin desmoronarse. Enfrentarse a personas y realidades que no cumplen éticamente o se saltan la ley o abusan de los desfavorecidos. No estamos solos y a veces tenemos que defender nuestros límites y decir que no aunque no resulte difícil. A este camino le llamo “coraje”.

Y estas son las 7 Cs es que señalan nuestro camino hacia la credibilidad, hacia realidades de interrelación con otros seres humanos consiguiendo ambientes de confianza en los que todos saldremos ganando.

Vayamos avanzando en la consecución de un crédito de confianza, el cual tenemos que alimentar continuamente en base a nuestras acciones.

——————

Por José María Gasalla
Profesor invitado de INCAE Business School, especialista en temas de auto-motivación y liderazgo empresarial.

Los temas de este blog:
INCAE Executive Education
INCAE Executive Education
  • Get in touch
INCAE Executive Education existe para brindarle a los profesionales con carreras ya avanzadas la posibilidad de volver a estudiar. Portafolio de programas que combinan excelencia académica, networking del más alto nivel y flexibilidad para adaptarse a los ejecutivos de hoy.

No hay comentarios

Deje un comentario