¿Por qué un mundo profesional hiperconectado y fluido ya no responde a los silos organizacionales de toda la vida? ¿Están preparadas las empresas para afrontar la transformación digital? Según Luis Vives, vicedecano de Programas y profesor titular del Departamento de Dirección General y Estrategia de ESADE, “para lograr gestionar la transformación digital, tenemos que fomentar la innovación. El futuro viene condicionado por la tecnología, que marca el contexto e incide en los negocios, así como por la capacidad de transformación y la gestión del talento”.  Vives cree que “es importante entender que para transformarnos la tecnología es una herramienta, pero la clave es el talento y la manera en la que gestionamos el mismo”.

La gestión de la diversidad y el talento es por lo tanto uno de los retos principales cuando hablamos de innovación en las empresas. Las compañías capaces de construir equipos diversos, flexibles y versátiles son más capaces de afrontar con éxito el cambio y la innovación. Según Ana Isabel Rojas, responsable de preventas de SAP, “si no hay diversidad, no hay innovación. Las organizaciones con equipos directivos diversos mejoran su margen operativo en más de un 48 %”. Para lograrlo, hay que incorporar el desarrollo del talento femenino en las empresas, y ésta es “una tarea de todos”. “La diversidad ofrece perspectivas, visiones y opiniones distintas, y es una fuente fundamental de nuevas ideas y de innovación”, ha explicado Sergio Brown, presidente de Danaher para América Latina. Por su parte, Irina Valassi, directora ejecutiva de nóminas del Banco Santander, considera que “la tecnología nos tiene que ayudar en este proceso”. Para Natalia Arias, gerente general de Viveka, “las empresas deben dar facilidades pero, si no las exigimos, no nos las proporcionarán. En este aspecto, la alta dirección debe estar comprometida para que se dé este cambio”.

Por su parte, Alejandro Gutiérrez, fundador y socio director de Gamma Sigma Investments, ha compartido las claves para emprender con éxito: “Desarrollar bien la idea, comprender las necesidades de la sociedad para formular una solución, y desarrollar una visión a medio y largo plazo”. Después, para hacer realidad el proyecto, “los programas de aceleración ayudan a aplicar estas ideas, a desarrollar los modelos de negocio y a acceder a una red de contactos”. Frederic Llordachs, cofundador y socio de Doctoralia, del Docplanner Group, ha asegurado que “la gente compra ideas, prototipos y realidades”, por lo cual los emprendedores deben correr riesgos, equivocarse y “fallar rápido, para no perder el tiempo ni desviarse de su objetivo”.

Estamos viviendo un momento apasionante, un contexto lleno de oportunidades, y aquellas compañías que logren ser innovadoras en su campo tendrán éxito en el futuro. Para ello, según ha explicado Gutiérrez, “se debe promover una cultura que permita innovar, desarrollar la curiosidad, cuestionar el statu quo y crear espacios de comunicación y creatividad”. Al mismo tiempo, el CEO debe inspirar a su organización e implicar a os trabajadores en la transformación para asegurar la relevancia en el futuro. “Un proyecto tiene éxito si las personas implicadas están comprometidas y existe un engagement con la idea emprendedora”, ha afirmado David Ruyet, fundador y socio director de Energías Renovables del Plata. En este sentido, Samuel González, presidente de la Fundación Educación para Emprendedores, ha destacado que “la innovación está vinculada al emprendimiento, que son dos talentos diferentes; una empresa tiene éxito cuando logra incorporar el binomio innovación-emprendimiento en su estrategia”.

“La transformación digital en las grandes empresas es un proceso complicado; no es fácil cambiar los procesos y los sistemas establecidos”, ha asegurado Cassy Ramsey, consultora ejecutiva sénior. Para aprovechar las ventajas de la digitalización y las nuevas tecnologías, “las grandes empresas deben conocer bien su modelo de negocio y su estrategia; establecer alianzas con empresas tecnológicas, y mejorar sus infraestructuras y procesos, que en muchos casos son obsoletos”. Greys Elizabeth Suárez, vicepresidenta de I+D y directora técnica de Recamier, ha explicado que “el propósito es el factor impulsor que debe transmitir de manera eficaz la empresa a sus colaboradores, y el reto de las grandes compañías es incorporar su propósito a la estrategia”.

La variable clave que las empresas deben añadir a sus estrategias es “cómo dar respuesta a los retos que la sociedad digital plantea y cómo convertir en oportunidades estos retos que el entorno ofrece”, ha señalado Josep Salvatella, CEO de RocaSalvatella. Necesitamos CEOs que sean capaces de crear un futuro más próspero para sus organizaciones y para su contexto. “La gran tarea de la alta dirección ha de ser entender que es un territorio competitivo y altamente positivo”, ha señalado Salvatella. “Actualmente se diferencia entre el líder administrador, el gestor de una realidad y el líder emprendedor, capaz de reconfigurar la empresa”. Por otro lado,  Alejandro Gregory, CEO de Reinsurance Solutions de Aon, cree que “el principal reto de la alta dirección es mantener la capacidad de liderazgo en entornos variables y de transformación permanente”. Ello se traduce en “lograr sobrevivir en un mercado complejo, mejorar los procesos y tener la capacidad de implementar constantemente la tecnología en la empresa”, ha añadido.

Estas son las principales conclusiones extraídas del II Foro ESADE Alumni en Latinoamérica, celebrado el pasado 4 de mayo, y que ha reunido a 170 antiguos alumnos de ESADE de toda la región latinoamericana.a, bajo el título ‘Innovar para sobrevivir en un entorno empresarial global’. El II Foro de ESADE Alumni en Latinoamérica ha contado también con las intervenciones de Koldo Echebarria, director general de ESADE; Diego Cardona, presidente del Chapter Colombia ESADE Alumni, e Iñaki Ocaña, director de Relaciones Internacionales de ESADE Alumni.

Los temas de este blog:
Esade
Esade
Fundada en 1958, Esade es una institución académica global, con campus en Barcelona y Madrid, y presente en todo el mundo a través de acuerdos de colaboración con 185 universidades y escuelas de negocios. Cada año, más de 11.000 alumnos participan en sus cursos, en las tres áreas formativas: Business School, Law School y Executive Education. Esade Alumni, la asociación de antiguos alumnos de Esade, cuenta con más de 60.000 antiguos alumnos y dispone de una red internacional de 72 chapters, con alumni de hasta 126 nacionalidades, presentes en más de cien países. Esade participa también en el parque de innovación empresarial Esade Creapolis, un ecosistema pionero que tiene como objetivo inspirar, facilitar y acelerar los procesos de innovación de las empresas que participan en él. De vocación internacional, Esade ocupa destacadas posiciones en los principales rankings mundiales de escuelas de negocios como Financial Times, QS, Bloomberg Businessweek o América Economía.

No comments so far!

Leave a Comment

Abrir la barra de herramientas