Por Valtencir M. Mendes, jefe de proyectos internacionales de la Fundación Jaume Bofill y alumno del programa de formación Liderazgo e Innovación Social (LIS 2014-2015) de ESADE.

IDEAMERICAS-Infografia Valtencir Mendes

Hoy en día, se habla mucho de innovación y liderazgo. En el mundo de los negocios, este es el binomio más deseado. Se buscan líderes que sean capaces de orientar su organización hacia la innovación y que esta les lleve a mejorar sus resultados. Buena prueba de ello es que estos conceptos se han convertido en asignaturas indispensables en los planes de estudios de numerosas escuelas de negocios del mundo. Sin embargo, ¿es esta una necesidad exclusivamente de las empresas?

Hace años que numerosas organizaciones del tercer sector, ONG, empresas sociales, fundaciones y todas aquellas entidades “sin afán de lucro” han detectado la necesidad de avanzar hacia un liderazgo social que incorpore la innovación como ingrediente fundamental para el desarrollo de su misión. Esta tendencia también puede observarse en los institutos o centros de innovación social de algunas instituciones universitarias, como Stanford, Harvard, Oxford o ESADE, así como en entidades surgidas en el tercer sector, como Ashoka, Acumen, la Young Foundation, Nesta, la Schwab Foundation, etc.

Por tanto, el mundo de los negocios y el tercer sector coinciden en esta búsqueda constante de la innovación y el liderazgo. No obstante, para que haya innovación, son imprescindibles dos ingredientes: la diversidad y la interdisciplinaridad. La evidencia nos indica que, cuanto más diverso es el entorno, cuantas más personas y organizaciones de diferentes contextos, culturas y áreas de formación conviven, más posibilidades se dan para la innovación. ¿Y qué más se necesita para crear estos espacios? Un liderazgo claro que impulse la organización a trabajar en este sentido.

Los retos que hemos de afrontar como sociedad local y global son demasiados complejos para que los asuma un único sector de nuestra sociedad. Necesitamos alianzas, estrategias multisectoriales y la voluntad de trabajar conjuntamente y de manera interdisciplinaria. ¿Acaso la innovación y el liderazgo pueden convertirse en la lingua franca que posibilite estas nuevas alianzas? Esto fue lo que llevó a una pequeña organización de Catalunya, la Fundació Jaume Bofill (FJB), a establecer una alianza con uno de los think tanks más influentes del mundo: la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El desafío conjunto identificado por ambas organizaciones fue el estudio y la detección de casos prácticos de innovación educativa, centrándose concretamente en el liderazgo para el aprendizaje. Desde una visión educativa que no se centra exclusivamente en la escuela y que apela a la corresponsabilidad de todos los agentes, identificaron innovaciones que venían impulsadas por nuevos estilos de liderazgo, como el liderazgo distribuido. Este tipo de liderazgo no se basa en el modelo del “dios Sol”, del líder centralizador, sino que consiste en un proceso dinámico que incorpora a personas de diferentes perfiles que se sienten interpeladas por la misión institucional y que asumen unas responsabilidades concretas.

Este caso muestra, además, que las alianzas no tienen por qué ser necesariamente entre organizaciones locales o del mismo tipo o tamaño. Lo importante es salir de la zona de confort, identificar un desafío compartido y trabajar para su ejecución. En el ámbito de las organizaciones no lucrativas, el ejemplo comentado nos sugiere que acaso habría que identificar cuáles son las áreas y las prioridades con más posibilidades para la innovación. Un área considerada “clásica”, como la educación, tiene todavía mucho camino por recorrer para lograr la innovación y la colaboración multisectorial e internacional.

Innovar ha de ser una acción transversal en todos los sectores. En el lucrativo, porque es la única manera de seguir existiendo como empresa y, en el tercer sector, porque sus usuarios no pueden permitirse el lujo de esperar aún más para que sus necesidades sean atendidas. En muchos casos, están en juego su presente, su futuro y su propia existencia como seres humanos.

Valtencir M. Mendes (@ValMMendes) es Doctor europeo en Ingeniería de proyectos y sistemas (UPC/Universidad de Glasgow), Responsable de Proyectos Internacionales en la Fundación Jaume Bofill, y alumno del programa de formación Liderazgo e Innovación Social (LIS 2014-2015) de ESADE.

El Programa de Liderazgo e Innovación Social aspira a facilitar la formación continua de las personas que tienen responsabilidades directivas en las ONG, otras organizaciones no lucrativas y los emprendimientos sociales. A través de módulos independientes pero complementarios, se tratan temas que son reconocidos como de gran utilidad para los directivos del sector.
 
La Fundación Jaume Bofill es una fundación cultural privada catalana, sin ánimo de lucro, que promueve iniciativas que facilitan el conocimiento de nuestra sociedad y que impulsan realizaciones que contribuyan a su mejoramiento, a través de la supresión de las desigualdades de todo tipo, existentes entre las personas, entre los grupos y entre los pueblos; y de la extensión de la educación y la cultura en el sentido amplio, a todos aquellos que, por las circunstancias sociales, se encuentran más carentes.
 
Los temas de este blog:
Esade
Sobre el autor: ESADE es una institución académica internacional con más de cincuenta años de historia. Su principal patrimonio son las personas: profesores y profesionales al servicio de la formación y de la investigación. Desde sus aulas ESADE aboga por el rigor y la excelencia académica, contribuyendo así al debate público y a la transformación social. El amplio reconocimiento de ESADE, avalado por los principales ránkings internacionales, destaca por la calidad de su enseñanza, su carácter internacional y su marcada orientación al desarrollo integral de las competencias, tanto profesionales como personales. Desde que celebró su 50º aniversario, ESADE ha adoptado ‘Inspiring Futures’ como lema institucional. Con ello, la escuela muestra su intención de fomentar el espíritu renovador en el mundo de la Empresa y el Derecho.

No comments so far!

Leave a Comment

Abrir la barra de herramientas