Por Sira Abenoza, profesora del departamento de Ciencias Sociales de ESADE Business and Law School.

La falta de diálogo en la sociedad es una de las principales amenazas actuales a la democracia. La estratificación social hace que cada vez sea más improbable compartir espacios con personas que provienen de realidades distintas a las propias. Hoy en día, cada clase social vive, trabaja y disfruta de su tiempo de ocio en espacios diferenciados.

Estas barreras que nos dividen y la inexistencia de espacios compartidos están debilitando o imposibilitando el desarrollo de una auténtica ciudadanía democrática. Porque, tal como nos recuerda el filósofo americano Michael Sandel, “si la gente vive en esferas cada vez más separadas, el sentido de ciudadanía y del bien común resulta más difícil de sostener”.

El curso Filosofía en la cárcel es una lanza a favor de la creación de espacios de diálogo democrático, del fortalecimiento del sentido de ciudadanía y de una formación más holística y profunda para los estudiantes de Derecho. Puesto que la sociedad, en general, prácticamente no ofrece espacios donde tratar sobre cuestiones como la felicidad, el miedo o el respeto, ya que estos temas han sido prácticamente eliminados del diálogo público, sabemos que es todavía más improbable que este tipo de debates se lleven a cabo entre las clases sociales más apartadas.

Con el curso Filosofía en la cárcel, ESADE propone acercar a dos colectivos, los presos y los estudiantes de Derecho, muy alejados entre sí, que en el futuro tendrán que trabajar juntos. Dos colectivos a los cuales, desgraciadamente, la sociedad no proporciona la ocasión de conocerse y entenderse previamente.

FilosofiaPrisión_ESADE

Dar a un grupo de presos la oportunidad de hacer un curso con estudiantes de Derecho supone dejarles entrar en contacto con el exterior, acercarse en términos de igualdad a unos sistemas de pensamiento diferentes, reforzar su autoestima y mejorar las posibilidades de su inserción total – como demuestran diversos estudios sobre los beneficios de la educación universitaria en los presos como mecanismo que facilita su reinserción social.

El hecho de que un grupo de estudiantes de ESADE se desplace a un centro penitenciario para realizar un curso con presos en términos de igualdad es un gesto claro de dignificación. Ofrecer este curso en la cárcel significa atribuir un valor a las personas que viven allí, reconocerlas dignas de recibir un curso universitario y del esfuerzo que hacen los estudiantes al desplazarse hasta su residencia. Mediante este ejercicio, los presos consiguen profundizar en sus propias ideas y en las de un colectivo diferente al suyo; se abren a la diversidad y desarrollan su conciencia ciudadana.

Con respecto a los estudiantes de Derecho, hacer un curso en prisión los hace mejores profesionales, puesto que llegan a conocer de primera mano la realidad penitenciaria y comprenden mejor qué significa estar preso. Este conocimiento, que solo se puede adquirir mediante la experiencia y no en los libros, les capacita para desarrollar mejor su actividad de abogados. Asimismo, el hecho de ser partícipes de un espacio de diálogo como este refuerza su conciencia social y ciudadana.

En definitiva, este curso busca promover el pensamiento crítico a través del diálogo, rompiendo las barreras mentales que generan los prejuicios y que impiden desarrollarnos como personas y como profesionales. Y, para conseguirlo, pone en común ideas y pensamientos sobre temas claves como: cómo conocerse a sí mismo, qué es la felicidad, qué es el miedo, qué es la responsabilidad, etc. Y los contrasta con las ideas de algunos grandes filósofos, como Sócrates, Aristóteles, Epicuro, Séneca… Mediante esta puesta en común de ideas, a través del diálogo socrático y del acercamiento al pensamiento de algunos filósofos, se profundiza en el conocimiento de uno mismo y de los demás.

Después de tres ediciones, la experiencia nos ha demostrado el impacto vital positivo que tiene este ejercicio en ambos colectivos. El documental realizado a partir del curso Filosofía en la cárcel, producido por Mediapro y ganador del Premio al Mejor Documental en la SEMINCI 2015, es un fiel reflejo del impacto que este ejercicio provoca en sus participantes y es una forma de extender su impacto en la sociedad. Un ejemplo más de nuestro compromiso por formar a profesionales del futuro y para el futuro, y de incidir positivamente en la sociedad mediante la educación.

Sira Abenoza es profesora del departamento de Ciencias Sociales de ESADE Business and Law School.

Los temas de este blog:
Esade
Sobre el autor: ESADE es una institución académica internacional con más de cincuenta años de historia. Su principal patrimonio son las personas: profesores y profesionales al servicio de la formación y de la investigación. Desde sus aulas ESADE aboga por el rigor y la excelencia académica, contribuyendo así al debate público y a la transformación social. El amplio reconocimiento de ESADE, avalado por los principales ránkings internacionales, destaca por la calidad de su enseñanza, su carácter internacional y su marcada orientación al desarrollo integral de las competencias, tanto profesionales como personales. Desde que celebró su 50º aniversario, ESADE ha adoptado ‘Inspiring Futures’ como lema institucional. Con ello, la escuela muestra su intención de fomentar el espíritu renovador en el mundo de la Empresa y el Derecho.

No comments so far!

Leave a Comment

Abrir la barra de herramientas