Por Pau Mas, responsable del Área de Debate Social de ESADE.

El debate sobre los asuntos colectivos adquiere una dimensión inequívocamente democrática cuando trasciende la esfera privada y se sitúa en la esfera pública. Es entonces cuando el debate merece ser adjetivado como público. Y es entonces también cuando cumple una triple función, indispensable para el buen funcionamiento de toda democracia: el debate público como testimonio y, simultáneamente, como garante de la libertad de expresión; el debate público, como ingrediente básico de la transparencia democrática (aquello que la expresión “luces y taquígrafos” resume de forma tan gráfica), y el debate público, como fuente de mejora de las decisiones públicas.

No en vano, Amartya Sen se refiere a la democracia como gobierno por discusión. Y no en vano filósofos y teóricos como Jürgen Habermas, Jon Elster, Benjamin Barber y tantos otros insisten en la idea de la deliberación como fundamento de una democracia fuerte. Por ello, prescindir del debate público equivale a desvirtuar la democracia, en la medida que la deliberación es fácilmente sustituida por la tentación tecnocrática (en el mejor de los casos) o por la tentación autoritaria (en el peor de los casos), desprovistas ambas de legitimidad democrática.

La necesidad de diálogo social, de debate público y de deliberación es imprescindible, y resulta más acuciante cuando mayores son los retos a que se enfrenta una comunidad política en un momento dado. Es por ello que ESADE, constatando que el mundo se halla inmerso en un proceso de cambio sin precedentes, que los problemas tienen una complejidad creciente y que las respuestas políticas tradicionales van quedando cada vez más obsoletas, ha impulsado la iniciativa denominada Big Challenges.

BigChallenges-Ideaméricas_4

Big Challenges es el marco en el cual ESADE quiere llevar a cabo un debate público de calidad, en diálogo constante con la sociedad, que contribuya a mejorar nuestro futuro colectivo. Queremos identificar y analizar las grandes tendencias de fondo, aquellos movimientos “tectónicos” que están contribuyendo más decisivamente a cambiar nuestras vidas, aunque tal vez aún no seamos capaces de percibirlo en nuestro día a día. Queremos comprender mejor las dinámicas de nuestro mundo; formular las preguntas adecuadas para ofrecer las respuestas correctas; proponer soluciones innovadoras a problemas inéditos, y contribuir, mediante el diálogo, a cambiar actitudes, comportamientos y mentalidades.

En resumidas cuentas, Big Challenges quiere ser un espacio de reflexión, de encuentro y de debate. De un debate libre, sereno e informado. De un debate que, en definitiva, enriquezca la esfera pública y fortalezca la democracia.

Para más información: ESADE Big Challenges

Pau Mas, responsable del Área de Debate Social de ESADE.

Los temas de este blog:
Esade
Esade
Fundada en 1958, Esade es una institución académica global, con campus en Barcelona y Madrid, y presente en todo el mundo a través de acuerdos de colaboración con 185 universidades y escuelas de negocios. Cada año, más de 11.000 alumnos participan en sus cursos, en las tres áreas formativas: Business School, Law School y Executive Education. Esade Alumni, la asociación de antiguos alumnos de Esade, cuenta con más de 60.000 antiguos alumnos y dispone de una red internacional de 72 chapters, con alumni de hasta 126 nacionalidades, presentes en más de cien países. Esade participa también en el parque de innovación empresarial Esade Creapolis SADECREAPOLIS, un ecosistema pionero que tiene como objetivo inspirar, facilitar y acelerar los procesos de innovación de las empresas que participan en él. De vocación internacional, ESADE ocupa destacadas posiciones en los principales rankings mundiales de escuelas de negocios como Financial Times, QS, Bloomberg Businessweek o América Economía.

No comments so far!

Leave a Comment

Abrir la barra de herramientas