La crisis sanitaria y económica mundial causada por la pandemia de COVID-19 ha puesto de manifiesto una vez más la necesidad de salvaguardar la cooperación internacional para hacer frente a los grandes retos globales de nuestra época. La prevención de futuras pandemias y la protección de la salud global; la recuperación de la economía global y la reducción de la desigualdad y la pobreza, o la cuenta atrás en la lucha contra el cambio climático, son ejemplos de ello, en la medida en que requieren de una acción colectiva, con un enfoque colaborativo y multinivel.

El tablero de juego, sin embargo, se ve dificultado por diversos factores, entre los cuales cabría destacar el deterioro en las relaciones entre China y los Estados Unidos, dos potencias mundiales enfrentadas en una guerra comercial y tecnológica, así como el hecho de que varias organizaciones internacionales –como la Organización Mundial del Comercio, o las Naciones Unidas– se encuentran debilitadas y restringidas en su capacidad de acción, debido al descrédito que reciben por parte de actitudes contrarias al multilateralismo en el panorama político internacional: el eslogan ‘America First’ del presidente Donald Trump, pero también, el negacionismo, las fake news, o las posiciones anticientíficas ante desafíos de escala global, como la pandemia o el cambio climático, serían epítomes de este tiempo.

En un mundo post-COVID-19, ¿seremos capaces de subsanar las deficiencias de las actuales cadenas globales de valor y, a la vez, preservar el enfoque colaborativo que necesitamos para hacer frente a los grandes desafíos mundiales? En una sesión organizada por Esade, Javier Solana, presidente del EsadeGeo-Center for Global Economy and Geopolitics, en conversación con Marie Vandendriessche, investigadora sénior del mismo centro, ofrecieron una mirada panorámica en torno a estas cuestiones:

 

Los temas de este blog:
Esade
Esade
Fundada en 1958, Esade es una institución académica global, con campus en Barcelona y Madrid, y presente en todo el mundo a través de acuerdos de colaboración con 185 universidades y escuelas de negocios. Cada año, más de 11.000 alumnos participan en sus cursos, en las tres áreas formativas: Business School, Law School y Executive Education. Esade Alumni, la asociación de antiguos alumnos de Esade, cuenta con más de 60.000 antiguos alumnos y dispone de una red internacional de 72 chapters, con alumni de hasta 126 nacionalidades, presentes en más de cien países. Esade participa también en el parque de innovación empresarial Esade Creapolis, un ecosistema pionero que tiene como objetivo inspirar, facilitar y acelerar los procesos de innovación de las empresas que participan en él. De vocación internacional, Esade ocupa destacadas posiciones en los principales rankings mundiales de escuelas de negocios como Financial Times, QS, Bloomberg Businessweek o América Economía.

No comments so far!

Leave a Comment

Abrir la barra de herramientas