Economía

Global Development Horizons 2011

0
libro.jpg

El Banco Mundial da a conocer que hacia 2025, seis grandes economías se unirán al concierto de las economías más poderosas. Brasil, China, India, Indonesia, Corea del Sur, y Rusia contarán por más de la mitad de todo el crecimiento económico global.

Inscríbase en nuestros newsletters

Por

Hoy experimentamos la transición hacia un nuevo orden mundial donde una distribución más equilibrada del poder económico será la principal característica. 

En este sentido, la presente edición del volumen insignia del Banco Mundial, Global Development Horizons 2011, aborda tres tendencias económicas fundamentales: el balance del crecimiento global que verá ceder los países desarrollados ante las economías emergentes; las compañías que se enfocan a mercados emergentes entran al mapa como fuerzas globales en los negocios; y por último, el sistema monetario internacional evolucionará hacia un régimen donde imperarán varias monedas. 

La primera edición de Global Development Horizons consiste en la publicación de un libro impreso, que se acompaña y complementa con un sitio web (http://www.worldbank.org/GDH2011), el cual aporta información concerniente a la metodología aplicada para la confección del reporte, así como los datos recogidos y su análisis. El sitio online brinda además acceso a blogs relacionados con el tema, y se espera que en el futuro contribuya a a una generación de un discurso multipolar en lo relacionado al cambio económico global y su repercusión en las políticas de desarrollo.

El reporte ha llamado la atención de importantes medios de comunicación:

Los días del dominio económico global de Estados Unidos están contados. El más reciente reporte realizado por el Banco Mundial prevé que hacia 2025, un mundo multipolar habrá emergido en el cual las economías más influyentes estarán situadas tanto en países desarrollados y como emergentes”.
- Pereira, Forbes

“Hacia 2025, según vaticina el Banco Mundial, los Estados Unidos, la zona Euro y China constituirán los tres más grandes polos económicos en el mundo. De estos partirá el estímulo para el crecimiento de otros países a través del comercio, las finanzas y el desarrollo tecnológico. Así se creará una demanda global por sus monedas, no solamente por el dólar”.
- Somerville, Reuters

En profundidad

Únase a la conversación