Educación
0
charles-deluvio-bxqomf5tvdk-unsplash.jpg

Vida estudiantil en pandemia: haciendo comunidad a través de un clic

Producto del confinamiento obligatorio, muchas actividades planificadas por las organizaciones estudiantiles de las b-schools tuvieron que suspenderse, al menos, presencialmente. Sin embargo, pudieron continuar realizándose gracias a la tecnología. Es así como varios clubes han continuado con sus actividades, incluso, más allá de sus fronteras.

Por

Antes de la pandemia, el club “Finance & Capital Markets” de IE Business School realizaba eventos como seminarios, charlas o presentaciones de compañías en algunas aulas de la escuela, generalmente los días de semana por la tarde. Tras el COVID-19, comenzaron a organizar eventos online que ahora les permite llegar a una mayor audiencia y tener a relatores de todo el mundo.

Producto del confinamiento, varios estudiantes de escuelas de negocios tuvieron que dejar las aulas, algunos, incluso, volvieron a sus países de origen. Y el centenar de actividades que organizaban hasta entonces los clubes de alumnos al interior de las b-schools también tuvieron que ser repensados. Al igual que como se hizo con las clases que pasaron de presenciales a remotas, las actividades vieron la posibilidad de continuar gracias a la tecnología.

En INCAE y Stanford Graduate School of Business también tuvieron que adaptarse. En la escuela estadounidense, por ejemplo, tanto profesores como estudiantes se propusieron apoyar a sus comunidades para mantener el mismo entorno previo a la pandemia, lo que para ellos fue clave para seguir realizando sus eventos. Es así como se han realizado más de 100 actividades en línea con la asistencia de más de 2.100 estudiantes.

Y en INCAE, donde tienen nueve organizaciones estudiantiles, la mayoría de estos se sumaron a múltiples iniciativas para enfrentar lo que estaba pasando con el COVID-19. Fue así como realizaron un concurso de fotografía que registrara cómo estaban viviendo la cuarentena, una charla sobre resiliencia y sostenibilidad en tiempos de crisis globales, y un conversatorio de emprendimiento, entre otras cosas.

(Actividad presencial organizada po un club de IE antes de la pandemia)

La amenaza como una oportunidad

Cuando inició el estado de alarma en España, varios de los estudiantes de IE se preguntaron qué pasaría con las actividades en las que habían estado meses trabajando. Lo que en ese minuto parecía una amenaza se convirtió en una oportunidad: alrededor de 67 clubes de estudiantes han desarrollado más de 300 actividades online abiertas a toda la comunidad, sobrepasando los 11.000 espectadores.

Desde IE comprendieron que en tiempos de confinamiento, las actividades sociales son precisamente más críticas que nunca. “Entendimos que todo lo que era posible llevar online lo íbamos a hacer, había que buscar una solución. No se puede romper ese vínculo con la comunidad, tienen que sentir que pertenecen a una familia que les apoyará hoy y siempre”, dice Juliana Pereira, directora de Campus Life de IE Business School.

Y es que en IE, INCAE y Stanford GSB, restacan el aporte que ha tenido la tecnología para poder seguir desarrollando estas instancias. “Cada una de nuestras aulas está acondicionada para llevar a cabo sesiones online con grupos virtuales y grupos presenciales al mismo tiempo, respetando las distancias y soportado con audio y visuales de alta calidad, así como internet veloz y estable, con un equipo de TI dedicado a dar soporte en cualquier momento”, señala Claudia Quintanilla Sirias- gerente de Programas MBA de INCAE.

A esto, Paul Oyer, decano asociado senior para Asuntos Académicos de Stanford GSB, añade que los eventos se han organizado en la plataforma creada por los estudiantes, Team Positivity Contagion, la cual “sirve como una forma de conectar a los compañeros después de que muchos permanecieron en el campus luego que se cancelaron los planes de viaje de las vacaciones de primavera”. Además, Oyer agrega: “Hemos podido planificar y ejecutar más eventos mientras estamos en cuarentena, ya que nos apoyamos en plataformas en línea que requieren menos planificación inicial que los eventos en persona a gran escala".

Como una familia

Para las b-schools es sumamente importante la vida estudiantil, ya que genera lazos y sentido de comunidad entre sus estudiantes. También los empodera -ayudándoles a desarrollar habilidades para mejorar su empleabilidad- y hasta les permite interactuar con alumnos de otras escuelas.

Juliana Pereira dice que desde el Campus Life de IE apoyan a más de 100 clubes para que amplíen su círculo de amistades a través de actividades entre organizaciones estudiantiles y entre escuelas. “Los estudiantes pueden encontrarse con líderes, científicos y políticos y aprender a desarrollar responsabilidades, liderazgo y gestión en la práctica, en la medida que son ellos quienes los dirigen. Se trata, por lo tanto, de algo básico dentro de la experiencia y el aprendizaje universitario”, indica.

Es por eso que junto con desarrollar una serie de habilidades a través de estos clubes, los estudiantes se siguen sintiendo parte de un grupo, sobre todo en estos momentos de incertidumbre. A raíz de esto, se habla tanto de comunidad, pertenecer y aportar valor.

En el caso de Stanford GSB, los eventos buscan en gran medida fomentar este entorno para la inclusión, como un foro para que los estudiantes colaboren, discutan y finalmente crezcan juntos como líderes decididos y con principios. “La comunidad es fundamental para sentirse ‘en casa’ en la escuela de negocios, lo que beneficia a los estudiantes ya que se sienten capacitados para perseguir nuevos proyectos y emprendimientos con el apoyo de quienes los rodean”, explica Paul Oyer.

“El reto es poder hacer que los estudiantes sientan que pertenecen y que contribuyen. La comunicación y las plataformas para poder interactuar son primordiales”, agrega Pereira. 

Aportar valor

Es a partir de esto, que en varias escuelas han mantenido las actividades de los clubes, pero también eventos que sean valiosos para todas las personas, aunque no pertenezcan a la escuela. Oyer dice que querían asegurarse de proporcionarles recursos para navegar este cambio y pensar críticamente sobre el mundo y los acontecimientos a su alrededor. Para eso, explica, “realizamos eventos sobre liderazgo en crisis, cómo aplicar diferentes estrategias y mantener una mentalidad creativa al resolver problemas, entre otros”.

A esto se suma que la escuela estadounidense elaboró junto con el Centro de Gestión Profesional un plan para crear cerca de 150 oportunidades para estudiantes que buscan pasantías, así como eventos que alientan a los estudiantes a reflexionar sobre este histórico momento.

Desde IE, Pereira añade que “tenemos una plataforma donde pueden acudir todos y aprovecharse de ideas, recursos y partners que alivian un poco el día a día. Esta compilación es el Sanity Guide, una guía que actualizamos semanalmente con recursos, noticias, información que mantiene la mente entretenida, sana y llena de hermosos momentos. Vía nuestras redes sociales compartimos tips semanales y posts diarios que giran alrededor de diferentes temáticas y también hemos lanzado una serie nueva con el periódico universitario, IEU Stork dirigido por estudiantes”.

En la Universidad del Norte de Colombia (Uninorte), por ejemplo, desde que inició la cuarentena la agenda de eventos se trasladó a la virtualidad, aprovechando todo tipo de herramientas y formatos. “La programación ha sido amplia y participativa: en alrededor de 60 días hemos realizado cerca de 200 transmisiones en las que la política, la cultura, la ciencia, el arte, la historia, las noticias, la ingeniería y la movilidad, por citar solo algunos temas, han sido motivo de encuentro de audiencias diversas.  La Feria Profesional, dirigida a egresados de la institución, las Ceremonias de Grados, el Festival Cayeye, la Feria Virtual de Posgrados, la Semana del Derecho, han sido algunos de los eventos más concurridos”, explican.

En el caso de INCAE, donde la regla de oro es aportar valor, han realizado más de 40 webinars, más de 20 podcasts específicos alrededor del tema de COVID-19 y una serie de eventos desarrollados en distintos países. “Comenzamos con temas generales para entender el impacto de la pandemia en las economías de la región. Luego desarrollamos webinars con temas más específicos por miembros de la facultad, explicando el impacto de la pandemia en áreas específicas como Marketing, Supply chain, Tecnología o Liderazgo, pero tomando en cuenta la necesidad de cada momento”, indica Paul Juárez, director de Admisiones.

Después de todo, en IE reflexionan: “Esperamos que cuando volvamos a la nueva normalidad en el campus sigamos contando con instancias en vivo, que sin duda son muy llamativas para hacer networking, pero que no dejen fuera a quienes no pueden asistir presencialmente. Que puedan tener acceso al contenido que desde nuestro club preparamos con mucho trabajo y profesionalismo, siempre pensando en el mejor beneficio para nuestros miembros”.

Finalmente, las escuelas pudieron aprovechar la tecnología y no solo dar continuidad a los eventos que organizaban las organizaciones estudiantiles, sino que también revitalizar su valor como escuelas, entregando información.

En profundidad

Únase a la conversación