Educación

Viceministro de Deportes de República Dominicana: “El Multinational MBA me llevó a tener una visión más amplia del mundo”

0
marcosdiaz2.jpg

La autoridad dominicana, graduado del programa de educación para ejecutivos Multinational MBA, impartido conjuntamente por ESADE Business School y Adolfo Ibáñez School of Management en Miami, valora que sus compañeros fueran tomadores de decisiones ya que, en su experiencia, ello enriqueció las clases y le dió un network más allá del aula.

Por

Marcos Díaz siempre tuvo en su cabeza un objetivo: volver a un aula. Era una idea que venía madurando cuando aún era deportista de elite, una disciplina que lo llevó a ser campeón mundial en nado de ultradistancia en aguas abiertas.

Tras asumir su cargo como viceministro de Deportes, Díaz quería volver a estudiar -previamente se formó en Administración y Dirección de Empresas, así como en Dirección de Marketing en el Instituto Tecnológico de Santo Domingo- , pero no era una decisión sencilla.

“Es un cargo que no tienes horario ni días libres y te la pasas apagando fuegos”, explica.

Pero cuando supo del Multinational MBA, impartido por ESADE junto con la Adolfo Ibáñez School of Management (UAI), no dudó en tomar el programa, lo que celebra hasta el día de hoy.

“Mi mayor aprendizaje en el Multinational MBA fue la posibilidad de ver con mayor amplitud cualquier proyecto. Me gustan los proyectos transformadores, van con mi manera de ser; no estoy hecho para quedarme haciendo una actividad de manera mecánica”, sentencia Díaz.

Pero el factor humano, la interacción con otros, es algo que también marcó al viceministro al interior de este MBA. Porque “el MBA te lleva a hacer una evaluación personal muy profunda y no puedes dejar de lado un elemento como ese. Si estás dirigiendo equipos de trabajo, por ejemplo, con mayor razón debes encontrarte contigo mismo”, comenta.

De los ocho módulos que tenía el programa de Díaz, cuatro fueron en Miami, y los otros cuatro se repartieron entre Santiago de Chile, Barcelona (España), Sillicon Valley (California) y China, con cursos en Beijing y Shángai.

“Los módulos eran de calidad. Tenían temas muy interesantes. En Barcelona, por ejemplo, tuvimos una charla y exposición del director de Vueling, la aerolínea de bajo costo. En Santiago, el módulo tenía como coordinador a un ex ministro de Hacienda chileno; eso te da cuenta del nivel de preparación de los expositores y contenidos”, rememora.

-¿Qué otros elementos destacaría en su paso por el programa?

Primero, que se ajustara plenamente a mis tiempos. Los cursos se dictan durante una semana, cada dos meses, y en mi cargo es muy difícil desconectarte en el día a día. Destinar una semana completa a estudiar sin mayores interrupciones fue algo positivo.

En segundo lugar, destacaría la calidad de mis compañeros, con quienes comparto hasta el día de hoy. Fue algo excelente. Eran tomadores de decisión, y para mí ello fue clave, ya que las discusiones y puntos de vista enriquecían enormemente los cursos, más allá de la calidad de los profesores, por cierto. Accedes a un network real; no es que solo conozcas a tus compañeros en las aulas, es algo que va más allá.

-¿Cómo lo ayudó el programa en su formación laboral?

Muchos de los trabajos de los módulos eran aplicables a las labores diarias, eso es algo muy valioso y que se aprecia aún más en una posición de mando.

En profundidad

Únase a la conversación