Recursos Humanos
0
mateus-campos-felipe-fsgzm8n0hiy-unsplash.jpg

Teletrabajo: el papel de los jefes para reencantar a su equipo

En medio de una crisis, el rol de las jefaturas debe ser activa y cercana, lejos de la actitud fría y distante con que algunos creen que deben enfrentar un momento de incertidumbre. A continuación, cómo llevar el liderazgo virtual a otro nivel a través de una gestión positiva.

Por

Para que la gestión del teletrabajo sea exitosa, la relación entre el equipo y los jefes debe ser estrecha, colaborativa y con una comunicación fluida. De esta forma, el clima organizacional será agradable y se evitará que a largo plazo haya una alta rotación de personal.

Esto es clave en estos momentos, cuando la pandemia no solo aceleró la transformación digital, sino que está cambiando la estructura organizacional y cómo se ejerce el liderazgo. Han aumentado las medidas para que disminuya el estrés de los empleados, así como también se han creado instancias para mantener a los equipos informados y unidos.

La falta de comunicación puede generar un mal clima laboral, donde haya dudas, rumores y miedos entre el equipo, desencadenando una baja en la productividad que terminará afectando a la empresa.

En esto, el liderazgo es fundamental. Son los jefes quienes conocen las debilidades y fortalezas de los trabajadores. Ellos deben apoyar y orientar al equipo en el tránsito hacia la adaptación a este nuevo formato remoto y más flexible.

En el reporte "Liderazgo de Equipos Virtuales", de Deloitte, se indica que para llevar el liderazgo virtual al siguiente nivel se requieren de algunos principios, entre ellos: comunicarse de forma estratégica; empoderar y promover el autoliderazgo; y asegurar el bienestar.

Jaime Marín, director de Programas Abiertos de Educación Ejecutiva de la Facultad de Administración de la Universidad de los Andes (Uniandes) también coincide en que la comunicación y el liderazgo son claves para hacerle frente a los retos actuales y futuros.

Desde Deloitte comentan que si no hay nada que comunicar, es aconsejable informar lo que se está haciendo y cómo se está planificando o actuando. También se debe delegar quién se hará cargo de dar a conocer la información y, al mismo tiempo, hacer esfuerzos por innovar en cómo se entrega ese contenido.

Ante esto, Marín dice: "El manejo de la información, tanto interna como externamente, son factores esenciales para la gestión de expectativas de los diversos stakeholders, además de una capacidad única para lograr transmitir mensajes claros de decisiones complejas y persuasivos sobre los nuevos rumbos estratégicos".

En las empresas han apostado por mantener a sus trabajadores al tanto de todo, ya sea con correos electrónicos o con plataformas habilitadas para consultar sobre diferentes temas, aclarando dudas y orientando sobre el COVID-19: información del virus, cómo este escenario está afectando a la empresa y los pasos a seguir, sobre todo ahora cuando los países están en proceso de desconfinamiento y algunos trabajadores pueden volver a las oficinas.

Empoder al equipo es igual de importante. En el documento de Deloitte se aborda que lo conveniente es explorar mecanismos virtuales de trabajo para llevar los principios ágiles al extremo: fallar, avanzar y aprender. Al confiar en el equipo, se les permite actuar y probar cosas nuevas. También es aconsejable prestar atención a mantener el bienestar de los trabajadores, alentando al equipo a establecer límites y condiciones para su trabajo. Es positivo promover rutinas saludables, sobre todo, considerando que suele haber sobrecarga de trabajo.

Conscientes de la necesidad de apoyar a sus colaboradores, en Wom Chile han organizado talleres de contención emocional en los que psicólogos ayudan a manejar los recursos para la autocontención a través de herramientas de autocuidado y regulación.

En Sodexo, en tanto, están implementando cada cierto tiempo coffee break virtuales para que sus colaboradores puedan relajarse y olvidarse del trabajo. “Sabemos que existe un desgaste de las personas por el excesivo uso de un computador o el tiempo que se pasa frente a una pantalla, pero tal vez, las compañías podrían organizarse y tomar una hora, de un día, de su horario laboral en la semana para mantener estas reuniones amigables y así evitar pasar un tiempo más en la pantalla”, dice Marcela Del Barrio, directora de Gestión de Personas de Sodexo Beneficios e Incentivos.

Desde WOM, Sandra Díaz, directora de Valor Humano, indica que “sabemos que ahora más que nunca es de suma importancia contribuir al bienestar de nuestros colaboradores, en donde necesitan apoyo y contención emocional para compatibilizar su vida personal y profesional desde el hogar. Es por eso que como compañía estamos trabajando en ciertas iniciativas que generan contención, orientación e intervención psicológica para todos aquellos que lo necesiten”.

El papel de los jefes

El liderazgo también es crucial cuando se trata de crear instancias de relajo en el equipo, pero dependerá del nivel de jerarquía y del grado de confianza para que las actividades no parezcan una obligación. Marín señala que "en situaciones como la actual, es importante dejar atrás los paradigmas del líder tradicional y actualizarse a una visión de líder transformador, estratégico y para el desarrollo de la organización".

Del Barrio, de Sodexo, indica que las jefaturas cumplen un rol fundamental y son una parte responsable para distender la relación entre los equipos de trabajo. Esto también tiene que ver mucho con la confianza y con el conocimiento que tienen los líderes de sus grupos. "Es ideal que las jefaturas puedan partir las reuniones con temas de conversaciones más personales, situación de cada uno de los colaboradores durante la pandemia, para así saber la realidad de cada uno de ellos y entender si tienen alguna dificultad para realizar el teletrabajo. Generar espacios de relajo que no tengan que ver con el trabajo, como por ejemplo con un happy hour virtual, entre otras cosas", dice.

Y no menos importante, para que los jefes puedan motivar a sus trabajadores deben creer que esto es necesario. Es por eso que en algunas empresas se encargan de capacitar a las jefaturas para que entiendan la importancia de este tipo de enfoque, se motiven y puedan transmitirlo al equipo.

Para Miguel Terlizzi, de HuCap, “No todos los líderes tienen la habilidad de contagiar a los colaboradores para que traduzcan su día a día a más y mejores resultados que se necesitan primordialmente en contextos de crisis como los actuales. Por eso, hay que brindarles herramientas que les permitan afrontar las crisis de manera adulta y fortalecida, ya que la historia demuestra que aún en las peores crisis siempre hay ganadores y perdedores. La distensión, también forma una parte de la motivación, el sentido de pertenencia y de allí la importancia de que los líderes fomentan estos espacios”.

En estos momentos críticos e inciertos, es fundamental que las jefaturas entiendan al equipo y se acerquen a ellos, la comunicación es una alternativa. Ahora es la ocasión de marcar una diferencia en cómo se trata a los colaboradores, lo que repercutirá en el trabajo final.

En profundidad

Únase a la conversación