Economía

Talento, universidad e IED: el triángulo donde se gesta el cambio

0
sao_paulo_from_above.jpg

OCO Global es una entidad británica reconocida como autoridad en el mundo de la inversión extranjera. AméricaEconomía se remite a su último reporte "Generation Mobile: Securing top talent for FDI" para dar cuenta de los hallazgos que conectan el flujo de IED con la disponibilidad de talento en una locación.

Por

Poco más de tres años han pasado desde que en septiembre de 2008 Lehman Brothers Holding Inc. se declarara en bancarrota, y determinara de paso el inicio de una avalancha financiera que puso en jaque a la económica mundial, y continúa quitando por igual el sueño a jefes de estado y magnates corporativos. Como consecuencia lógica, los niveles globales de Inversión Extranjera Directa (IED) se desplomaron en 2009 y prosiguieron su declive en 2010, según indican varios estudios del FdiIntelligence de The Financial Times.

La situación no ha mejorado mucho en lo que va de 2011, según observó OCO Global, líder en el monitoreo de la inversión extranjera mundial, en su reporte "Generation Mobile - Securing top talent for FDI: OCO Annual Report 2011 / 2012". Imposible, en medio de la inquietud en el mundo árabe, el terremoto en Japón, el escándalo que hizo renunciar al presidente del FMI Dominique Strauss Kahn, el déficit de la deuda que los europeos no logran controlar, y la crisis político económica que atraviesa Estados Unidos, el cual vio impotente como Standard & Poors le rebajaba su calificación de Triple A. 

Sin dudas, la reacción natural de las compañías ha sido proceder con cautela, y los ejecutivos que toman las decisiones consideran mucho más los factores de riesgo antes de dar el paso de crecer más allá de las fronteras. “Los proyectos que resultan aprobados son los más seguros, con las bases más sólidas. En pocas palabras, los negocios se proponen en base a la calidad del producto más que al puro balance de los costos”, afirma Joe Phillips, consultor en OCO Global. “Según vayamos dejando atrás lo peor de la crisis, menos locaciones serán competitivas únicamente por sus bajos costos, tendrán también que enfocarse a la calidad de sus ofertas, incluida la disponibilidad de recursos humanos calificados”. 

De hecho, la revista Area Development, publicación líder en temas de elección de zonas y renglones de inversión, encontró que ahora las corporaciones estadounidenses valoran en primer lugar la infraestructura vial y las facilidades de acceso, seguido de los costos de la mano de obra y las exenciones de impuesto, pero resalta el punto de que la disponibilidad de personal calificado ocupa ya un séptimo puesto, resultante de que un 57% de los encuestados catalogaron como “muy importante” este renglón. 

Al respecto, este último reporte de OCO Global dio cuenta de una tendencia que vienen notando. El acceso a un espectro amplio de trabajadores capacitados va siendo un elemento de atracción de IED. En este sentido, resulta crucial el rol de las universidades como centros neurales de la generación de profesionales y otro tipo de personal capacitado.

El Giro

Como indica el estudio hecho en conjunto por The Economist Intelligence Unit y el grupo Heidrick & Struggles, "Mapping talent in Latin America", existe una correlación entre una economía saludable y desarrollada y la concentración del talento en una misma locación.

El cambio que ha percibido OCO Global apunta a un giro en la direccionalidad de los intereses. Es posible que a partir de ahora los inversores tomen cada vez más en cuenta el acceso al talento, tanto como el talento no necesariamente se concentrará en los escenarios clásicos de poder económico

Por ejemplo, Daniel Nicholls, de OCO Global, señala que “durante los últimos dos años un número sin precedentes de trabajadores capacitados han regresado a sus países de origen”. Hoy ya no ocurre como hace apenas una década, cuando nadie habría rebatido que “el mejor prospecto para una persona joven, de brillante talento, de un país emergente, era marcharse a un estado desarrollado”. 

África y Europa del Este son dos ejemplos significativos en el tema de la reincorporación de sus diásporas. Nigeria, Ghana y Sudáfrica en el continente africano, así como Polonia, la República Checa, Eslovaquia y Eslovenia en el este europeo han recibido últimamente más nacionales formados en universidades extranjeras que la sumatoria de años anteriores. “Estos profesionales regresan porque quieren ser protagonistas de las historias de éxito y crecimiento económico que se vaticina en sus países. Han dejado atrás carreras prometedoras y lucrativas al darse cuenta de que pueden convertirse en CEO de las nacientes compañías en sus países antes de siquiera cumplir los 30”, señala Nicholls. 

En cuanto a las significación que esto puede tener para la atracción de IED, Polonia es un caso paradigmático. Esta recuperación de profesionales parece correlacionarse con la confianza que declaran los inversores extranjeros. “De acuerdo a reportes de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Comercio y Desarrollo (UNCTAD) este país se erige como una de las primeras opciones para la IED dentro de la Unión Europea para el período 2011-2013”. A su vez, puede que la recepción de inversión extranjera en África no haya sido igual de espectacular, “pero este talento que retorna al continente de alguna forma es un indicador del optimismo que estos profesionales tienen acerca del futuro de sus países”, concluye el experto de OCO Global.

La Universidad en medio de la transformación

Si la predicción se cumple de que en un futuro cercano las locaciones favoritas para la IED de hoy no serán tan baratas porque los costos se regularán, volviéndose similares entre sí, pues los parámetros de competencia tendrán que ser otros.

En este sentido, se prevée que las ciudades o los países decidan especializarse en proveer algún bien o servicio específico, “tal como China viene potenciándose en el área de las comunicaciones y la India en el sector de software y IT”, refiere Phillips. 

Para Judith Walker, directora de operaciones en OCO Global, las universidades completan el triángulo que encierra el área de influencia y donde se experimentan las transformaciones. Las locaciones que más atraen IED serán cada vez más las que ofrezcan el personal más capacitado en el sector industrial que se potencia, mientras que las universidades y los centros de investigación son los encargados de formar este personal de talento.

“No es coincidencia que Cambridge sea sinónimo de excelencia en Ciencias Biológicas tanto desde la perspectiva comercial como académica; y que el éxito en IED y en excelencia educativa estén intrínsicamente conectados, particularmente para proyectos de alto vuelo que son impulsados por el talento y la calificación”. Walker continúa su reflexión añadiendo que las universidades deben sumarse al objetivo de elevar la capacidad competitiva de sus locaciones y lo pueden hacer “mediante la creación de experiencia, excelencia educativa, investigación, lo cual redundará en la confirmación de su prestigio dentro de áreas de conocimiento y práctica que sean realmente únicas en su entorno”. 

Pero esto no lo puede generar la institución universitaria sola y por su cuenta, este proceso debe llevarse a cabo en colaboración con el universo corporativo. 

La directora de Operaciones cita como ejemplo de esta cooperación, las fuertes inversiones que han hecho el Russell Group o Phillips en universidades británicas para estimular el desarrollo de I+D enfocado a objetivos corporativos dictados por ellos. Esto sucede en paralelo con el recorte de becas y ayudas gubernamentales que han provocado una subida de los precios de matrícula en el Reino Unido. “Cada vez será más agresiva y difícil la competencia entre las universidades por los fondos corporativos. La manera en que las instituciones podrán no solamente sobrevivir sino crecer será erigiéndose como polos generadores de valor para las corporaciones”, apunta Walker. De hecho, ya la tendencia indica que las compañías que más valoran el peso del conocimiento y el talento de su personal para la producción del bien o servicio que comercializan, “se están convirtiendo en importantes 'stakeholders' en la educación y los centros universitarios”. Entre estas se destacan gigantes como Cisco, Microsoft y Google.

Una mirada al mañana

Aunque está visto que ninguna profesía es segura, Naomi McVeigh, manager de inteligencia de negocios  en OCO Global, da cuenta de un conjunto de elementos que pueden ayudar a visualizar el panorama de cómo será el escenario del mañana.

1. En 1998, China sólo tenía alrededor de 1 millón de estudiantes. Hacia 2020, China tendrá un estimado de 35.5 millones de estudiantes matriculados, lo cual es una cifra mayor que toda la población actual de Canadá. 

2. El presupuesto para la Educación Superior en la India para el período 2010-2015 es nueve veces la cantidad sumada de los cinco años anteriores. 

3. La Ciudad Educacional de Qatar convierte al Estado del Golfo en una potencia regional de conocimiento y talento de aspiraciones globales, generando convenios con docenas de instituciones líderes internacionalmente en temas de investigación, educación y ciencia. 

4. Más de el 25% de la población del Norte y Occidente de África tiene menos de 15 años, y el desempleo juvenil excede el 30%, según estimados del International Institute for Labour Studies

5. La Indira Gandhi National Open University en Nueva Delhi es la más grande del mundo, con unos 3 millones de estudiantes – lo cual es más que la población total de Roma. 

6. Apple's iTunes habilita el acceso por parte de los usuarios a presentaciones y conferencias de más de 800 universidades. Hasta la fecha, se cuentan más de 300 millones de descargas. 

7. Las networks globales de excelencia: las universidades están estableciendo sucursales fuera de sus fronteras e invirtiendo en convenios internacionales a un ritmo sin precedentes, creando de paso cursos internacionales para estudiantes de una mentalidad global. Solamente en 2010 alrededor de 50 universidades expresaron interés en establecerse en la India. 

8. El estudiante móvil de hoy es el trabajador móvil de mañana: cada vez los números son mayores de estudiantes educados en ámbitos internacionales, que irán más allá de sus fronteras a buscar las mejores oportunidades de carrera. Más de 1.6 millones de estudiantes chinos han ido al exterior a estudiar desde 1978. Menos de 500 mil han regresado. 

9. Se estima que son 214 millones de migrantes internacionales alrededor del mundo, según la International Organization for Migration. En conjunto ellos conformarían la 5ta población mundial en cuanto a cantidad. 

10. El World Economic Forum predice que a fin de sostener el crecimiento económico, los Estados Unidos necesitarán 25 millones más de trabajadores (y Europa 40 millones más) hacia 2030.

Únase a la conversación