Estrategia

Sumaq y sigue: El poder de una red de escuelas de negocios

0
sumaq1.jpg

Esta alianza compuesta por IE de España y 7 escuelas de negocios latinoamericanas han madurado una oferta de educación ejecutiva regional, que pronto puede dar un salto hacia programas MBA conjuntos.

Por

De las primeras 15 escuelas de negocios en el Ránking de MBA de AméricaEconomía, ocho son las que conforman Sumaq Alliance, una red de escuelas líderes en América Latina, existente desde 2002.

Esta alianza estratégica surgió por iniciativa de IE Business School, que vio la necesidad de expandirse para impartir clases de Educación Ejecutiva a empresas en proceso de internacionalización. 

Como no contaban con la experticia ni los recursos para instalarse más allá de la península ibérica, comenzaron a investigar los mercados en donde las multinacionales crecían más a prisa, para desarrollar programas de educación ejecutiva conjuntos.

Así nació Sumaq Alliance, "resultado de la búsqueda de las escuelas campeonas en su ámbito de actuación, las que estaban establecidas y tenían tradición, contactos, experticia y, lo más importante, un claustro académico de primer nivel", asegura Antonio Montes, el director general de esta alianza. 

Montes se refiere a la española Instituto de Empresa Business School (IE), Egade de México, Fundación Getulio Vargas (FGV) de Brasil, IESA de Venezuela, Incae de Costa Rica, la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC), la Universidad de Los Andes (Uniandes) de Colombia y la Universidad de San Andrés (Udesa) de Argentina.

Educación ejecutiva de primer nivel
La idea inicial de este proyecto fue impartir los programas de educación ejecutiva del Instituto de Empresa (IE), en cada una de estas escuelas, pero adaptados a la realidad de cada país. 

Cuando una multinacional quiere realizar programas de desarrollo de talento humano en la región, puede hacerlo de forma coordinada. Ese es el gran potencial de Sumaq”, dice Andrés Ibáñez, decano de la escuela de administración de la Universidad Católica de Chile.

Para Ligia Costa, decana de relaciones internacionales de la Fundación Getulio Vargas, el que los programas estén “multiplicados”en América Latina permite a los empresarios obtener la mejor educación ejecutiva. “Conocemos el mercado y somos las mejores para dar formación cuando el tema es América latina”, dice.

Pese a que competimos en nuestro mercado, juntas podemos competir contra todo el mundo. Aunque en las mejores escuelas de Estados Unidos tengan sus centros de América Latina, nosotras juntas somos más que la escuela más grande de Estados Unidos”, consigna Costa.

Citibank, Coca Cola, Repsol YPF, Citroën, Johnson & Johnson, Telefónica, Linde y actualmente BASF son sólo algunas de las empresas que han puesto su educación ejecutiva en manos de Sumaq.

La alianza facilita los vínculos bilaterales entre los miembros de la misma. “Ofrece un paraguas de vinculación, de intercambio de conocimientos, mejores prácticas y vínculos entre las partes”, dice Gabriel Aramouni, director de Educación Ejecutiva de Udesa.

Además, Aramouni indica que al trabajar en forma cooperativa se puede obtener un resultado superior al que se puede lograr de forma individual. “Se genera sinergia a través del intercambios de profesores, de mejores prácticas y de equipos técnicos”, dice.

Para él, que esta alianza tenga un foco particular en educación ejecutiva, le permite ser más operativa que si fuera genérica, es decir, incluyendo programas MBA.

Coordinación y estrategia

Los decanos de todas las escuelas Sumaq tienen reuniones al menos dos veces al año, donde se marcan las líneas estratégicas de la alianza. La última se realizó en Monterrey, a comienzos de 2010.

“Sumaq está basado en la confianza y en la relación personal. Estamos muy coordinados. Cuando estamos desarrollando un proyecto conjunto conversamos casi a diario, y cotidianamente se habla al menos una vez al mes, para mantener la relación y ver qué temas podemos desarrollar”, dice Montes.

“Todos hemos tenido la oportunidad de ser host de las reuniones de la alianza, porque está basada en el principio de igualdad y equidad de los miembros”, asegura Marlene de Estrella, directora de Relaciones Externas de Incae.

De Estrella asegura que esta alianza ha sido fundamental en el proceso de internacionalización de las escuelas miembros. Otra cosa que destaca es la calidad de su faculty. “Sin duda Sumaq es un Hub importante de profesores”, asegura. 

Con ella concuerda Ibáñez. Según el decano de la PUC, hay una colaboración muy fuerte al compartir académicos, que son un recurso escaso. “No podemos pretender, como en Estados Unidos, que en cada una de nuestras escuelas tengamos todos los especialistas de la complejidad de áreas que existen en la administración”, dice.

Los profesores viajan de un lugar a otro durante un tiempo, para hablar sobre sus especialidades o sectoriales, y en muchos casos también se hacen clases entre los mismos. 

“Por ejemplo, en el IE tenemos una estrategia interesante de e-learning, y varios profesores de otras escuelas han venido a capacitarse en eso”, dice Montes. 

También se trabaja la investigación conjunta. Los profesores, tras conocerse, sostienen reuniones virtuales y cada uno se encarga de una parte del proyecto.

Sin embargo, para Ibáñez, en ese tema aún falta mucho por avanzar. “La investigación la hacen las personas más que las instituciones. Si los profesores no se conocen, no se puede investigar. Tratamos de hacer que ellos se comuniquen, pero nos falta mucho”, indica.

Los “Summit” y otros proyectos conjuntos

Con la idea de posicionar la red en las grandes multinacionales, según indica Ibáñez, se desarrollaron conferencias en Estados Unidos, España y Colombia. 

Estas conferencias, llamadas Summit, son programas abierto para las multinacionales que operan en España y América. Se han llevado a cabo cuatro Summit: dos en Atlanta, uno en Madrid y otro en Cartagena de Indias.

Según Aramouni, los Summit están estictamente dirigidos al mundo de las corporaciones. Uno trató de liderazgo, otro sobre temas de internacionalización, otro en finanzas y márketing. “Es la primera vez que una alianza iberoamericana desarrolla un programa para corporaciones de Estados Unidos”, dice.

“El Summit de Atlanta fue muy exitoso, pero ya no se realiza porque dejamos de tener como sponsor al gobierno de la ciudad”, señala Ligia Costa. Según indica, Atlanta pensaba ser sede del ALCA, pero como esta organización no floreció, se canceló el proyecto y las escuelas decidieron dejar de hacer el encuentro en esa sede.

Las escuelas, ya sea todas en su conjunto, o algunas que se unen bilateralmente o de a tres, organizan proyectos en conjunto, foros, conferencias, y otras actividades. Ejemplos son los mismos Summit, la conferencia de Lógistica en Madrid, el Foro de Responsabilidad en Asturias, el Foro de Gobierno Digital en Chile y Costa Rica o la Cátedra de investigación Software AG.

En el proyecto de Goldman Sachs “10.000 Women”, IE junto a FGV trabajan para impulsar la educación empresarial de mujeres emprendedoras en Brasil. Goldman Sachs aporta los fondos, y los académicos de estas dos escuelas les hacen couching. Además, algunos egresados las apoyan con un Mentoring Online paralelo, indicó Marcos Gorjone, director de Proyectos Internacionales de Sumaq.

También existen otros programas conjuntos entre el Instituto de Empresa con escuelas de la alianza. Un ejemplo es el "Senior Management Program", donde ejecutivos argentinos toman el programa en Buenos Aires y luego pasan una semana intensiva en una sede del IE.

Tejiendo redes

“El origen de Sumaq, o sea su motivación, tiene que ver con la educación ejecutiva, pero a medida que se agrandan los lazos de confianza, se abren las otras oportunidades”, dice Ibañez.

Según Gorjone, la relación fue permeando otros niveles, como al MBA y las redes de ex alumnos. Comenta que siempre que hay encuentros de educación ejecutiva o conferencias importantes, se ha comenzado a invitar a los ex alumnos de todas las escuelas. 

En el último evento, la reunión de decanos en Monterrey, también se invitó a egresados. “Algunos se habían convertido en directivos y otros simplemente asistieron para crear redes. Así se crea el sentimiento de pertenencia. No sólo habían grandes empresarios, sino que habían sido alumnos de las escuelas”, argumenta.

Otras instancias, como el premio anual “Social Enterpreneurship” también sirven para unir a antiguos alumnos, a través de proyectos con fines sociales.

Planes y perspectivas

El primer objetivo a corto plazo, indica Aramouni, es retomar los Summit. “Los dejamos de hacer por la crisis financiera. Pero estos encuentros generan dos efectos positivos: todo el trabajo previo a cargo de 8 escuelas genera un intercambio de conocimiento y de aprendizaje muy fuerte. El otro punto, es que tenemos mucho que aportar en esta coyuntura. En otros países la crisis financiera continúa. América Latina está creciendo sostenidamente, por eso estas escuelas tienen mucho que decirle al mundo corporativo”, dice Aramouni.

Según el director de Educación Ejecutiva de Udesa, hay dos grandes aportes que las escuelas Sumaq pretenden entregar a las compañías. Uno de ellos es facilitar su ingreso en la región latinoamericana a través del “socio” Sumaq.

El otro es realizar un proyecto de investigación conjunta vinculado a la internacionalización de empresas multilatinas. “Ya estamos trabajando en esa línea con Uniandes y seguramente lo compartiremos pronto con los demás colegas”, indicó.

Para Antonio Montes, la alianza ya puede avanzar un paso más. “Los lazos ya están consolidados y estamos abiertos a nuevas incorporaciones”, dice. Eso sí, siempre que todos los miembros de Sumaq estén de acuerdo, y que las candidatas aporten un valor importante.

Montes señala que también están interesados en ampliarse a otras regiones. “Estamos en un mundo global, así que queremos incorporar a un socio norteamericano y otro asiático, pero todo poco a poco”, asegura. Según el director de la alianza, ya hay conversaciones con algunas escuelas, han recibido propuestas y se están analizando.

Sabemos que Paul Danos, decano de Tuck School of Business, estuvo presente en la última reunión, lo que nos hace pensar que podría ser uno de los socios potenciales. Pero Gorgojo no quiere decir nada. “Puede ser Tuck, como puede ser Harvard o Chicago”, asegura. “No es algo que nos hayamos planteado ahora mismo”.

Únase a la conversación