Management
0
businessman-2606509_1920.jpg

Sepa cómo prepararse para una ronda de inversión en manos de expertos

Establecer un vínculo con el inversor y asegurarse que es el momento ideal para recibir dinero son algunas de las claves.

Por

ElObservador.com.uy. Una startup en Uruguay, puede dar sus primeros pasos gracias al capital propio, al de la familia del fundador o, lo que sucede en muchos casos, al capital semilla no reembolsable que otorga la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) o la Agencia Nacional de Desarrollo (ANDE) –según el perfil del emprendimiento–, que generalmente ronda los US$25 mil.

Mientras tanto, transcurre el período de incubación en algunas de las organizaciones que lo ofrecen en Uruguay. Pero, ¿qué sucede cuando el emprendimiento despega y requiere una inversión mayor para lograr otros objetivos de negocio, como la internacionalización o la expansión de su cartera de productos y clientes?

Allí, generalmente, las startups se preparan para rondas de inversión de riesgo, que sirven para levantar los cimientos de la empresa, consiguiendo capital superior a los US$50 mil, provenientes de un solo inversor, de varios, o de un fondo de inversión local o regional.

Tres incubadoras de Montevideo que ayudan a los emprendedores a presentarse a estas rondas de inversión sintetizaron los principales aspectos que se deben tener en cuenta para esta instancia.

No marearse

Para el director de Fundación da VinciSergio Delgado, un aspecto central para presentarse a una ronda de inversión es "evitar la neurosis". "El emprendedor tiene que estar concentrado en tener la mejor solución posible, en que su producto o servicio se destaquen por lo que es y evitar distracciones", que, según Delgado, estas últimas pueden ser los concursos y premios. 

"Hay que evaluar si el emprendimiento está preparado para recibir inversión”. Sergio Delgado director de Fundación da Vinci.

Además, el director de Da Vinci desalienta la presentación a fondos de inversión o eventos de pitch (discurso) ante inversores, considerados impersonales. Para él, la clave está en encontrar un mentor que pueda convertirse en inversor. "No tratamos de usar la etiqueta de inversor porque condiciona a ambas partes. Nos enfocamos en hacer la unión entre el emprendedor y un mentor o potencial inversor con conocimiento de la vertical de negocio que le pueda dar a ese equipo una solución concreta", explicó.

Allí comienzan las reuniones y el conocimiento mutuo, un proceso que según Delgado, puede llevar entre seis a nueve meses hasta que se concrete la inversión.

Apurar el proceso

Los meses que lleva concretar una inversión podrían acortarse, según el director de IngenioRafael García. "Son negociaciones que están llevando demasiado tiempo. Pero al mismo tiempo, es importante que la empresa tenga todo en regla, y una contabilidad lo mejor posible", dijo.

En el caso de Ingenio, los incubados practican discursos de pocos minutos para presentar ante un inversor. "También los estimulamos a que participen de actividades con inversores que organizan varias organizaciones. Insistimos con eso y siempre que haya algún panel tratamos de hacer ensayos con los emprendimientos", dijo.

"Tienen que insistir ante un inversor, no quedarse con un 'no' inicial". Rafael García, director de Ingenio.

Si en la primera ronda no consiguen inversión, no hay que darse por vencido. Según García, hay que insistir. "De repente ese grupo de inversores no es para el emprendimiento; hay que buscar el perfil, otro que sea el indicado", aseguró.

Cambio de mentalidad

Una vez que se concreta la inversión, el emprendedor asume otras responsabilidades. Para uno de los directores de la incubadora SinergiaRiley Maguire, cambia la motivación y el sentido de la empresa cuando se recibe grandes cantidades de dinero. "Hay que generar retorno para un tercero, implica un cambio de mentalidad que muchas personas no entienden y por eso pueden fallar", comentó.

"Emprendedores e inversores deben estar alineados, tener objetivos similares”. Riley Maguire, director incubadora Sinergia.

Al igual que Delgado, Maguire entiende que la sinergia entre el emprendedor y el inversor es fundamental. "Es como el matrimonio, es una relación parecida. Hay muchas idas y vueltas, hay que darle un estado de situación cada semana, contarle las noticias. Hay mucho miedo en eso y tiene que haber una relación bastante cercana", resumió. 

Sin embargo, Maguire matiza el concepto que enlaza el recibir inversión con ser exitoso. "Levantar una ronda de capital no quiere decir que el emprendimiento es exitoso. Eso debe servir como puente hacia algo más grande, es lo más saludable verlo de esa manera para no enceguecerse", dijo el director de la incubadora.

Más iniciativas

La Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) organizó dos demo day –uno en 2016 y otro este año–, en los que emprendedores que recibieron subsidios de ANII y se encuentran en una etapa avanzada, pitchean ante inversores. Previamente, la agencia organizó talleres con los equipos para ayudarlos a preparar el discurso.

La gerenta de Operaciones de ANII, Sara Goldberg, comentó que esas instancias acercan a inversores y emprendedores, pero para que se concrete algo, es necesaria otra relación. "Hay algunos que han concretado la inversión después de meses y otros continúan en conversaciones", indicó. Para que la inversión sea positiva en el emprendimiento, el capital debe ser "inteligente", según Goldberg. "El inversor brinda capital, redes,clientes, proveedores. Es más que solo la plata. Estamos tratando de localizar ese perfil".

Por su parte, la Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información (CUTI) también organizó eventos similares, en los que la co inversión llegó a varios emprendimientos. La gerenta de CUTI, Andrea Mendaro, dijo que el evento Summit entre emprendedores e inversores dejó de realizarse porque en Uruguay "hay varias iniciativas que se vienen desarrollando", en ese sentido.

¿Qué consejos les daría a otros emprendedores?

Victoria Ortiz - CEO de ReservaTelo

La app de reserva de moteles se estableció en Buenos Aires a fines de 2016, luego de haber probado el funcionamiento en Montevideo durante nueve meses.

Para eso, las emprendedoras tuvieron que buscar inversión. El consejo que Victoria Ortiz les da a otros emprendedores en su misma situación es que acepten las críticas que les hace el inversor. "Uno siempre piensa que su emprendimiento es perfecto, y algunas cosas que pueden decir los inversores tal vez parezcan duras pero está bueno aceptar una mirada externa", alentó.

Jacinto Montú - fundador de Unicorn Games

A principio de este año, Unicorn Games, con miras de ampliar el desarrollo de productos y desembarcar en Estados Unidos, abrió una ronda de inversión y recibió US$150 mil. La aceleradora y company builder latinoamericana Overboost, Sinergia Tech y su socio fundador Maximiliano Pérez, fueron quienes ingresaron a la ronda.

Para Montú, es importante entender que preparar una ronda de inversión lleva tiempo. "Hay que establecer una relación con los inversores desde antes de recibir el capital. Eso hace las cosas más fáciles", dijo.

Magdalena Rodríguez - directora de GPSGAY

La red y guía de entretenimiento para la comunidad LGBT recibió su primera ronda en 2013 en Uruguay, con US$120 mil. Al año siguiente, obtuvo US$200 mil y en febrero de este año concretó la inversión por US$300 mil de manos de una persona interesada por los emprendimientos de impacto social. La mayoría de ese dinero fue utilizado para acciones de marketing. 

Para Rodríguez, hay que tener mucho conocimiento de la empresa, ante posibles preguntas. "Hay que tener el plan de negocios y proyecciones financieras sólidas", comentó.

FOTO: PIXABAY.COM

En profundidad

Únase a la conversación