Negocios

¿Qué tiene en común Netflix y un taller de costura de barrio?

0
app-entertainment-ipad-265685_1.jpg

La economía de las suscripciones es el modelo de negocio que permite tener ingresos fijos en el tiempo, la clave del mundo actual, para mantener cualquier negocio a flote.

Por

Los hábitos de consumo están cambiando y con ello, las formas en que las personas pagan. En este sentido, la economía de suscripción se revela como una tendencia clave que permite a las empresas obtener ingresos fijos recurrentes que cubran los costos fijos. Para que luego todos los extras generados, representan ganancias.

Últimamente el mercado local empresarial, ha demostrado que aquellos negocios que se denominan "One-Shot" o de una venta y nada más, deben esforzarse cada día por hacer volver a sus clientes en un entorno de negocios cada vez más competitivo y sin barreras de entrada.

Casos como las últimas quiebras o cierres de negocio como Maersk, Iansa o CentralFrenos, confirman esta idea: negocios altamente competitivos sin un modelo de ingresos recurrentes, esperando competir por márgenes acotados y con altísimos costos fijos, hicieron insustentables los negocios, obligando a cerrar operaciones y despedir, literalmente, a miles de trabajadores, destruyendo no sólo el sustento económico de miles de familias, sino afectando a los estados de ánimo laboral y de incertidumbre de todo el país.

Por el contrario, negocios como la educación o los servicios recurrentes como internet, telefonía de post-pago, gimnasios, Netflix, Spotify, entre otros, demuestran que la prosperidad de una empresa está, en saber cómo hacer para suscribir a sus clientes a pagos pequeños pemanentes en el tiempo.

"Es todo un desafío empresarial, definir un modelo de negocio de ingresos recurrentes, que, por muy pequeño que sea el ingreso por cada cliente, en la suma total, alcanzan a pagar los gastos fijos, que hacen que el negocio siga a flote", explica Jorge Gordillo, gerente comercial de Flow, la plataforma chilena de medios de pagos a la medida.

El sector de los pagos en Chile y el mundo ha tenido que adaptarse al modelo de suscripción o pago por facturación. Los nuevos agentes de este mercado proponen soluciones que responden a las necesidades de los usuarios, como la agilidad en los procesos o la movilidad, y ofrecen a las empresas la posibilidad de realizar pagos automáticos online.

"Además de pagar y recibir pagos de forma rápida y segura mediante tarjetas de crédito, débito bancarias, botones de pago bancarios, tarjetas de casas comerciales y pago en efectivo mediante cupón de pago presencial, recientemente inauguramos un innovador sistema de Gestión de Suscripciones y Pagos Recurrentes, poniendo a disposición de todos, una herramienta tecnológica gratuita que permite generar estos ingresos recurrentes en el tiempo", añade Gordillo.

Ejemplo de innovación

Carmen Navarro, dueña de una costurería en el Centro Comercial Eve, en pleno avenida Vitacura, es el mejor ejemplo para entender este modelo. Ella está invitando a suscribirse a sus clientes y prospectos de clientes a su Club de Costura. "Es un gran paso el que dimos como empresa. Por una cuota recurrente de menos de mil pesos mensuales por familia, puede reparar sus prendas con hasta un 50% de descuento y además tiene dos bastas en pantalón por año", cuenta la emprendedora.

Se trata de saber cómo hacer un club o proveer un servicio recurrente por una suma pequeña, lo que permitirá perpetuar el negocio en el tiempo y fidelizar clientes. Según concuerdan los especialistas, ya no es sólo el precio del producto lo que importa, sino el valor asociado a los beneficios percibidos por el cliente. La herramienta ya está y el modelo recurrente vino para quedarse.

FOTO: PEXELS.COM

En profundidad

Únase a la conversación