Management

¿Qué relación existe entre los atributos físicos y las decisiones de inversión?

0
pexels-photo-356147.jpeg

Se trata del hallazgo de un estudio elaborado por los académicos de la U. de Miami, Gabelli Asset Managemeny y Cornell University.

Por

La gente alta y de peso normal asume riesgos financieros más importantes y es más propensa a retener las acciones en cartera que las personas de menor estatura, con sobrepeso u obesas. Y este efecto es mayor en quienes crecieron mucho más durante la adolescencia.

Esos resultados provienen de la investigación que llevaron a cabo George Korniotis, profesor asociado de Finanzas en la Facultad de Administración de Empresas; Alok Kumar, el profesor de Finanzas de Gabelli Asset Management de la Facultad y presidente del departamento de finanzas; y Jawad M. Addoum de Cornell University.

La investigación, disponible en Ciencias de la Administración, destacó las duras diferencias en la conducta de inversión: Una persona obesa es 10 % menos propensa a invertir en el mercado bursátil que una persona de peso normal.

Los que están en el percentil 20 superior de estatura son 7,5 % más propensos a invertir en acciones que los que están en el percentil 20 inferior de estatura.

¿Por qué los atributos físicos de una persona pueden influir en sus decisiones financieras y de inversión? Según Korniotis:

“Descubrimos que las opiniones que uno recibe del entorno debido a los atributos físicos modelan la conducta de la gente en cuanto a asumir riesgos y afectan sus decisiones de cartera”.

(Foto: Pexles.com)

Una investigación previa ha comprobado que los atributos físicos influyen en los ingresos de una persona y que quienes tienen sobrepeso son menos optimistas y menos seguros de sí mismos, lo cual indica que posiblemente también asuman menos riesgos financieros. Además, la buena estatura está relacionada con factores de personalidad positivos, como la confianza en uno mismo y el optimismo, así como con experiencias sociales positivas. Por otra parte, la obesidad (según la medición del índice de masa corporal, IMC) tiene efectos opuestos.

Los investigadores usaron dos series de datos de EE. UU. y Europa para establecer el patrón existente entre la estatura, la obesidad y las decisiones de cartera. Una de las series de datos de EE. UU. les permitió observar la estatura y el peso de la gente en su adolescencia y, luego, en la adultez.

Según descubrieron, la gente que alcanzó mayor estatura más rápidamente en su adolescencia era propensa a participar en deportes y actividades de la escuela secundaria, en correlación con una mayor autoestima como adolescentes, lo cual generaba un efecto duradero relacionado con la forma de invertir el dinero después en la vida.

“Lo que queda claro ahora es que las experiencias durante el crecimiento, que pueden parecer inofensivas, tienen un efecto importante sobre la forma de manejar el dinero mucho después”, sostiene Kumar.

Investigaciones de la Universidad de Miami son facilitadas por la Facultad de Administración de Empresas de la Universidad de Miami.

FOTO: PEXELS.COM

En profundidad

Únase a la conversación