Recursos Humanos
0
girl-422248_1920.jpg

¿Por qué China necesita que sus profesionales hablen más español?

Los expertos aseguran que se debe al rápido desarrollo de las relaciones comerciales chino-latinoamericanas.

Por

Recientemente, el informe sobre empleo y movimiento de profesionales que hablan español en China fue publicado y presentado en Beijing por la Comunidad de Estudios Chinos y Latinoamericanos (CECLA) y la Escuela de Negocios INCAE, con sede en Costa Rica. Este es el primer informe de su tipo en China y tardó más de tres meses en estar listo.

En base a los 1002 encuestados, el informe ofrece detalles precisos sobre la situación del empleo, el movimiento y el nivel de satisfacción de los profesionales chinos residentes en China que hablan español. Su contenido es muy útil para el diseño de programas de ayuda a los estudiantes de las facultades de español y para que las entidades empleadoras conozcan mejor los desafíos del empleo y la dinámica de oferta y demanda de los profesionales chinos que hablan español. Basados en este primer informe, las instituciones podrán coordinar mejor su oferta educativa en cuanto a idioma español y la demanda social.

Lou Yu, co-fundadora de la CECLA y Chen Zhiyu, representante jefe de la filian China de la Escuela de Negocios INCAE presentaron el informe, que se divide en tres partes: datos personales de las personas cuestionadas, análisis de los profesionales empleados y los que no tienen trabajo.

Lou Yu destacó que este primer análisis evidencia la fuerte demanda de profesionales chinos que hablan español debido al rápido desarrollo de las relaciones comerciales chino-latinoamericanas.

Xi Jinping, presidente de China, en menos de cuatro años ha visitado tres veces varios países de América Latina, lo que pone de relieve la importancia de la región para el gigante asiático. En diciembre del 2016, precisamente el mismo día en que el presidente Xi terminó su tercera visita a América Latina, el gobierno chino publicó el documento titulado “Política de China hacia América Latina y el Caribe" que dibuja la nueva ruta para la profundización de la cooperación china con los países de América Latina y el Caribe en este nuevo período.

Dentro de este contexto, la educación y la formación de los profesionales que puedan hablar español se desarrollan muy rápido. Según las últimas estadísticas, hasta el año 2016, las instituciones con la especialidad de idioma español aumentaron a 96 (incluyendo 74 universidades), ocho veces más que las existentes en 1999;. También el número de estudiantes se estima en 20.000 a 22.000, lo que presenta un crecimiento de más del 400 porciento, con respecto al 1999.

El informe enfatiza que el desarrollo acelerado de la educación del español ha cambiado considerablemente la estructura del mercado de profesionales, lo que se refleja en que cada día son más jovenes. A su vez, el problema del desempleo entre los graduados de idioma español es más grave que hace 10 años.

*Esquema de la composición ocupacional de los encuestados (Foto: Liu Xuxia/Pueblo en Línea)

Entre los 755 cuestionados que tienen trabajo, el 62% laboran en empresas, el 17% en entidades de educación e investigación y el 10% en agencias estatales. Esto indica que las empresas son las principales entidades empleadoras de graduados en idioma español y la proporción sigue subiendo. En su mayoría, ellos se desempeñan como traductores y vendedores en sectores como el comercio, industria de la información, construcción de infraestructura, energía y manufactura.

Sin embargo, tanto los empleados como los empleadores no están satisfechos. Las empresas necesitan más profesionales chinos del idioma español que tengan un conocimiento avanzado de las actividades a la empresa se dedica, mientras que los empleados no están satisfechos con los salarios y las pocas oportunidades para desarrollar su carrera. Esta situación pone de manifiesto los problemas de la enseñanza del idioma español en China, donde se exigen habilidades lingüísticas pero se ignora impartir otros conocimientos fundamentales. En el mercado laboral, si el profesional del idioma español solamente tiene el idioma como instrumento de trabajo y no como un relevante valor agregado, será fácilmente sustituible.

Ante esta situación, Chen Zhiyu expuso dos recomendaciones contenidas en el informe: Los estudiantes de español tienen que, de forma individual, nutrirse de todos los conocimientos posibles para consolidar una fuerte ventaja competitiva, logrando habilidades prácticas para lograr su integración profesional a otros ámbitos como el comercio. Y que las universidades, además de cursos de idiomas, impartan cursos de comercio, economía, cultura, historia, política, ciencias sociales, entre otros.

Zheng Shujiu, profesor de la Universidad de Lenguas Extranjeras de Beijing, opinó que las cifras que aporta el informe son muy esclarecedoras y que constituyen una buena base para seguir investigando la dinámica laboral de los profesionales graduados de idioma español.

"Los colegios y universidades deberían leer este informe y esperamos que tenga una amplia repercusión en los círculos teóricos y en las universidades de China. Si preparamos a los estudiantes de acuerdo a los diferentes niveles, será muy favorable para su futuro laboral”, añadió el profesor Zheng.

Por su parte, Sun Yanfeng, subdirector del Instituto de América Latina de la Academia de las Relaciones Internacionales Contemporáneas advirtió a los profesionales del idioma español que se preparen bien para entrar a competir en un mercado que ha pasado de la alta demanda de los años 90 a la satuación y en el futuro puede haber excedente en la oferta. Además, cada vez hayu más latinoamericanos que hablan chino, realidad que constituye un nuevo desafío para los profesionales del idioma español.

Sun recomendó que para realizar una adecuada transición profesional, no sólo se basen en la habilidad del idioma, sino que establezcan una investigación y luego fijen un país o región específica de estudio para formarse una estructura de conocimiento tridimensional sólida.

A medida que se profunda el intercambio entre China y el mundo hispanohablante, los profesionales del idioma español experimentarán grandes cambios en la relación oferta-demanda de sus servicios, lo que implica que las instituciones educativas, los individuos y los empleadores avancen en un proceso de adaptación mutua de ajuste a tres ejes, con el fin de cohesionarse.

Este primer informe sobre el empleo y movimiento de profesionales chinos de idioma español, sin duda, servirá de punto de partida y obligada referencia para las próximas investigaciones sobre este importante tema. 

Imágenes | Pixabay

En profundidad

Únase a la conversación