Educación

Misión definida, académicos de excelencia y solidez de los programas: las claves del primer lugar de la UAI en el Ranking MBA 2019

0
ralf_boscheck_horizontal.jpg

Tras mantener el primer puesto por segundo año consecutivo, el decano de la Escuela de Negocios UAI, Ralf Boscheck, analizó las principales fortalezas que les permitieron destacar, como su internacionalización y el robustecimiento del claustro académico.

Por

Los resultados del Ranking MBA 2019, publicados a fines de mayo, posicionaron a la chilena Universidad Adolfo Ibañez en el primer lugar por segundo año consecutivo. Su constancia en todas las dimensiones, como la mejora en la calidad de su claustro académico full-time y los progresos en  internacionalización, han sido claves para mantenerse como líderes latinoamericanos. 

-¿A qué atribuyen la permanencia de la UAI en el primer lugar del ranking?

Este es nuestro segundo año consecutivo como #1 en el ranking de AméricaEconomía, y el décimo año dentro del top #3 de Latinoamérica, un resultado que se sustenta en varios elementos. En primer lugar, hemos realizado inversiones de largo plazo que habilitan un crecimiento sostenido del faculty, tanto en número como en productividad, además de trabajar de manera sostenida en el vínculo empresarial. Esto nos permite año tras año contar con más y mejores alumnos de Latinoamérica y de fuera de la región que buscan entender cómo hacer negocios en ella. A esto se suma una cultura interna que hace que estemos permanentemente cuestionando el statu-quo y trabajando en conjunto docentes y administrativos para desarrollar nuevas e innovadoras propuestas académicas, sustentadas en la investigación de nuestro claustro y los insights que la cercanía con las empresas nos permiten recabar.

En definitiva, es una combinación entre una misión bien definida, académicos formados en las mejores universidades del mundo, realizando investigación relevante y con impacto, vinculación con el mundo empresarial, solidez de los programas, calidad de alumnos y comprensión del entorno y sus necesidades.

-Uno de los puntos a resaltar ha sido la mejora en la calidad de su claustro académico full-time. ¿Cuáles han sido sus prioridades en este ámbito y sus últimas incorporaciones?

Somos una escuela que apuesta fuertemente por la productividad y el impacto de su investigación. Estos dos elementos son indispensables para poder atraer y retener a un faculty con una formación académica robusta, que a la vez está conectada con el mundo de los negocios.

-En lo que refiere a internacionalización, ¿cuáles han sido sus principales avances?

A las alianzas de primer nivel con las que ya contamos, hemos sumado un énfasis en la colaboración académica de nuestros profesores con miembros de otras universidades. Asimismo, hemos profundizado en nuestro proceso de selección y reclutamiento de profesores, para lograr atraer a más profesores extranjeros. Por último, hemos desarrollado un nuevo portafolio de programas enfocados en la región, a nivel de MBA, con nuestro nuevo EMBA LATAM, como a nivel de programas de alta dirección, tanto abiertos como cerrados y a medida para el mundo empresarial.

-¿A qué le atribuyen la llegada de un mayor número de extranjeros a estudiar sus MBA el último año? 

Esto es el reflejo de dos iniciativas que están fuertemente enfocadas en la región. Por una parte, durante el año tenemos más de 20 actividades de extensión realizadas en todos los países de Latinoamérica por nuestros académicos. Estas actividades son en formato presencial, mediante clases magistrales y workshops abiertos, o en formato webinar, a través de nuestras plataformas o con aliados como es AméricaEconomía.

En este mismo sentido, está el trabajo con nuestros antiguos alumnos, una red importante a nivel de LATAM, tanto por su tamaño como por su impacto en los negocios de diferentes países. Por otro lado, existe un constante proceso de actualización de los contenidos de nuestros programas a las necesidades actuales de negocios, con foco en la región.

-¿Cómo podrían describir la Red de Poder que consagran en la UAI?

Tenemos egresados en toda Latinoamérica, la gran mayoría de ellos son referentes empresariales en sus países o jóvenes con muy alto potencial, como en el caso de los egresados más recientes de nuestro MBA Full Time International Programme. Los egresados de nuestros MBA comparten una forma innovadora y ética de pensar los negocios, la manera de entender el liderazgo y el entendimiento del rol que los negocios deben tener en el desarrollo de los países de la región. Todos estos elementos hacen que esta red se caracterice por su identificación con su alma máter y la reciprocidad que existe entre los egresados.

-¿Cuál es el programa más solicitado? ¿Qué mejoras han implementado en los programas de doble grado?

El programa de mayor enrolamiento dentro de nuestro portafolio es el Executive MBA Chile, que cuenta con un prestigio e historia muy importante en nuestro país. Incluso este programa acaba de ser redefinido para ajustarlo a las necesidades de los negocios actuales. En cuanto a los programas de doble grado, la vocación es la misma y, por ende, trabajamos fuertemente con nuestros aliados estratégicos en la mejora de los contenidos, en la incorporación de nuevas metodologías y en potenciar la experiencia del alumno a lo largo del programa.

El foco en todos los programas ha estado en la incorporación de contenidos asociados con la disrupción de los modelos de negocios que están causando fenómenos asociados con la Cuarta Revolución Industrial, los cambios sociales y, especialmente, en nuestra región, con la realidad geopolítica. En un mundo VUCA (Volátil, Incierto, Complejo y Ambigüo), nuestros programas buscan dotar a los participantes de competencias que les permitan navegar los dilemas propios de la dirección. Ya no se trata únicamente de entregar habilidades empresariales. A estas habilidades hay que sumar el desarrollo de competencias de liderazgo, basadas en el autoconocimiento, el pensamiento crítico y el criterio moral. 

-¿Cuáles son las aristas que hoy no pueden descuidar las escuelas de negocios para garantizar un MBA de calidad? 

Primero, entregar conocimiento real para el mundo real. Esto es, investigación académica de alto impacto que solucione los problemas reales de los negocios actuales. Esta simbiosis academia-empresa es altamente efectiva y de impacto para la sociedad. Por una parte, la empresa se beneficia de mantenerse a la vanguardia; por otra, nosotros cumplimos con nuestro propósito, formar líderes transformadores que sean capaces de movilizar a sus organizaciones a nuevas fronteras, para de esa forma, aportar al desarrollo de nuestra región.

Segundo, es clave la innovación permanente en los métodos de enseñanza, centrando el aprendizaje en adquirir la confianza para aplicar lo aprendido, siempre con foco en los desafíos propios de cada alumno. Asimismo, esta innovación en los métodos de enseñanza pasa por entender que el MBA no se termina el día que se obtiene el título, sino que ese es el momento en que comienza un proceso de aprendizaje continuo, donde la escuela debe acompañar al egresado MBA.

Por último, entender que los límites de las disciplinas son cada vez más difusos. Aprender negocios ya no pasa tan solo por las disciplinas clásicas del management; es necesario lograr una real fusión con las humanidades, la ciencia y la tecnología.

-¿Cuáles son las tendencias que podría destacar que se comenzarán a implementar o reforzar?

Hoy estamos implementado una nueva estrategia orientada a convertirnos en el recurso para hacer negocios en la región. Latinoamérica es una región con un enorme potencial. Nuestro desafío como escuela es formar a los líderes que dirigirán a las empresas que serán capaces de tener un rol relevante en el desarrollo de ese potencial. Asimismo, apostamos a formar a líderes de fuera de la región para que sean capaces de navegar los desafíos de hacer negocios en Latam.

Para cumplir con estas aspiraciones estamos trabajando diversas iniciativas. Podemos destacar el reforzamiento de nuestro footprint internacional, mediante nuevas alianzas con reconocidas universidades. Asimismo, nuestros académicos están trabajando en el desarrollo de verticales, para lograr un entendimiento profundo de las principales industrias de la región, aportando al conocimiento de sus desafíos y oportunidades. Por otra parte, continuamos profundizando el trabajo de nuestros centros transversales, como son los centros de Experiencias y Servicios, Empresas Familiares, Business Sustainability, entre otros. De estas intersecciones esperamos obtener más investigación, de alto impacto académico y de implicancia práctica.

Por último, continuamos trabajando en mejorar la experiencia de nuestros alumnos en la sala y fuera de ella. En especial, hemos incorporado innovaciones curriculares y extracurriculares que se enfocan en que podamos aprovechar la riqueza de nuestro portafolio de MBAs para fomentar el trabajo sinérgico y colaborativo entre los alumnos de los diferentes programas.

En profundidad

Únase a la conversación