Recursos Humanos
0
k36naecxvwu-henri-meilhac.jpg

Los obstáculos mentales que te impiden generar conexiones profesionales

Judy Robinett, que ha logrado construirse una reputación como "súper contectora" aborda este y otros temas en su publicación "Networking Estratégico".

Por

Hoy pareciera que el networking estuviera a la vuelta de la esquina. No hay evento de innovación o emprendimiento que no incluya dentro de su programa una instancia de este tipo. Y si bien, muchos en esta industria, dicen manejar esta técnica al revés y al derecho, hay otros más sinceros que no se les da esto de hacer conexiones. ¿Por qué? Todo apuntaría a algunos obstáculos mentales que Judy Robinett describe detalladamente en su publicación “El Networking Estratégico”, un libro que pretende en más de 300 páginas convertirte en un conector que convierta sus redes de contacto en ganancias.

Para Robinett, quien ha alcanzado una reputación única como “súper conectora”, “en los negocios como en la vida las relaciones son la verdadera “red de energía que la gente utiliza para que las cosas se hagan más rápida y eficazmente”.

En ese sentido, y a raíz de sus 30 años de experiencia como empresaria y líder corporativa, la autora también hace hincapié en los ecosistemas adecuados que determinarán tu éxito, la mentalidad del poderoso, el poder de los vínculos fuertes y débiles, además de las estrategias de conexiones poderosas para mujeres.

Sin embargo, y en esta ocasión queremos compartir con ustedes algunos de esos obstáculos de los cuales habla la ex directora de Golden Seeds Angel (el tercer grupo más activo de inversores ángeles y uno de los más grandes de Estados Unidos), y que te ayudarán a entender, de cierto modo, por qué no puedes hacer conexiones.

1. Timidez: Los introvertidos prefieren entornos que no sean demasiado estimulantes. Tienden a cultivar un círculo pequeño de amigos íntimos, parientes y colegas.

Solución: Deben desarrollar suficiente coraje y confianza para salir de su zona de confort y conectarse con personas desconocidas. Otra sugerencia, es emular a alguien cuya capacidad de relacionamiento usted admire.

2. Cohibición: Viene de un temor o una nerviosidad que se genera cuando estamos centrados en nosotros mismos. Las personas cohibidas con frecuencia creen que no encajan, y temen que los demás las están juzgando por sus apariencias.

Solución: Enfocarse en los demás. Cuando las personas tienen la oportunidad de hablar sobre sí mismas, se sienten más cómodas y más cercanas a las personas con quienes están hablando. Quitarse el punto de mira de encima y ponerlo en la otra persona le facilita a usted la conexión y la hace sentir bien a ella.

3. Extraño: la reticencia a abordar a las personas desconocidas puede impedir que usted encuentre alguna de sus relaciones más importantes. A cuántos de nosotros se nos grabó en el cerebro cuando éramos niños el “no hables con extraños”, y sin embargo, sabemos por las estadísticas que es más posible que sean personas conocidas las que nos hagan daños.

Solución: Todo contacto importante fue alguna vez un extraño. Extraños equivalen a oportunidades. La capacidad de abordar a personas desconocidas con el fin de hacer conexiones para su empresa es una destreza de crucial importancia.

4. Crear = manipular: Mucho en la creación de redes “a la antigua” es manipulador porque ese modelo se basa en que las personas se utilizan unas a otras para su propio provecho. El énfasis está en lo que las personas pueden obtener de las relaciones y no en lo que pueden aportarles.

Solución:  No construya redes, conéctese. Quiero que la gente comprenda cómo construir maravillosas relaciones que se basan más en agregar valor a los demás que en obtener beneficios para uno mismo. Con el enfoque de conector poderoso, se sentirá a gusto con las relaciones que desarrolle y también verá que irá mucho más lejos porque sus conexiones estarán dispuestas a ayudarles.

Imágenes |  Unsplash

 

En profundidad

Únase a la conversación