Recursos Humanos

Lo que debe saber toda mujer para negociar su salario

0
pexels-photo-121983.jpeg

El impacto social o el cómo las percibirán si piden un aumento es un miedo real que predomina en la mente de las mujeres.

Por

La brecha salarial entre hombres y mujeres siempre ha sido un tema no resuelto a nivel mundial. Y es más, en algunos países, la diferencia es abismante.

Sin embargo, hay quienes creen que la distancia crece más aún porque son las mismas mujeres que tienden a valorarse en menor grado que los hombres, y porque muchas veces son mejores negociando por otros y no para ellas mismas.

De acuerdo a Olivia Jaras, fundadora de Salary Coaching for Women, emprendimiento que busca brindarle a las mujeres la herramientas para negociar sus salarios, “el impacto social o el cómo me percibirán si pido un aumento es un miedo real que predomina en la mente de las mujeres ante una negociación de sueldo”.

“Las mujeres intuyen -correctamente- que si un hombre pide directamente un aumento de sueldo, es totalmente aceptable, pero si ellas tratan de negociar directamente, son percibidas como presuntuosas y atrevidas. Como sociedad estamos condicionados a reaccionar de forma negativa cuando una mujer demuestra características egocéntricas, pero reaccionamos con ambivalencia si así lo hace un hombre. El negociar por sí misma no es socialmente aceptable de la misma forma que -socialmente- nos place ver que las mujeres velen por el bien de otros”, agregó la experta en el área de negociaciones.

Sin embargo, para Jaras es un grave error valorarse simplemente buscando una cifra gratuita por internet.

“Si uno lo piensa, todas las grandes multinacionales tienen equipos que sólo se dedican a fijar sueldos e invierten mucho tiempo en descifrar nuestro valor relativo al valor del puesto al cual estamos postulando. Además, muchas empresas no utilizan recursos gratis, porque prefieren pagar por encuestas que proveen información verificable y actualizada sobre sueldos en sus propias industrias”.

En ese sentido, la emprendedora hace hincapié en que las mujeres rara vez tienen éxito emulando el estilo directo que suele nacerle a los hombres y si bien dice que no existe una receta exacta, existen algunas herramientas básicas que todas necesitan ante una negociación de sueldo, y que te las dejamos a continuación.

1. Saber -sin duda alguna- cuanto valemos en el mercado.

2. Asumir que todo es negociable (sueldo, beneficios, vacaciones, etc): A veces negociar la calidad de vida es más importante que negociar una alza de sueldo.

3. Plantear la negociación de tal forma que en vez de confrontar a nuestro interlocutor demandando directamente un número: Demostrar que es interés de la empresa tener a alguien tan dedicada, leal, calificada, etc.

4. No echar marcha atrás cuando haya un silencio. Las mujeres tenemos la tendencia de ser las primeras en rellenar silencios incómodos con concesiones. Esto toma práctica, pero el no reaccionar ante un silencio nos puede dar mucho poder en una negociación.

Imágenes | Pexels

 

En profundidad

Únase a la conversación