Recursos Humanos

Las zapatillas se toman las oficinas

0
zapatos-informal.jpg

En busca de esta comodidad, es que varios ejecutivos están optando por usar zapatillas en su trabajo. Eso sí, la tendencia aún es tímida en América Latina.

Inscríbase en nuestros newsletters

Por

Hace un tiempo se impuso en algunas empresas que los jefes dejaran a sus trabajadores ir el viernes con ropa más informal, en lo que denominaron "Casual Fridays". DesdeTrabajando.com se reveló, mediante un informe, que el 42% de los trabajadores en Chile afirmaba que su compañía les pemiría vestir ese día informal, como una forma de hacer un quiebre al finalizar la semana y generar ambientes más relajados y distendido.

La mayoría de los encuestados estaba de acuerdo con esta medida. El 54% aseguraba que esta medida permite trabajar más cómodamente, lo que genera mayor productividad. Sin embargo, el 69% de los encuestados que no era beneficiado con esta iniciativa deseaba que su compañía la adoptara. 

En busca de esta comodidad, es que varios ejecutivos están optando por usar zapatillas en su trabajo. Eso sí, la tendencia aún es tímida en América Latina.

María Paz Blanco, consultora de imagen y creadora del sitio web Effortless Chic, dice que mientras en Estados Unidos y Europa las grandes multinacionales son más flexibles y no enfatizan en la vestimenta, en Chile, por ejemplo, todavía se asocia vestir formal con ser buen profesional.

Para María Pía Estebecorena, asesora de imagen de Ceimagen y presidenta de AICI Argentina, si bien hay que estar atento al grado de formalidad que tiene el área donde se trabaja, es conveniente que el ejecutivo se pregunte hasta dónde está dispuesto a sacrificar su estilo personal o comodidad por su profesión. “No se puede ocupar un cargo jerárquico sin que la indumentaria nos acompañe porque estariamos dando un mensaje contradicotrio”, agrega la asesora.

Blanco, agrega además, que mientras a los más jóvenes busca zapatos más cómodos y casuales, y saben combinar mejor el look, los hombres de 40 años les cuesta incorporar la zapatilla.

Para los ejecutivos que decidan aventurarse a usar zapatillas, Estebecorena y Blanco aconsejan:

Un propósito. “Una clave es vestirse con un propósito. Si voy a una reunión donde tengo que tratar con un cliente, lo más aconsejable es adaptarme a ese propósito y transmitir fortaleza, seguridad y confianza. Nada de eso se transmite con las zapatillas”, dice María Pía Estebecorena.

Cercanía. Estebecorena dice que aunque las zapatillas no se vean formales, si se trata del jefe, pueden ayudar a transmitir cercanía, adpatabilidad, igualdad y modernidad.

Ojo con el traje. María Paz Blanco dice que hay que fijarse en el traje, porque si se trata de vestir un traje sastre, la zapatilla se puede ver fuera de lugar. No así si el pantalón es de tela de gabardina, ojalá con un corte no tan recto puede verse bien con una zapatilla o zapato más casual.

Se puede tratar de innovar con las mismas líneas, quizá más innavoras, que ofrecen zapatos más casuales. La suela blanca, por ejemplo.

Color: Según Blanco, los colores ideales son negro, gris y café. Y si es un trabajo más creativo, la zapatilla blanca es un clásico y siempre se ve bien

Esto ni lo piense. Si se trata de ejecutivos, Blanco recomienda no usar las zapatillas con las que va al gimnasio, realizar deporte o ni de un material muy casual, como de lona.

 

 

En profundidad

Únase a la conversación