Negociación

Hasta 32% de los empresarios mexicanos justifican los sobornos

0
empresarios_mexicanos.jpg

Cuatro de cada diez empresarios en el país reconocen que los actos de corrupción y soborno son comunes para ganar contratos

Por

Cuatro de cada diez empresarios en México reconocen que los actos de corrupción y soborno son comunes para ganar contratos, lo que coloca a este país como líder mundial en estas prácticas.

La Encuesta Global sobre Fraude de EY, revela que 38% de los directivos mexicanos que participaron considera que es común recurrir a los pagos extraoficiales para ganar contratos.

El sondeo realizado entre directivos de alto nivel, en las compañías más grandes de 59 países indica que 32% de los encuestados mexicanos justificaría realizar prácticas no éticas para ganar o retener un negocio.

Por ejemplo, 4% justificaría la alteración de estados financieros;8% la entrega de regalos; 10%  el ofrecimiento de entretenimiento; mientras que 14% los pagos en efectivo.

“Este comportamiento responde a que los empresarios creen que si no entran dentro de este juego de corrupción y sobornos se van a quedar fuera del juego”, apuntó Bruno Blackmore, líder del área de Investigación de Fraudes y Servicios de Apoyo Legal de EY.

Entre los hallazgos del estudio destaca que 18% de los ejecutivos mexicanos se les ha solicitado pagar un soborno en una negociación, porcentaje mayor en 11 puntos a sus contrapartes en el mundo.

Este fenómeno ha incidido en que la percepción de la corrupción y sobornos como prácticas comunes en el país se haya incrementado en los últimos años, mientras que en otras latitudes no ha cambiado o incluso ha disminuido.

La encuesta indica que la percepción de estas prácticas como actos comunes en México subió cinco puntos, de 60% en 2012 a 65% en 2014.

A nivel global, la percepción de la práctica de estos delitos se mantuvo casi estable al transitar de 38 a 39% en los últimos dos años, mientras que en Latinoamericanos bajó de 56 a 54% en el mismo periodo.

El experto dijo que para revertir este problema es necesario un compromiso de todos los tomadores de decisiones de México.

“Se requiere un compromiso de ética, de decidir no jugar el juego de la corrupción. Los mexicanos tenemos suficiente inteligencia y capacidad para ganar negocios sin caer en estas prácticas”.

Considero que en una licitación en la que participen empresarios que se nieguen a realizar pagos extraoficiales, “desencadenará que la empresa ganadora sea aquella que ofrezca el mejor servicio con mejor calidad y precio”.

El experto destacó que aunque 64% de los ejecutivos ha recibido capacitación anti soborno y anti corrupción, la incidencia de este delito es mayor respecto a otras latitudes porque este tipo de prácticas no son investigadas ni sancionados.

También dijo que las empresas además de prohibir estas prácticas deben vigilar que no se cometan y sancionarlas. “En el mundo existen empresas que se comportan éticamente y que son exitosas en su ramo”.

En su opinión, “los empresarios mexicanos tienen que cambiar el chip y entender que no es necesario recurrir a estas prácticas cuando se tienen productos y servicios de calidad y a buen precio.

En profundidad

Únase a la conversación