Emprendimiento

HappyBreak: el emprendimiento que busca combatir el estrés con realidad virtual en Chile y Brasil

0
file3_1.jpeg

Con el propósito de masificar esta práctica en espacios poco habituales, la startup se abre camino en América Latina.

Por

¿Cómo te sientes hoy? ¿Cuál es tu nivel de estrés? Estas son algunas de las preguntas que los usuarios contestan una vez que se ponen y sacan los lentes de realidad virtual que la startup chilena HappyBreak acerca a las empresas. De esta forma, los colaboradores pueden meditar por algunos minutos al día en espacios bautizados como "happy space".

El emprendimiento ofrece experiencias de bienestar para combatir el estrés en espacios laborales exigentes y permite generar quiebres en las jornadas laborales a través de ejercicios mindfulness. Una solución que trae beneficios para los colaboradores y organizaciones, porque al medir los niveles de estrés de los trabajadores y recopilar esa información, el área de RR.HH. puede llevar a la práctica un plan que alivie el estrés en un equipo.

Luego de ganar en el Startup Weekend Chile, en octubre de 2018, HappyBreak inició en enero de 2019 la etapa de prototipado y validación. El primer modelo se implementó durante dos meses, de abril a junio, en las sedes corporativas de tres sucursales de la compañía Bupa, que ofrece soluciones de salud. 

Sobre la experiencia en Bupa, Rafael Ávila, cofundador de HappyBreak, dice que "hicimos pruebas en más de 120 personas, con cuatro sesiones de diez a doce minutos de meditación con cada persona. Realizamos, entonces, alrededor de 400 sesiones y 4.000 minutos de meditación". Agrega que con la alta gerencia de esta empresa también participaron en un taller interno, en septiembre de 2019, "donde pudimos ver a 15 personas meditar y fue muy interesante, porque todos se conectaban en el mismo momento y disfrutaban del escenario que ellos querían".

Ahora, la compañía de salud cuenta con un "happy space" fijo, donde los colaboradores pueden ir a meditar cuando quieran, entre diez a quince minutos diarios.

En la fotografía, uno de los "happy space" que tiene la startup chilena.

 

Erradicar el burnout laboral

Este año la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció al burnout o desgaste profesional, como enfermedad. Una realidad que desde HappyBreak habían notado un año antes: "Todo empezó por un tema social. Nos dimos cuenta que Chile incrementó su nivel de estrés durante estos último años, las licencias laborales aumentaron casi un 50% y el 41% de esas licencias corresponden a enfermedades mentales. Nos pareció algo muy fuerte. Sentimos que debíamos hacernos cargo de alguna forma", justifica Ávila. 

Fue entonces cuando decidieron crear una instancia para que la gente meditara, lo que les pareció un gran reto porque "éramos los primeros que lo hacíamos en Chile. Nos fue súper bien y creamos el producto mínimo viable que nos permitió entrar a otras organizaciones como DUOC, Vías Chile, Bupa, Saesa", detalla Ávila. 

Pero desde que debutaron han experimentado varios cambios. Pasaron de visualizar la solución como una aplicación, a pasar a la modalidad de servicio de lentes de realidad virtual que ellos proveen. Y en alianza con su partner Lenovo, están buscando desarrollar una app que los usuarios puedan utilizar junto con los lentes y así ver el estado de sus meditaciones y programar las sesiones mindfulness, tal como se agenda una reunión. Hoy, también están haciendo demos con otras empresas como Unilever y WeWork.

Los pasajes a Brasil

Tras la validación e implementación en organizaciones en Chile, decidieron que debían dar un paso mayor y se fueron a probar suerte a tierras brasileñas. Ávila explica que la elección de Brasil no fue al azar, dado el atractivo tamaño del mercado y la existencia de trabajadores igual de estresados que en Chile. "Siempre hay que mirar a los alrededores y nosotros como equipo tomamos como referencia a Cornershop, que partió en México y Chile, al mismo tiempo. Aunque Chile es muy interesante, hay que abrir mercado inmediatamente en otro lado", explica el emprendedor. 

En agosto de 2019, ingresaron a la incubadora Founder Institute, junto con otros 40 fundadores, en el cual finalizaron su participación con un demoday en Belo Horizonte. Durante ese periodo, la startup había iniciado conversaciones con fondos locales para una ronda de inversión, además de hacer pruebas en empresas como Solides y WeWork.

"Ahora iniciamos un demo en Fundep y estamos cerrando alianzas con importantes actores del bienestar corporativo en Belo Horizonte", relata feliz el cofundador.

Sin embargo, existen algunas pequeñas diferencias en cuanto a los usuarios finales y el contexto. Desde Brasil, Magdalena Ortega, también cofundadora como Ávila, dice que "la diferencia del cuidado de la salud mental es que en Chile existen políticas que cuidan a los trabajadores en estos temas, mientras en Brasil no existe todavía esa regulación, no se miden directamente los riesgos psicosociales, como el modelo chileno obliga a las empresas".

La startup además evaluar expandirse a Europa. Un salto que pinta bien hasta el momento, confiados en que aportarán en llevar la meditación a personas que no han experimentado su incorporación en el ambiente laboral.

Es así como HappyBreak está logrando poco a poco que su propósito se haga realidad, es decir, que existan espacios de descanso, desconexión laboral, una o dos veces al día, o al menos hacer una pausa para tomar un vaso de agua o caminar. Si pueden hacer que las personas se preocupen por su salud mental a través del mindfulness, en esta startup estarán satisfechos. 

En profundidad

Únase a la conversación