Freelancers internacionales: ¿trabajo del futuro?

0
freelance_ok_0.jpg

Avances tecnológicos que inmediatizan las comunicaciones y cambios crecientes en las formas de contratación de personal están impulsando a nivel global más trabajo independiente, beneficiando con ello a empresas y trabajadores. Pero no todo es tan simple.

Por

Fue en 1989 que Jonathan Franklin, periodista estadounidense, decidió que no quería trabajar en un horario regular de oficina. No es que hubiera algo malo con el puesto de redactor en el New York Times que en ese entonces ostentaba, pero sentía que el ajetreo diario no le permitía desarrollar los temas en profundidad que él quería abordar.

Así que decidió ser un periodista independiente, “porque se acomodaba al estilo de trabajo que deseaba desarrollar”, explica. Y la idea funcionó bien, ya que su reporteo freelance le ha permitido colaborar en diversos medios de habla inglesa, especializándose en la región de Latinoamérica. Como independiente ha cubierto historias en Mexico, Cuba, Colombia y Brasil, entre otros países de la región, estableciéndose en Chile a mediados de la década de los noventa.

Hoy, con 48 años, Franklin es corresponsal del prestigioso diario británico The Guardian y en 2010 publicó el exitoso libro 33 Men, sobre la tragedia de los mineros chilenos atrapados bajo tierra en la ciudad de Copiapó, al norte de ese país. Por lo general, genera entre 10 y 12 reportajes anuales de investigación, tanto escritos como audiovisuales, los que se publican en distintos medios de comunicación de diferentes países, gracias al sistema de sindicación.

El caso de Jonathan Franklin no es inusual para los periodistas. Pero sí es parte de una tendencia que está aumentando y llegando a diveras profesiones.

Actualmente la demanda por este tipo de trabajo autónomo abarca desde programación de software, diseño de aplicaciones móviles y redacción de artículos hasta trabajos de diseño gráfico, traducciones y contabilidad. Y desde hace unos años estos frelancers dedican cada vez más tiempo a buscar maneras de internacionalizar su trabajo.

Según Sebastián Siseles, Director para América Latina del sitio Freelancer.com, “un gran número de emprendedores, profesionales, netpreneurs y estudiantes se está beneficiando del actual tipo de cambio, lo que sumado a las oportunidades laborales y de proyectos independientes que existen en Internet, conforman un alentador y prometedor panorama para quienes buscan independencia y flexibilidad”.

De acuerdo al ejecutivo, en este modelo el profesional gana en protagonismo frente a las empresas. Es él (o ella) quien decide cómo y con quién quiere trabajar, “gracias a plataformas como la nuestra se peude aspirar a la internacionalización del trabajo individual, con literalmente millones de empleadores potenciales de todo el mundo. Con este sistema el profesional obtiene experiencia, mejores ingresos, conoce gente de todo el mundo, se forman equipos de trabajo virtuales, se fomenta el emprendimiento local y profesional, existen muchas nuevas posibilidades”, declara.

Álvaro Vargas, gerente general de Trabajando.com Chile, plataforma on line para búsqueda y oferta de trabajos, indica que los datos confirman que cada año hay más preferencia por este tipo de trabajadores independientes.

La demanda de las empresas por trabajar con freelancers se fundamenta en el menor costo que implica, porque permite eliminar gastos como movilización o alimentación, liberando espacio físico dentro de la empresa. Y en el caso de los freelancers, ellos actuan motivados por la idea de poder manejar sus tiempos, compatibilizando su vida personal con la profesional y además la ventaja de poder elegir el tipo de trabajo que quieren realizar”, explica.

“Las pymes prefieren contratar a personas independientes por el costo, pero además el formato de poder optar a un profesional internacional les da la posibilidad de elegir al más talentoso para el trabajo”, añade Siseles.

Así lo reafirma Cristian Betteley, director de la empresa de comercio electrónico caletadepeces.
Este profesional de 31 años suele contratar freelancers de todo el globo para desarrollar sus proyectos, y destaca cada vez que puede esta metodología de trabajo debido a sus buenos resultados.

“Trabajo regularmente con gente de India, China, Perú, Colombia, y ocasionalmente con profesionales europeos o estadounidenses, debido a que localmente no hay disponibilidad de profesionales en los rubros que yo requiero, que son desarrolladores, diseñadores, profesionales de maquetación o SEO, community managers o administradores de contenidos para diferentes proyectos web-app y softwares que demandan mis clientes ”, precisa.

Betteley confiesa que la existencia de las plataformas on line de trabajo freelance, especialmente freelancer.com le han permitido reaccionar con rapidez y seguridad a la hora de necesitar gente para cada proyecto, teniendo la posibilidad de acceder a mejores precios y una gran base de datos.

“Cuando tengo un proyecto hago un levantamiento técnico en el que defino las tareas que necesito, junto con un estimado del tiempo en que se debe desarrollar. Lo levanto en las plataformas web, los freelancer postulan y yo filtro a aquellos que tengan buena experiencia, feedback de trabajos anteriores y las mejores tarifas. Una vez elegido el profesional, deposito en el sistema el monto acordado y voy liberando los recursos a medida que al freelancer cumple las metas”, explica.

EMPRESAS UNIPERSONALES

Aunque muchos siguen apostando por la seguridad financiera y la estabilidad que otorga un trabajo permanente, este tipo de trabajo presenta cada vez menos garantías que hace una década. De este modo, el trabajo freelance está saliendo rápidamente de las sombras y empezando a marcar la pauta a la vez que las oportunidades laborales más tradicionales empiezan a escasear.

La buena noticia ante esto es que los freelancers podrán contar con menor incertidumbre y mayor estabilidad futura, ya que habrá cada vez mayor demanda por trabajo freelance de todo tipo y nivel, proporcionando más oportunidades de seguir una senda profesional menos tradicional y en todo el globo.

Hoy se estima que uno de cada tres estadounidenses está de alguna manera involucrado con trabajos freelance, tanto full como part-time, y el Harvard Business Review destacó recientemente que el freelancing on line era el área de mayor crecimiento en el mercado laboral del país.
Las cifras globales que da Freelancer.com hablan de 9 millones de usuarios de sus sistema en todo el globo, principalmente freelancers en India, EE.UU., Bangladesh, Brasil y Argentina. Todos mercados con gran accesibilidad a internet.

“Hoy sólo 32% de la población mundial está conectada a internet. Todavía existen unas 5 mil millones de personas que no están conectadas, y en la medida que se vaya superando esa brecha digital habrá más personas que podrán optar a conseguir ingresos con ella”, afirma Siseles.

Según Eurostat, España es uno de los países de Europa con mayor número de freelancers, con un incremento en el último año del 2,5% frente al 0,2% de la media europea.

El portal de trabajo freelance Adtriboo recientemente determinó que el trabajador español independiente promedio es hombre, de entre 26 y 35 años y con una experiencia profesional de más de 5 años. En tanto que los trabajos más solicitados se concentran en el desarrollo creativo y la producción de videos, con 20%. Le siguen aquellos relacionados con el desarrollo y programación de aplicaciones para dispositivos móviles (14,2%), la redacción y traducción de textos y artículos (12,7%) y los especialistas en diseño (11,5%).

El portal de trabajo laborum.com detectó que entre enero de 2012 y octubre de 2013, en Chile, se habían ofertado más de 28 mil ofertas laborales para freelancers, en los cuales las áreas de telecomunicaciones y consultorías alcanzaban un 67% de la demanda.

“De estos, los ejecutivos y analistas son los tipos de cargo para los cuales más se demandan freelancers, sumando casi un 60% de las preferencias”, explican en la empresa.

Y al aprecer la tendencia no va a parar: para el año 2020, los denominados “millennials” o miembros de la Generación Y representarán el 46% de la fuerza laboral mundial, y a diferencia de las generaciones que les preceden, no estánn satisfechos con trabajos tradicionales de 9 a 5 ni tampoco con las estructuras jerárquizas maś conservadoras.

“Estos jóvenes valoran la flexibilidad y la libertad de elección, razón por la cual cada vez más representantes de esta generación que ingresan al mundo laboral lo hacen optando por el trabajo independiente, demostrando así que ser freelance es una opción seria y totalmente viable”, precisa Rajeev Jeyakumar, co-fundador de la plataforma Skillbridge, un mercado on line que conecta proyectos corporativos con freelancers calificados.

CONDICIONES MÍNIMAS

Sebastian Reyes, director de la empresa de headhunting DNA Human Capital, reafirma la tendencia, apostando a que el alza del trabajo freelance va a beneficiar sobre todo a las mujeres, las que actualmente ven disminuidas sus posibilidades laborales cuando deben compatibilizarlas con la maternidad.

“Ya existen muchos trabajos que se pueden hacer de forma remota, especialmente en proyectos de alcance regional. Lo que hemos visto es que las empresas hoy buscan reducir costos y aumentar su competitividad, y el trabajo freelance, por un tiempo determinado, suele ser la opción con mayor aceptación”, indica.

Además las compañías buscan el mejor perfil laboral posible para trabajar. “Y si tenemos el candidato que por el perfil del cliente tiene un fit perfectamente puede optar a que la posición sea desarrollada de modo freelance”, agrega.

Así ocurrió con el caso del ingeniero civil industrial Ricardo Díaz, de 51 años, quien trabaja como freelancer con empresas panameñas desde 2009 debido a la aceptación local que existe por el perfil del profesional chileno.

Con amplia experiencia en el sector de infraestructura, medio ambiente y transportes, Díaz optó por esta opción al ver un escenario laboral desfavorable a nivel local y la necesidad personal de pasar más tiempo con su familia.

“Si bien al principio me tocó viajar bastante para establecer las confianzas y conocer bien el terreno, ya que la adaptación a la cultura local no es fácil ni rápida. Pero a partir de 2012 he viajado solo una vez por año, gracias a las posibilidades de comunicación que brinda la tecnología móvil. La verdad se extraña un poco el ambiente profesional y personal de una oficina, pero al revés, todo el tiempo libre que tengo puedo dedicarlo a mi familia y es una de las ventajas”, indica.

El profesional recalca a modo de consejo tener cubierto el flanco legal y bancario, para facilitar la gestión. “Tengo un contrato en Panamá y otro en Chile, lo que me permite tener protección en ambas naciones. Además tengo cuenta corriente internacional, para poder recibir los pagos, que son en dólares. Como no hay un sueldo periódico, he generado un sistema de ahorro para poder vivir a largo plazo”, explica.

NO TODO ES PERFECTO

El reciente colapso del programa estrella de salud de la administración Obama, el denominado Obamacare, contiene un dato aterrador para los trabajadores independientes estadounidenses: ellos representan el grueso de la fuerza laboral que está perdiendo sus seguros de salud debido a la reforma, ya que las compañías aseguradoras están terminando unilateralmente los contratos de aquellas personas cuyas garantías no cumplen los estándares de la nueva ley.

Pero ese no es el único problema que enfrentan hoy estos trabajadores.

Los freelancers también están en el medio de una pugna legal que ya se lleva a cabo en 30 estados de EE.UU. por la incorrecta clasificación del trabajo independiente o freelance.

De acuerdo a un estudio de MBO Partners, casi 18 millones de trabajadores independientes ganarán cerca de $1,2 trillones de dólares este año, pero algunos reguladores alegan que la argucia de hacer pasar a empleados como contratistas le ahorra a las empresas millones de dólares, privando al gobierno de ingresos fiscales relevantes pero al mismo tiempo fomentando la explotación e indefensión de los trabajadores.

Junto con destacar que el trabajo freelance tiene claras limitaciones, ya que existen trabajos que por su naturaleza son presenciales, Sebastian Reyes subraya la necesidad de la autodisciplina para trabajar. “Además la supervisión remota es distinta, son diferentes los timings, las reuniones virtuales no tienen mismo impacto que las presenciales. En última instancia, además hay empresas que todavía valoran el trabajo fulltime presencial”, dice

Álvaro Vargas, de trabajando.com, indica que su compañía suele hacer recomendaciones a quienes son o buscan ser trabajadores freelance para que aprendan a llevar su condición de la mejor forma.

Estos consejos tienen que ver con optimizar su red de contactos, elaborar bases de datos de empresas que puedan estar interesadas en su trabajo y que deben intentar mantener a previos clientes informados de cosas nuevas que puedan interesarles.

“Es importante crear un porfolio actualizado con sus mejores trabajos para facilitar su contratación. Otro punto relevante es mantenerse informado de los temas de interés, saber lo que demandan las empresas y qué pueden necesitar en el corto y largo plazo: hay que formarse continuamente para estar siempre a la vanguardia. También hay que ser organizados con su tiempo, saber cuánto valen, cuánto deben cobrar y no desanimarse en tiempos de receso laboral”, afirma.

Únase a la conversación