Management

Francisco Navarro habla sobre el GCC y los retos de las empresas en el siglo XXI

0
francisco_navarro.jpg

Para el director del Global Corporation Center, “el desafío de las empresas está en desarrollar nuevas industrias para diferenciarse”.

Por

En entrevista con América Economía, el vicedecano de IE Business School y director general del Global Corporation Center (GCC), Francisco Navarro, se refirió al objetivo del nuevo centro de investigación inaugurado el mes de abril, los nuevos retos de las empresas en el siglo XXI y el rol del diplomático corporativo.

-¿Cuál es el objetivo del GCC?

El Global Corporation Center apunta promover la investigación sobre los retos que tienen las empresas del siglo XXI en el fenómeno de la globalización que ha permitido que países que antes no entraban a competir en el mercado lo estén haciendo.

-¿Qué soluciones buscará el nuevo centro de investigación en este nuevo marco empresarial?

Esperamos profundizar en temas globales geopolíticos, geoestratégicos y de diplomacia corporativa.

Asimismo, buscaremos soluciones en lo que se relaciona a nuevas operaciones y el mundo de desarrollo de sistemas operativos. Y es que no se puede competir sólo en producción sino que en innovación y clientes.

Por su parte, el Centro organizará jornadas de análisis, promoverá la reflexión y publicará informes de investigación de variados temas.

-¿Qué nuevos retos tiene que afrontar las empresas como producto de la globalización?

Los competidores disponen prácticamente de las mismas tecnologías, por lo que el gran reto está en que si los países emergentes pueden hacer las mismas cosas que los países industrializados van a triunfar los que tengan los costes laborales menores.

El otro gran desafío es descubrir si los países industrializados serán capaces de desarrollar nuevas industrias para diferenciarse. Por el contrario, las economías podrían entrar en una convergencia y una nivelación de la riqueza, es decir, que ya no habrá una gran diferencia entre una empresa y otra, lo cual es bueno porque gran parte de la población puede acceder a buenos estándares de vida.

Entonces, las industrias se deben diferenciar, de lo contrario no iremos a competir con la tecnología madura que significará transferencia de costes -hacia abajo- a favor de los países emergentes.

-¿Qué rol cumple el diplomático corporativo en las empresas?

El proceso de la globalización implica que se tiene que ir a fabricar o hacer negocios a otros países, por lo que la figura del diplomático corporativo no solamente radica en tener que saber y conocer sus productos sino sobre cómo son las costumbres y leyes del país que pretenden explorar.

Uno tiene que conocer cómo funcionan los países más allá de las típicas áreas de conocimientos como el marketing. Se deben conocer los gustos de las personas, cómo funcionan, cuáles son sus culturas, religiones y modelos.

-¿Cuáles son las claves para llevar a cabo una buena diplomacia corporativa?

1. El diplomático corporativo tiene que entender todas las culturas. No puede ir con la soberbia de porque forme parte de una comunidad rica y avanzada el resto del mundo no lo estará. Las personas son igual de listas en todo el mundo.

2. Se debe tener en claro que todos los seres humanos son respetables.

3. Debe tener la mente abierta para entender cuáles son los problemas que tienen esos países y tratar de ayudarlos.

4. Se debe tener claro las costumbres, culturas y legislación que rigen a los países.

5. Debe ser un conocedor de idiomas y de la geopolítica.

Únase a la conversación