Economía

Finanzas personales: 5 pasos para organizar el dinero a fin de año

0
ahorrar_navidad.jpg

Evitar pedir adelantos, estudiar el presupuesto que se maneja, filtrar en qué gastar y hacer un seguimiento periódico de los dineros que se manejan, son algunas de las recomendaciones para afrontar los pagos de esta temporada.

Por

Fenómenos como el Black Friday o el Cyber Monday en Estados Unidos, este último adoptado en algunos países de América Latina, parecen dar cuenta de una fiebre consumista que surge tan pronto como se acerca fin de año y sus festividades. Sin embargo, el fantasma de una crisis financiera expandida a latitudes latinoamericanas ha modificado por lo menos durante este año el comportamiento de compra en este período.

A días de Navidad y otros tantos para Año Nuevo, el dinero parece ser escaso y la habilidad para administrarlo es urgente. La población de la región está más que nunca necesitando una orientación para saber cómo organizar sus gastos. Estudios como el elaborado por Nielsen Global, denominado “Compras de Fin de Año”, da cuenta de eso. Tras encuestar a más de 25 mil usuarios de internet en 57 países del mundo, notaron que, por ejemplo, en América Latina 36% de los consumidores invertirá lo mismo que en 2010 en la compra de regalos navideños. Asimismo, en Brasil (40%), Perú (38%), Colombia (38%) y Argentina (36%), la mayor parte de los consumidores mantendrán el mismo nivel de gasto para sus compras respecto al año pasado. En Argentina (11%), México (10%) y Chile (9%) de los consumidores no realizarán más compras que 2010.

Es en el período de diciembre a marzo cuando se produce una sobrecarga de gastos, lapso en que los entendidos aconsejan analizar el comportamiento financiero que se tiene. Es necesario responder a consultas del tipo ¿gasta más de lo que gana? ¿Cuántas veces tiene su renta bruta comprometida en deudas de consumo? ¿Cuantos acreedores tiene? ¿Más de 4? ¿Ha debido desplazar gastos básicos: vivienda, educación de los hijos, alimentación, transporte, u otros, debido a tener que pagar algunas cuotas?

Si la respuesta a la mayoría de estas consultas fue positiva, lo primero es tomar conciencia de la clase de gastos innecesarios que se están haciendo o de cómo se resuelven ciertas deudas. Es decir, si para cancelarlos se endeuda más. Porque si bien puede manejar a la perfección las finanzas de su empresa, no siempre esto se reproduce en la vida privada.

Es crucial, entonces, ser capaz de llevar las riendas de su economía, porque un presupuesto es algo más que un mal necesario. El tener claro cuánto se tiene y se es capaz de ahorrar, para luego cubrir una posible deuda, es fundamental. “Se debe manejar el dinero para saber cuánto tengo para amortizar o idealmente para ahorrar. Conocer al gasto generado por electricidad, luz, gas e imponderables”, explica Nicolás Salas, gerente general de la empresa de tecnología Dridco, quien agrega que es importante que la persona tenga capacidad de ahorro, es decir, saber qué si se endeuda podrá pagarlo.

Por lo mismo, es importante decidir cuánto destinar del sueldo total a los gastos. Jorge Gándara, gerente general de PayRoll Bienestar-Origina, recomienda desembolsar 20%, en ocasiones compuesto por aguinaldo más un gasto extra para cena de Navidad y regalos.

Gándara explica que “la llegada de gastos extraordinarios sólo aumentará la deuda total, lo que le generará un esfuerzo extra para llegar a final del año. Se debe evitar pedir adelantos para costear el consumo”. O en caso de solicitarlo, es recomendable, cree Salas, estos sean a corto plazo. Pese a este consejo, la mayoría de los trabajadores pide adelantos y ayudas monetarias, como lo es el aguinaldo, una suma de dinero que algunas empresas entregan en esta fecha. Según Trabajando.com, 48% de los argentinos espera recibir este aporte, aunque el mismo porcentaje de trabajadores afirmó que en su empresa no es una iniciativa habitual.

En Chile, en tanto, 44% de los encuestados utilizará tarjetas de crédito para comprar, 36% sacrificará otros gastos durante diciembre, 9% pedirá un préstamo en el banco o un adelanto en su trabajo, 7% ahorró durante el año para gastarlo en estas fechas y finalmente 4% señala que no tienen necesidad de endeudarse u otro.

A continuación cinco pasos para evitar endeudarse y organizar el presupuesto.

1.Revisar las metas financieras:

Usted debería ser capaz de responder ¿qué se quiere lograr?, como sucede en cualquier empresa. 

 Porque, si no se fija un objetivo nada tiene sentido y además promueve el gastar en productos o servicios que en el futuro se arrepentirá. “Si está ahorrando para comprar una casa, un viaje o para la educación de los hijos, es más fácil mantenerse concentrado en las cosas importantes y dejar a un lado las que no lo son”, explica Gándara.

Tomando en cuenta lo anterior, es aconsejable "postergar los gastos que impliquen un alto desembolso (ejemplo de compra de automóviles o línea blanca) en tanto no tengamos un panorama más claro de la crisis europea y sus potenciales alcances", dice Barboza, profesor de la Maestría en Finanzas de la Universidad del Pacífico del Perú.

Es también en este proceso donde la persona debería preguntarse si quiere endeudarse, luego analizar la mejor opción para cubrir ese gasto. “En general las personas toman una mala decisión de consumo. Las deudas deben estar asociado con los períodos que tienen que ver con el bien de consumo y el tiempo que dura. En vez de pagar un bien de consumo durante 12 meses o más, a través de un crédito bancario, se podría pedir dinero prestado a un amigo y pagarlo en menos tiempo. Esto porque no tiene sentido endeudarse este años y cuando nuevamente llegue la navidad el otro año, las deudas se peuden juntar”, dice Salas.

2.Identificar los ingresos y gastos:

Probablemente sepa con qué ingresos cuenta cada mes, pero ¿sabe en qué lo gasta? Puede que le sorprenda descubrirlo.

Normalmente un activo se considera dentro del rubro de ingreso si brinda una renta en un período determinado. "Por ejemplo, podemos comprar un departamento para ponerlo en alquiler. La renta que nos pague el inquilino será un ingreso para nosotros. Por otro lado, un seguro de vida podría parecer un gasto, pero si uno pertenece a un matrimonio de padres jóvenes e hijos pequeños es muy recomendable tomar un seguro de vida para que en caso de un desafortunado suceso el seguro sea activado y provea al deudo e hijos los ingresos necesarios para la educación.", dice Barboza y además recuerda que  la inflación anual promedio en los últimos 40 años en Estados Unidos ha sido 3% por año. Lo que significa que luego de 20 años la capacidad real de compra de nuestro dinero ha perdido casi un 50% de valor.

3.Evaluar gastos y hacer ajustes:

Ahora toca hacer los ajustes necesarios para gastar el dinero de forma inteligente. La clave está en fijar prioridades.

4.El ahorro como gasto fijo obligatorio:

Enfoque el ahorro como una recompensa o un pago que se hace a sí mismo todos los meses. “Planifique y destine al menos un 5% mensual de su ingreso líquido a ahorro para imprevistos. Los imprevistos, por definición, no se conocen de antemano. Si no cuenta con un colchón de dinero adecuado al que pueda recurrir inmediatamente, cualquier emergencia podría hacer que todos sus planes se vinieran abajo”, explica Gándara.

Barboza explica que se debe "tener mucho cuidado con las deudas de tarjeta de crédito. Lo más recomendable es ir pagando el principal junto con los intereses de la deuda. No pague sólo intereses, esto hará que su deuda crezca a niveles exorbitantes y lo pondrá en una situación de riesgo".

En aquellos casos de solicitar un crédito hipotecario, lo ideal es pedirlo en la misma moneda en la que recibe el ingreso mensual. Barboza aconseja: "si se aplica a un crédito hipotecario en dólares americanos se estará expuesto a la volatilidad del tipo de cambio y esto podría perjudicar. Es conveniente también que la tasa del crédito hipotecario sea fija y no flotante, de esta forma se sabrá exactamente cuánto pagar mes a mes y no habrá sorpresas a futuro en caso el banco decida subir sus tasas".

5.Hacer un seguimiento periódico a su presupuesto:

Una vez que tenga un presupuesto realista y bien elaborado, el seguimiento y control de sus gastos se convertirá en un hábito.

El éxito en las finanzas personales radica en la construcción de un flujo de caja positivo. Al reducir tus gastos y aumentar tus ingresos, tu puedes salir de tus deudas y crear riqueza, concluye Gándara.

Únase a la conversación