Gestión de Carrera
0
pexels-photo_7.jpg

Estos son los puntos claves que no puedes dejar fuera de tu currículo

Aunque lo revisemos una y otra vez, de alguna manera los CV que enviamos siempre tienen algún error. En la siguiente lista podrás chequear los elementos que ya incluiste y añadir los restantes.

Por

Por Hubspot. Pocas tareas aterran más que hacer un currículum. Debemos añadir muchísimos detalles, parafrasear la información, hacer tres o más revisiones, y mucho más. Sin embargo, de alguna manera, los curriculum que enviamos siempre tienen algún error. Es una actividad que siempre provoca ansiedad.

Por eso, hice lo que suelo hacer cuando me atacan los nervios: crear una lista de lo que se debe tener en cuenta a la hora de redactar y editar un currículum.

Échale un vistazo a continuación, ¡y buena suerte en tu búsqueda de trabajo!

¿Cómo hacer un currículum? Lista esencial con los elementos que debes incluir

Dividí todas las tareas necesarias en 4 secciones e intenté organizarlas cronológicamente. Probablemente algunas podrían estar en más de una sección o completarse en otro orden, pero coloqué cada punto de la lista donde pensé que sería el lugar ideal para el proceso de redacción del currículum.

¿Tu currículum es profesional? Aspectos que debes revisar:

- ¿Tienes una dirección de correo electrónico profesional (p. ej., sara@gmail.com vs. sarabieberlove_1998@gmail.com)?

- ¿Tu dirección de correo electrónico es de un dominio profesional, como Gmail? Los dominios obsoletos pueden ser una señal de alarma para las empresas que están a la vanguardia de la tecnología.

- ¿La información de tu currículum coincide con la información de tu perfil en LinkedIn? Es probable que los mánagers de contratación revisen ambos al mismo tiempo.

- ¿Incluiste enlaces a tus redes sociales, portfolios anteriores y un sitio web personal relevante para tu trabajo?

- ¿Revisaste tus perfiles de redes sociales para asegurarte de que todo el contenido es profesional?

- Si incluiste el nombre del mánager de contratación, ¿personalizaste los mensajes donde te diriges a él o ella específicamente?

- Si vas a enviar tu currículum como Documento de Google, ¿otorgaste al destinatario el acceso adecuado para ver el archivo o el documento cuenta con acceso público?

¿Tu currículum está bien redactado? Aspectos que debes revisar:

- ¿Incluiste tu información de contacto básica (es decir, nombre, dirección, correo electrónico y número de teléfono)?

- ¿El tono de escritura que usaste coincide con el de la empresa que recibirá la solicitud? Por ejemplo, si bien debes redactar el currículum con un estilo profesional, esto también depende del contexto. Si vas a enviar una solicitud a una nueva startup de tecnología, podrías usar un tono distinto al que usarías si te dirigieras a una firma de analistas reconocida.

- ¿Personalizaste el currículum para el trabajo específico que estás solicitando? Destaca la experiencia laboral y las habilidades relevantes para el puesto que quieres obtener, pero evita escribir hasta el más mínimo detalle de todos tus trabajos anteriores.

- ¿Colocaste un objetivo claro en la parte superior del currículum que se centre en la empresa y no en ti? Si no lo has hecho, no te preocupes. En su lugar, te recomendamos incluir una sección de “competencias clave” que resuma quién eres y lo que puedes ofrecer a la empresa.

- ¿Incluiste los logros y las responsabilidades de tus trabajos anteriores? Ambos deben ser fáciles de visualizar cuando los mánagers de contratación le echen un vistazo a tu currículum.

- ¿Usaste estadísticas, en la medida de lo posible, para ilustrar tus logros?

- ¿Muestras la evolución de tu carrera profesional con elementos visuales? ¿Destacaste los ascensos, las responsabilidades adicionales que te asignaron o cualquier cambio de puesto que realizaste para adquirir más habilidades?

- ¿Añadiste los nombres de las empresas y una descripción breve sobre sus funciones?

- ¿Incluiste tu antigüedad en cada empresa?

- ¿Incluiste información relevante sobre tu educación?

- ¿Añadiste cualquier información que muestre tu personalidad o tus intereses fuera del trabajo?

- ¿Destaca tu proposición de valor única (p. ej., un aspecto que te haga sobresalir entre otros candidatos o que indique que tienes todo lo necesario y más para ocupar este puesto)?

- Si es relevante para el puesto que solicitas, ¿incluiste enlaces a un portfolio o muestras de tu trabajo?

 ¿Incluiste referencias con nombres e información de contacto o solo “referencias disponibles bajo petición”? Ambas opciones están bien; tan solo asegúrate de usar al menos una para indicar que tienes referencias.

¿Tu currículum tiene el formato y diseño adecuados? Aspectos que debes revisar:

- ¿Usaste algún tipo de plantilla para que el diseño del currículum sea agradable a la vista y fácil de leer?

- ¿Tu currículum es demasiado creativo? Por ejemplo, si solicitas un puesto creativo y el formato de tu currículum es una infografía, ¿es lo suficientemente sencillo de leer o sería mejor aprovechar esa creatividad en el diseño de tu portfolio?

- ¿Seleccionaste una fuente clara y legible?

- ¿Usaste prácticas comunes de formato que facilitan la legibilidad del contenido, como viñetas y texto de encabezado?

- ¿El formato es consistente en todos los puestos de trabajo? Por ejemplo, si colocaste en negrita los títulos de trabajo, ¿todos están en negrita?

 ¿Los márgenes son uniformes?

 ¿Todos los elementos están alineados de manera correcta? Por ejemplo, si colocaste las fechas en el lado derecho, ¿todas están alineadas entre sí?

¿Puedes hacer clic en los enlaces que incluiste?

- ¿Convertiste el currículum a un formato que permite que los destinatarios puedan leerlo de la manera deseada sin tener que descargar fuentes específicas o un software en particular? Te recomendamos usar el formato PDF.

¿Editaste y perfeccionaste el currículum? Aspectos que debes revisar:

- ¿Incluiste palabras clave en el currículum? Si lo enviarás a un sistema automatizado, este aspecto, podría ser fundamental para lograr atravesar los filtros. Asegúrate de que el currículum incluya algunas de las competencias y el software que se mencionan en la descripción del trabajo.

- ¿Editaste el currículum para que contenga información concisa? De ser posible, trata de incluir 10 años de experiencia en una hoja.

- ¿Eliminaste cualquier información sobre experiencias de trabajo irrelevantes?

- ¿Las secciones del currículum tienen un orden que destaca tus competencias y todo lo que puedes ofrecerle a la empresa? Por ejemplo, si acabas de graduarte y realizaste pasantías en distintas áreas, quizá deberías separar tu experiencia más relevante de “otra” experiencia en lugar de organizar la información por fechas.

- ¿Editaste el currículum para evitar usar verbos activos genéricos e incluir algunos más específicos?

- ¿Usaste algún diccionario especializado para evitar transmitir un estilo monótono?

- ¿Encontraste alternativas más profesionales para términos poco profesionales?

- ¿Tus competencias especiales son realmente particulares? Si bien hablar un idioma extranjero es notable, quizá hoy en día es redundante mencionar que sabes usar Microsoft Word o el correo electrónico.

- ¿Hiciste una revisión para evitar usar terminología pesada o jerga? La información debe expresarse con claridad, de manera que el mánager de contratación pueda entender con rapidez a qué te dedicas.

- ¿Los datos son totalmente ciertos? Si escribes que eres capaz de hablar un idioma extranjero con fluidez en el currículum, es posible que debas demostrarlo durante la entrevista de trabajo. Si dices que te gusta la cocina, debes estar preparado para responder qué platos te gusta preparar.

- ¿Revisaste la gramática y ortografía?

- Por último, ¿le pediste a un amigo que nunca ha leído tu currículum que le echara un vistazo final para detectar errores, inconsistencias o frases confusas?

Si ya tienes todos los puntos, entonces ya estás listo para enviar el currículum.

*Previamente publicado en Hubspot. Reproducido con la autorización de Hubspot*

FOTO: PEXELS.COM

En profundidad

Únase a la conversación