Emprendedores latinoamericanos en España

0
emprendedores_latinoamericanos.jpg.jpeg

No se ha hablado mucho de ellos recientemente. Latinoamericanos que no pelean en España por un puesto de trabajo, sino que los crean

Por

“¿Crisis?, he crecido con esa palabra retumbando en mis oídos y no me gusta por alarmista”, explica el argentino Fabio Snaider, fundador y director creativo de 4D Factory, una de la compañías de prestación de servicios integrales de diseño y producción gráfica más consultadas en España.

4D Factory ha creado importantes diseños para empresas y organismos públicos que operan en España. Entre éstos cabe mencionar a Mc Donald's, la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de Madrid, el Parque del Retiro, Ifema (un recinto de eventos feriales), la Cámara de Comercio local y el Partido Popular de España.

Snaider ha sido galardonado junto a una veintena de emprendedores latinoamericanos en la capital española por sus historias de éxito y superación. Llegó a España hace 10 años, después de la crisis que paralizó la economía argentina, y recientemente lanzó su segundo emprendimiento en paralelo con 4D Factory, Tikva Books, una red de venta de libros usados compuesta por un portal digital y tres locales a la calle en el centro de Madrid. “La idea es no detenerse”, dice, “en momentos como éste pueden generarse buenas ideas y nuevos negocios”.

Snaider fue uno de los emprendedores latinoamericanos galardonados en el marco del premio 100 Latinos, que convoca cada año en Madrid a la prensa nacional e internacional, políticos y cuerpos diplomáticos, y tuvo lugar en emblemática Casa de América, a pasos de la Cibeles, en el corazón de la capital española. La iniciativa, generada por la asociación Fusionarte, también ha reconocido a personalidades del ámbito cultural, deportivo y musical, como el peruano Álvaro Vargas Llosa, el cineasta cubano Vladimir Cruz (director de la película Fresa y Chocolate), el cantante y presentador venezolano Carlos Baute, el actor argentino Héctor Alterio y los colombianos Radamel Falcao y Juan Pablo Shuk (el malo de la Pasión de Gavilanes).

“Estas personas han dejado todo atrás para comenzar de nuevo y hoy no sólo son reconocidos sino que logran generar riqueza a Madrid, y a España”, dijo Verónica Durán, presidenta de Fusionarte, que también promueve la edición 100 Latinos que se realiza en Miami.

Contra la Tormenta

En medio de la feroz crisis que asuela a España, el colectivo inmigrante es uno de los más desfavorecidos por la menor existencia de redes. Pero, aun así, un puñado de latinoamericanos sigue desarrollando emprendimientos y creando puestos de trabajo. Al 30 de junio de 2011, las personas con permiso de residencia legal alcanzaban en España los 5.144.269, de las cuales 2.667.935 residen en régimen general o extracomunitario.

Y aunque los pronósticos para una recuperación son poco favorables, los emprendedores latinos han contribuido a incrementar, entre 2010 y 2011, la Tasa de Emprendimiento Total (TEA) “ligeramente, en un 1,06%”, según indica el estudio GEM de España, que monitorea la actividad emprendedora en la península Ibérica, y la cataloga de “moderada en el caso español y muy notable en el caso del régimen general” o extracomunitario.

“El que emigra va al doble de la velocidad que otros”, asegura el venezolano Alberto Benbunan, fundador de Mobile Dreams Factory, una de las agencias líderes en España de comunicación móvil. “Arrancamos con este negocio hace ocho años, en un momento donde vender este producto era igual que ofrecer helados en el Polo Norte”, recuerda. “Hemos pasado momentos duros, nos hemos bajado el sueldo y ganado menos que nuestros diseñadores y programadores”, agrega Benbunan.

Mobile Dream Factory opera hoy en un edificio de 1.500 metros cuadrados, con 42 puestos de trabajo, y ostenta 18 Mobile Awards, un León de Oro en el festival de Cannes y un Eurobest, que reconocen los méritos en el sector de la publicidad para smartphones. La empresa cerró 2011 con una facturación de poco más de € 63, 6 millones.

No son golpes de suerte ni logros que vengan de la noche a la mañana. El emprendedor latinoamericano en España lleva un promedio de residencia de 10,7 años, y según su género, el 56,6% son mujeres y el 43,4 % hombres, de los cuales un 52% cuenta con estudios superiores, también según cifras del GEM.
Entre 2006 y 2010, los argentinos han liderado el rating de emprendimientos en el segmento extracomunitario de TSA, pero recién en 2011 han quedado por detrás del colectivo peruano (12%), con un 11%. Les siguen, en un tercer puesto, los emprendedores colombianos (7,6%); los ecuatorianos (6,4%) y los venezolanos, con un 5,3%.

Multirrubro

El emprendimiento latinoamericano en España tiene muchas caras y cubre una variedad de sectores. Amplitud que caracteriza al variado territorio latinoamericano. Está el ejemplo del chileno Cristián Vargas, contador y experto en costos, que no titubeó a la hora de cambiar radicalmente de oficio. En 2008 invirtió € 300.000 euros para comprar un fondo de comercio y fundó, junto a un chef madrileño, La Cuina. Se trata de un restaurante donde ofrecen la mejor cocina catalana y mediterránea de Madrid: verduras a la parrilla, anchoas del Cantábrico, caracoles a la llauna, queso de cabra frito, habitas, jamón ibérico, entre otros manjares, elaborados con los mejores productos locales. 

“Creamos siete puestos de trabajo”, dice Vargas con orgullo. “Vengo de Chile, donde tienes que remarla todos los días, estoy entrenado en la crisis, y aunque aquí está muy difícil, les seguiremos dando de comer a turistas, gente de paso y vecinos”, agrega.

La argentina Marina Spetch llegó a España en 1985, como corresponsal de prensa extranjera. Años más tarde fundó Reporter, y la transformó en una de las agencias de prensa corporativa líderes en el mercado español, con cientos de empleados y revistas editadas para las principales marcas españolas, como Prosegur, Coca-Cola, Microsoft, entre otras.

En 2000 Reporter fue absorbida por la multinacional estadounidense de contenidos y marketing MRM Worldwide, el brazo de marketing directo de la McCann Worldgroup. Spetch ahora es su consejera delegada y directora regional, y tiene bajo su responsabilidad 11 países, entre ellos Reino Unido, Francia e Italia.

Otro caso destacado es el de la peruana Mocha Aguilar, quien llegó a Madrid en 2005. Luego de trabajar como realizadora audiovisual en diversas cadenas de TV y en la industria del cine, cofundó la distribuidora de cine El Dorado, que hoy es el rostro visible de cientos de películas españolas y latinoamericanas en todo el mundo. Cuenta con un staff de cuatro profesionales que la secundan en la labor de distribución.

¿Qué les espera a estos emprendedores en el futuro cercano, que en la península y en toda Europa pinta más bien oscuro? Acostumbrados al rigor, muchos lo ven como business as usual.
“Al mal tiempo buena cara”, dice el ecuatoriano Michael Ruiz, un experto en el sector de la gastronomía. Ha sido camarero, chef y sumiller. Llegó en el 99 a Madrid y hoy, con su restaurante,
Paralelo Cero, logró colocar en el mapa gastronómico ibérico a la cocina de Ecuador. “Es un momento muy crítico, pero no tengo miedo a emprender”, explica, desde de su negocio, que emplea a 10 personas y ofrece una inédita experiencia que fusiona los sabores culinarios ecuatorianos y mediterráneos.

Únase a la conversación