Negocios

El éxito de Gerard Piqué también en los negocios

0
the-ball-488718_1920.jpg

El futbolista tiene una empresa de videojuegos, es propietario de un club de fútbol en Andorra y reformó la Copa Davis.

Por

ElObservador.com.uy. Defensa, goleador, bromista, empresario y provocador, Gerard Piqué pasa de un papel al otro sin perder su eficacia con el FC Barcelona y sus múltiples proyectos no le impiden estar centrado en la 'Champions'. Y de tanto que abarca se arriesga a dispersarse: jefe de una empresa de videojuegos, controvertido reformador de la Copa Davis de tenis, propietario de un club de fútbol en Andorra, productor de un documental sobre Antoine Griezmann, pareja de la cantante colombiana Shakira, icono publicitario, adalid del 'derecho a decidir' en Cataluña...

Pero al renunciar a la selección española el verano pasado tras el Mundial de 2018, el internacional de los 102 partidos con la Roja se ha encontrado con más tiempo libre. Y su rendimiento no acusa la acumulación de partidos, ni las reuniones de negocio: es el único jugador de campo que ha jugado esta temporada las 27 jornadas de Liga completas.

"Bien podría llamarse Kerad Piqué, por el nombre que ha dotado a alguna de sus aventuras económicas mientras recibía clases en la esquisita Esada y hasta un máster en la majestuosa Harvard: Kerad Games (videojuegos), Kerad Holding (inmuebles), Kerad Project (imagen), Kerad 3 (SICAV)...", señala una nota de El Mundo de hace un año sobre la faceta empresarial de Piqué titulada Los mil negocios de Gerard Piqué: eSports, inmobiliarios, moda, alimentación...

Hombre de negocios

¿Cómo hace para gestionar todo? Clément Lenglet, su escudero en el eje de la defensa, describe una personalidad "atípica", a la vez trabajador y "gran bromista".
"Es futbolista, pero no sólo eso. Tiene varias empresas y gestiona eso con maestría", explica del central francés. "En el terreno hay que estar concentrados y sabe estarlo. Y junto a esto, es una persona que está de broma prácticamente todo el tiempo", añadió.

A menudo presentado como uno de los pocos jugadores que hacía reír a Messi, cuando este, joven adolescente tímido y retraído, llegó de la Masía, el centro del formación del Barça, Gerard Piqué tiene también una faceta de hombre de negocios serio y metódico. El que sueña con ser un día presidente del Barcelona aprovechó, por ejemplo, para hacer en unas vacaciones de verano un máster en la universidad estadounidense de Harvard. También ayudó en 2015 al acuerdo entre el Barcelona y su nuevo patrocinador principal, el grupo japonés Rakuten.

Su golpe maestro en los negocios sigue siendo su reforma de la venerable Copa Davis, bajo control de su fondo de inversión Kosmos a cambio de 2.500 millones de euros en 25 años. El nuevo modelo, que prevé una fase final en noviembre próximo en Madrid, fue muy criticado por algunos jugadores, pero Piqué se afana en intentar rebajar las reticencias.

Y sus viajes de negocios no perjudican a su rendimiento, asegura su técnico, Ernesto Valverde. "Eso no me preocupa. No hay ningún problema para mí y él prueba que está al 100%", dijo el técnico.

FOTO: PIXABAY.COM

En profundidad

Únase a la conversación