Educación

Descubre los resultados del Ránking de Universidades Peruanas 2017

0
faustin-tuyambaze-135473.jpg

A continuación, los resultados de esta medición elaborada por AméricaEconomía Intelligence.

Por

La Universidad Científica del Sur es un ejemplo de la importancia que le están dando las universidades peruanas a contar con una mayor proporción de profesores full time. De tal modo, esta universidad del sur de Lima ha aumentado su proporción de profesores con alta dedicación a labores académicas, al pasar de 6,4% en 2014 (cuando este ránking adoptó la metodología vigente) a 25,7% en este 2017.    

“Mientras más profesores a tiempo completo tengas, la calidad educativa debe­ría subir, pero además esto está contempla­do en el cronograma de licenciamiento de la Superintendencia Nacional de Educa­ción (Sunedu), que plantea una exigencia mínima de 25%”, reconoce Lorenzo Wong, director de proyección institucional de la Científica del Sur, que sube un puesto, del 15° al 14°. 

Sea por una u otra razón, lo cierto es que este caso no es aislado. Considerando el conjunto de universidades que fueron parte del ránking de 2014, estas tenían una tasa promedio de profesores full time de 20,1%, en tanto las universidades presentes en este ránking están en un promedio de 36,3%. Es decir, por sobre el mínimo que exige el licenciamiento.

Paralelamente a los esfuerzos de la Sunedu, AméricaEconomía ha propuesto un modelo de calidad, que también ha mostrado impacto. A nivel académico, por ejemplo, el ránking propone puntaje para aquellas universidades con mayores cantidades y proporciones de profesores con grado de doctores (PhD), y la com­paración entre 2014 y 2017 muestra que, tomando los promedios de las universi­dades participantes de cada ránking, estos pasan de 12,5% a 16,4%. Tal vez un alza moderada de 1% anual, pero consistente si se considera que en 2014 había tan solo 14 universidades participantes, las que hoy seconcentran en las primeras posiciones de un listado que ha crecido a 25.

Además, íntimamente ligado al indica­dor anterior, las universidades del ránking han aumentado significativamente su pro­ducción de papers (WOS, Scielo y Scopus). Considerando solamente las universidades presentes en los ránkings de 2014 y 2016, el incremento de la producción de papers indexados fue de 75%.Un caso interesante de crecimiento en materia de investigación es la Universidad del Pacífico (3°), que pasó de tener una producción tetranual de tan solo 19 papers en 2014, a tener 84 en este 2017.

Más allá de la baja magnitud de las cifras, lo interesante es el cambio de ten­dencia. “Antes estábamos más enfocados en la enseñanza que en la investigación, pero hemos ido cambiando el foco”, dice Ana Lucía Mejías, jefa de acreditación y aseguramiento de calidad de esta universi­dad jesuita.

Según Mejías, para lograr esos avances en investigación se tuvo que crear un vicerrectorado ad hoc y también una bolsa de dinero para contratar profesores a tiempo completo con doctorados, que fueran capaces de proveer publicaciones indexadas a la casa de estudios, por lo que es de esperar mayores incrementos en el futuro.

El deber de acreditar

No es un misterio que ha estado re­zagado el sistema público de acreditación nacional a cargo del Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa (Sineace), lo que ha producido que hayan sido las propias universidades las que han suplido esta de­bilidad a través de la búsqueda y obtención de una serie de acreditaciones internacio­nales, que les permiten ceñirse a estándares y distinguirse de la competencia. Por eso hoy las universidades participantes del ránking suelen exhibir una multiplicidad de acreditaciones de la más variada índole y procedencia.

Sin embargo, probablemente el ejerci­cio de acreditación internacional ha termi­nado por obtener musculatura suficiente como para que, al fin, el sistema nacional de acreditación comience a entrar en vigor. De tal manera, de las 750 carreras presen­tes en el ránking, 102 han sido acreditadas por el Sineace.

Una buena noticia, pues esto permite hacer comparaciones más al detalle, ya que una de las dificultades del modelo de múl­tiple acreditación internacional es que no generaba datos estandarizados que permi­tieran hacer cruces entre casas de estudio y carreras, dado que cada acreditación internacional es muy distinta de la otra.

“El sistema universitario es un mercado imperfecto, y una de las imperfecciones más fuertes es la información. El mercado no conoce cuál es una buena o una mala uni­versidad, por lo que los actores que lo hacen bien terminan buscando agencias, entidades que respalden y puedan decir abiertamente si una universidad es de calidad", explica Manuel Cortez, director de aseguramiento de calidad de la UPC (6°), una de las univer­sidades líderes en la materia, antes del boom acreditador del sistema público.

Ya en los indicadores del ránking, del total de carreras de las universidades pre­sentes, 38% de ellas tiene alguna acredita­ción. En 2014, esa cifra era solo de 18%.

Movimientos del ránking

Este ránking muestra una fuerte consistencia en cuantos a sus resultados, en especial en el top 5, donde no se ob­servan movimientos. La PUCP mantiene su 1° lugar, pero logra mayor distancia en relación con la Universidad Cayetano Heredia (que, no obstante, mantiene su 2° posición), pues pierde competitividad en la dimensión de internacionalización al no registrar avances en materia de nuevos convenios ni pasantías.

Otra novedad interesante es el retorno de ESAN a las líderes del ránking, al conse­guir un meritorio 9°, el mismo que obtuvo en la edición de 2014. Pese a no registrar alza de posiciones, ESAN muestra avances significativos en investigación, al aumentar su producción de papers en un 65,3% de 2013 a 2016.

La vuelta de ESAN marca también el peak histórico de participación de univer­sidades en este ránking con 25 universida­des clasificadas al listado, que es de parti­cipación voluntaria y que tiene mínimos puntajes de ingreso, obtenidos del análisis de un completo reporte de información que se les pide a toda casa de estudio que quiera ser parte del Ránking de las Mejores Universidades del Perú.

Así, damos la bienvenida a otras seis universidades que se integran al ránking. Es el caso de la Universidad Nacional de Trujillo (12°), que se corona como la mejor universidad pública de provincias del Perú. Esta casa de estudios destaca en profesores, con un 91,1% de ellos a tiempo completo. Además, cuenta con la tasa más alta de profesores con doctorado (32,6%). Asimismo, presenta convenios internacionales con universidades top latinoamericanas, tales como la Universi­dad Autónoma de México, la Universidad de São Paulo, entre otras.

También es destacable el caso de otra casa de estudios debutante, pública y de provincia, como lo es la Universidad Nacional de Piura (16°), que entra fuerte a competir en especial en selectividad, con una tasa de aceptación de solo 8,75%.

Un par de perlas que muestran que las universidades de fuera de Lima pueden competir por formar a los mejores profe­sionales del Perú y rivalizar en investiga­ción con la capital.

Es de esperar que esto anime en ediciones venideras a universidades de esta naturaleza, en Arequipa, Cusco u otras ciudades con tradición universitaria.

Así hacemos el Ránking Universidades 2017

CALIDAD DOCENTE (25%)

• Composición (35%): Los mayores puntajes se asignan a la universidad con mayor proporción de profesores con dedicación de jornada completa (40 o más horas semanales).

• Grado académico (35%): Distingue los profesores según jornada completa, jornada media (entre 20 y 40 horas semanales) y jornada hora (más de una hora semanal), y los evalúa conforme sus grados académicos alcanzados (doctorado, magíster, licencia­tura y otros).

• Prestigio del grado académico (30%): Eva­lúa a los diez profesores más destacados de cada universidad conforme sus grados académicos y el prestigio de la universidad de egreso, conforme al último ránking universitario mundial de QS.

INVESTIGACIÓN E INNOVACIÓN (25%):

• Producción científica (60%):

• Papers producidos (70%): Mide la cantidad trianual de papers indexados en bases ISI (30%), Scielo (30%), Scopus (30%) y otros (10%), con filiación explícita a la universidad.

• Productividad (30%): Mide la tasa que relaciona la cantidad de papers y la cantidad de profesores a jornada completa.

• Fondos concursales de investigación (20%): Considera el monto bruto anual adjudicado por la universidad ante organismos estatales, privados o multilaterales.

• Presupuesto en investigación (7,5%): Consi­dera el porcentaje del presupuesto anual de la universidad destinado a la investigación.

• Número de investigadores (7,5%): Contabi­liza el número de investigadores que hayan sido financiados por: Concytec, financiamien­to propio, financiamiento externo.

• Patentes industriales (5%): Cantidad de pa­tentes industriales registradas ante Indecopi.

EMPLEABILIDAD (15%):

• Se midió el reconocimiento de las universi­dades peruanas según un sondeo a ejecuti­vos de las compañías incluidas en el último Ránking de las 500 Empresas más Grandes de Perú (AméricaEconomía), complementadas por encuestas a gerentes generales, profe­sionales y otros respondientes residentes en el Perú.

ACREDITACIÓN (10%):

Mide las acreditaciones nacionales e interna­cionales alcanzadas por carreras, conforme la siguiente ponderación:

• Porcentaje de carreras con alguna acredita­ción (50%).

• Años totales de acreditación de las carreras acreditadas en relación con el total de carreras con las que cuenta la universidad. (50%).

INTERNACIONALIZACIÓN (10%):

• Paneles de convenios top (70%): Se elaboraron dos paneles en los cuales cada universidad mencionó las 10 mejores univer­sidades con las que tienen convenios, a nivel latinoamericano (40%) y a nivel mundial (60%), observando el prestigio de las univer­sidades contraparte, los números de alumnos y profesores en pasantías en virtud de dichos convenios, y si es que estos conducen a doble titulación.

• Cantidad total de convenios internaciona­les y total de alumnos en pasantías (30%).

Infraestructura (5%):

• Inversión en tecnología académica por alumno (20%).

• Metros cuadrados construidos por alumno (20%).

• Metros cuadrados de salas de clases por alumno (20%).

• Metros cuadrados de bibliotecas por alumno (20%).

• Metros cuadrados de canchas deportivas por alumno (20%).

Selectividad académica (5%):

• Tasa de aceptación (70%): Considera la proporción de alumnos seleccionados sobre el total de postulantes.

• Tasa de matrícula (30%): Considera la proporción de alumnos matriculados sobre el total de seleccionados.

INCLUSIÓN (5%):

• Diversidad de escuelas (40%).

• Montos de becas por alumno (40%).

• Relación de alumnos becados sobre el total de alumnos (10%).

• Monto promedio destinado a becas, por alumno (10%).

En profundidad

Únase a la conversación