Recursos Humanos

Dejar la vergüenza de lado: los beneficios de los juegos de rol en la oficina

0
lidya-nada-636142-unsplash.jpg

Los colaboradores se muestran tal y cómo son al jugar, lo que permite observar mucho más rápido y mejor su comportamiento natural.

Por

El juego tiene un encanto especial que se suele asociar a la infancia, pero que con los años está cada vez más presente en la adultez de la mano de empresas que promueven actividades lúdicas para generar ambientes sanos, desarrollar habilidades y competencias y hasta detectar necesidades laborales.

Muchas empresas recurren a al juego como forma de trabajo para aumentar la productividad de sus empleados. Las compañías que solicitan estos servicios se caracterizan por darle mayor importancia a sus colaboradores e innovar en actividades lúdicas para identificar deficiencias y trabajar en sus objetivos. Pero también están aquellas que no se atreven todavía o que los aplican sólo en algunas áreas.

Para Ana María Rojas, entrenadora de Smart Coach, en una empresa donde se intenten aplicar los juegos, "debe primar una lógica de proceso. Si buscamos potenciar habilidades, competencias e identificar fallas, probablemente también la empresa tenga que mirar que sólo bajo un proceso con sus distintas fases y objetivos determinados de manera clara y precisa se podrán tener resultados con un alto impacto, en donde el juego nos aportará elementos lúdicos que potencien dichos resultados".

Dejar atrás la verguenza

“Existe mucho miedo también a sentirse 'ridículo' jugando", aseguran Eduardo Jadue y Nicolás Jadue, socios fundadores de la consultora Potenciadora Humana, que se dedica hace más de 20 años a desarrollar metodologías de juego de rol proyectivo en empresas para generar transformación y desarrollo.

"Una vez que se deja de lado esta resistencia por temor, se logran cambios significativos al interior de la oficina, debido al autodescubrimiento, en parte, ya que “al ‘jugar’ los colaboradores se muestran tal y como son por lo que se llega más rápido a detectar la necesidad, pues jugando se experimentan de manera comprimida experiencias de vida reales”, dicen los fundadores. Aseguran, a demás, que en este caso, “los participantes se sumergen de lleno en la dinámica y la hacen real mientras están ella, en un espacio bastante íntimo, con máximo seis jugares por grupo, instancia en la que pierden la vergüenza”.

En el caso específico de la consultora, el principal potencial del juego de rol proyectivo es que genera transformación y desarrollo real, manteniendo la motivación en todo momento.

“Estando basada en la psicología junguiana o psicología profunda, logra identificar los elementos potenciales de cada individuo en forma de símbolos o imágenes. A través del juego, el colaborador se va relacionando con estos símbolos, logrando reconocer e incorporar los potenciales que contiene", dicen los fundadores.

Jadue explica que "en la primera etapa de nuestro trabajo levantamos información sobre la estrategia de la compañía y de los cargos que desempeñan sus colaboradores. Luego, traducimos los procesos a las habilidades blandas que las soportan, y finalmente medimos la brecha entre el colaborador y estas habilidades que requiere".

(Fotos: Unsplash.com)

Beneficios de usar juegos en el trabajo

Una óptima puesta en marcha y el establecer metas de largo plazo, son necesarios para que el juego tenga efectividad en la empresa. De acuerdo a Rojas, de Smart Coach, "está comprobado que los juegos, dinámicas, entre otros, tienen un efecto a corto plazo o en el momento de aplicación por lo que deben complementarse con otras disciplinas, por ejemplo al realizar un juego un equipo puede caer en cuenta de cómo trabajan ciertas temáticas o identificar una falla en la distribución de roles".

Desde Potenciadora Humana dicen que la metodología que utilizan les permite conocer las habilidades de los participantes, bajando la defensa natural. "Finalmente, a través de las sesiones de feedback –lo que nosotros elaboración simbólica- se hacen los puentes entre el juego y la realidad, lo que permite la toma de conciencia y posibilita el desarrollo", dicen los fundadores.

Todo esto se puede complementar. Rojas dice que el coaching se beneficia bastante del juego, porque se "desarrollan competencias y/o habilidades que le permitan mejorar su trabajo de manera óptima con resultados a largo plazo".

También puede complementar el coaching de equipos, donde al realizarse sesiones de al menos tres horas de duración los juegos aportarán dinamismo y motivación en las tareas que puedan resultar poco atractivas promoviendo el sentimiento de equipo y clima laboral.

A continuación, Eduardo Jadue y Nicolás Jadue, de la consultora Potenciadora Humana, explican su metodología.

-¿Cuáles son las grandes ventajas de este tipo de iniciativas?

En primer lugar levantamos arquetipos de personalidad, detectados por un test desarrollado por nosotros de autodiagnóstico (THA) y trabajamos a la persona de manera integral, reconociendo sus capacidades de fondo.

Al hacer un personaje mediante una metodología desarrollada por nosotros (TRP), cada colaborador se proyecta en él; así es más fácil hacer las intervenciones y generar los cambios para que logren su máximo  potencial en cada competencia/habilidad. 

Al "jugar" los colaboradores se muestran tal y como son por lo que se llega más rápido a detectar la necesidad, pues jugando se experimentan de manera comprimida experiencias de vida reales.

En el proceso de "elaboración simbólica" se hacen los puentes entre el juego y la realidad, lo que permite la toma de conciencia y posibilita el desarrollo.    

A modo de resumen, a través de este programa de Alineamiento Estratégico se produce un aumento de conciencia y desbloqueo del potencial original, generando  desarrollo y transformación sostenida en el tiempo.

-A la hora de comenzar esta actividad, ¿qué deben hacer las personas? ¿Por cuánto tiempo se extiende esta actividad dentro de una organización?

Tras la primera etapa de diagnóstico de la estrategia, que dura aproximadamente un mes, comienza la fase de desarrollo personal mediante juego de rol que dura 3 meses, en donde se intercalan sesiones de juego grupal con sesiones de feedback individual, que nosotros llamamos Elaboración Simbólica. Este paquete incluye 6 sesiones de juego de rol, cada una de 2,5 hrs, y 6 sesiones personalizadas de Elaboración Simbólica de 1 hora con cada colaborador. Durante el juego, el colaborador deberá interpretar su personaje como si fuese un actor encarnando ese rol. Como todo juego, utiliza un sistema de reglas, pero no es necesario aprenderlas antes de jugar puesto que el narrador o director del juego va dando las directrices de qué hacer durante la sesión, aprendiendo las reglas en la medida que transcurre el juego. 

-¿Cuál suele ser el antes y después de una organización que ejecuta esta metodología? ¿Se acompaña con otras actividades?

Los cambios individuales generan crecimiento en cada uno de los participantes. Esto es mayor o menor dependiendo de varios factores, pero siempre existe evolución. Este desarrollo esta direccionado e intencionado por lo que la compañía requiere de la persona y lo que la persona necesita, por lo que en cada caso es diferente. Los participantes del equipo, van creciendo, se van transformando y se van consolidando juntos. Van madurando con la historia, donde por ejemplo a veces ocurre que al principio cada uno quiere liderar y hacer las cosas solo y a su modo, por conveniencia propia. Pero al cabo de ciertas sesiones, empiezan a entender que necesitan de la colaboración del resto, y ven también que así los resultados son más sostenibles y mejores. Al final, son capaces de parar a planificar en conjunto y a celebrar también los triunfos.

FOTO: UNSPLASH.COM

En profundidad

Únase a la conversación