Negocios

Conoce el método canadiense para construir millonarias ideas de negocio

0
accounting-bankbook-business-948887_1.jpg

Ryan Holmes, fundador de Hootsuite, creó el método de las tres "T" para evaluar las ideas de negocios y pronosticar si serán exitosas.

Por

Antes de poner en marcha una idea de negocio es importante preguntarse qué tan exitosa, rentable e innovadora puede llegar a ser. También es necesario cuestionarse si es un emprendimiento que puede alcanzar rápidamente el fracaso. 

Ante estas inquietudes el canadiense Ryan Holmes, socio y fundador de Hootsuite, una herramienta web y móvil para administrar cuentas de redes sociales de una persona o de una compañía, brinda un método fácil que permitirá dar todas las respuestas.

El análisis para saber si una idea se convertirá en un negocio millonario se reduce a tres palabras y todas empiezan con 'T', según lo explica el empresario en una entrada en su blog de la red social empresarial, LinkedIn.

1. Talento

Aunque ideas de negocio existen por todos lados, son pocas las personas talentosas que las llevan a cabo. "Al evaluar un negocio siempre empiezo analizando al emprendedor y equipo detrás del esfuerzo. Para mí es primordial que haya una dedicación fanática", asegura Holmes.

Para el canadiense, los empresarios tienen el desafío de crear un negocio de la nada, y que este dé frutos. Además, piensa que es necesario invertir todo el tiempo que sea necesario con el fin de lograr el éxito. "Los grandes emprendedores buscan la manera de resolver las dificultades en vez de pagarle a otra persona para que lo haga, y no descansan hasta resolverlo”, aclara.

Para una empresa en fundamental que la compongan emprendedores capaces de hacer, de esa manera se mantendrá y estará vigente. 

2. Tecnología

La tecnología no es una herramienta que se debe dejar como última opción, según el creador de Hootsuite, más aún cuando la idea de negocio tiene como base tecnología, como ocurre en las compañías de aplicaciones móviles. 
"Las tuercas y los pernos del código y la ingeniería en sí son tan importantes como la 'idea de negocio', si no más", asegura el canadiense. 

Para el empresario, una fórmula clave es que una persona se dedique a la tecnología y otra al resto de temas relacionados con el negocio, para asegurar que los problemas técnicos sean abordados a tiempo. 

3. Tracción 

¿Cuántos clientes tiene? ¿Cuántos necesita? ¿Cuánto capital se invirtió? “No hay una mayor validación que tener usuarios reales y si ellos están dispuestos a pagar, mejor”, explica Holmes.

Esta fórmula atrae más inversiones porque siempre va a resultar más seguro idea que ya se probó que poner dinero en algo que se ve bien solo en el diseño. "Parte de la tracción es tener un plan viable para hacer correr la voz entre los clientes", afirma el creador de la aplicación.

Otro aspecto fundamental para que un negocio allegue a la cima, es el esfuerzo que se le ponga a la publicidad. Este es conocido como el factor k en el mundo del marketing, y es la cantidad de clientes o usuarios nuevos que han llegado a partir de uno ya existente. 

Aunque Holmes señala que el método de las tres 'T' no es infalible, insiste en que "sin el talento adecuado, la tecnología apropiada y la tracción real, incluso una idea brillante está destinada a fracasar". 

FOTO: PEXELS.COM

En profundidad

Únase a la conversación