Gestión de Carrera

Cómo los exitosos lidian con las personas tóxicas

0
emprendimiento_bid.jpg

Las personas tóxicas conducen su cerebro a un estado de estrés que debe ser evitado a todo costo.

Por

La presencia de personas tóxicas en el ambiente laboral desafía la lógica. Mientras algunos no saben el impacto negativo que tienen sobre aquellos que los rodean, otras personas se satisfacen en crear casos y provocar a otros. De una u otra manera, ellos generan complejidades innecesarias y, por otro lado, estrés.

Estudios muestran que exponerse por algunos días al estrés compromete la eficacia de las neuronas del hipocampo -importante área del cerebro responsable por el razonamiento y memoria. La exposición diaria y continua por meses, puede incluso dañar permanentemente las neuronas y llegar a destruirlo completamente.

Un reciente estudio del Departamento de Ciencias Biológicas y Psicología Clínica de la Universidad Friedrich Schiller, en Alemania, descubrió que la exposición a estímulos que causan fuertes emociones negativas, el mismo tipo de exposición que se tiene cuando se lidia con personas tóxicas, causa en los sujetos una respuesta del estrés. Las personas tóxicas conducen su cerebro a un estado de estrés que debe ser evitado a todo costo.

La capacidad de controlar sus emociones y mantener la calma ante la presión tienen relación directa con el desempeño. TalentSmart realizó una investigación con más de un millón de personas, y descubrieron que 90% que tuvo mejores desempeños son capaces de controlar sus emociones en momentos de estrés, con el fin de mantener la calma y el control. Uno de los mayores dones es la capacidad de neutralizar personas tóxicas.

Como una amenaza real para su éxito, el estrés debe ser minimizado al máximo en el ambiente laboral. Tener colegas que causan situaciones estresantes es inevitable. Aprenda a lidiar con ellos, por otro lado, su principal meta es conquistar sus objetivos en la empresa.

Para lidiar con personas tóxicas de forma eficaz, es necesario enfocarse en lo que puede controlar y eliminar lo que no se puede. Hay que recordar que no se puede controlar mucho más de lo que imagina.

A continuación, algunas de las estrategias enumeradas por el guionista Travis Bradberry, en Forbes, para manejar mejor estos factores de estrés:

Establezca límites (especialmente con los que se quejan): Los que se viven quejando y las personas negativas son malas, porque se hunden en sus propios problemas y no pueden concentrarse en las soluciones. La gente a menudo se siente presionada para escuchar quejas porque no quieren ser vistos como insensibles o groseros, pero hay una línea muy fina entre prestar atención de forma comprensiva y ser absorbido por la espiral emocional negativa. Sólo se puede evitar esto mediante el establecimiento de límites y distanciándose cuando sea necesario. Una excelente manera de establecer límites es preguntar cómo van a resolver el problema. Ellos no van a querer calmar o redirigir la conversación en una dirección productiva.

No morir luchando: Las personas exitosas saben lo importante que es vivir para luchar otro día, sobre todo cuando tu oponente es una persona tóxica. Cuando usted responde a sus emociones, es capaz de elegir sus batallas sabiamente.

Sea superior (pero no arrogante): La gente tóxica vuelve loca a la gente debido a su comportamiento molesto. Pero, ¿por qué usted se permite reaccionar emocionalmente a este comportamiento y ser absorbido por la negatividad? Trate de vencer a estas personas en su propio juego: distánciese emocionalmente e interactúe con ellos como si fueran su proyecto de ciencias.

Sea consciente de sus emociones: Mantener una distancia emocional requiere conciencia. A veces usted se encontrará en situaciones en las que necesita dejar de seleccionar el mejor camino a seguir. Cuando se encuentra con un compañero de trabajo que intenta desconcentrarlo, a veces es mejor simplemente sonreír y asentir. Si usted va a tener que enderezarlo, lo mejor es dar un poco de tiempo para planificar la mejor manera de hacerlo.

No deje que nadie limite su felicidad: Cuando la sensación de placer y satisfacción deriva de las opiniones de los demás, usted ya no es el dueño de su propia felicidad. Aunque seaimposible desligarse de lo que los demás piensan de usted, no hay necesidad de compararse con los demás. Por lo tanto, no importa lo que la gente está pensando o haciendo, su autoestima viene de adentro.

No se centre en los problemas, sólo en las soluciones: Donde usted enfoca su atención determina su estado emocional. Al establecer el foco en los problemas que está enfrentando, sólo crea y prolongar las emociones negativas y el estrés. Cuando usted se centra en las acciones para mejorar el problema y sus circunstancias, se crea un sentido de eficacia personal que produce emociones positivas y reduce el estrés.

No se olvide: Las personas emocionalmente inteligentes perdonan rápido. Eso no quiere decir que se olviden las cosas. El perdón requiere que usted se libere de los sucedido y pueda seguir adelante, pero eso no quiere decir que le dará otra oportunidad al que se ha equivocado. Los exitosos no están dispuestos a ser afectados innecesariamente por los errores de los demás, por lo que siempre son asertivos en protegerse de daños futuros.

Ignore los pensamientos negativos: No hay nada malo en sentirse mal por como alguien lo trata, pero no deje que sus pensamientos intensifiquen la negatividad en lugar de ayudar a superarlo. La negatividad es algo real y provoca una espiral de emociones, de donde es difícil salir. Evite a toda costa pensamientos negativos.

Limite el consumo de cafeína: La cafeína provoca la liberación de adrenalina, suministro respuesta "lucha o huida", un mecanismo de supervivencia que obliga a enfrentarse o huir de las amenazas. Esto es genial cuando estás siendo perseguido por un oso, pero no cuando se ve atrapado en el pasillo por un compañero de trabajo enojado.

Duerma más: El sueño es importante para mejorar su inteligencia emocional y manejar sus niveles de estrés. Cuando duermes, tu cerebro se recarga literalmente, tomando recuerdos del día, almacenándolos o deshaciéndose de ellos, por lo que al despertar la persona está alerta y lúcida. La falta de sueño aumenta los niveles de la hormona del estrés, incluso, sin un factor desencadenante para que el estrés esté presente.

Utilice su sistema de apoyo: Es tentador, pero totalmente ineficaz, tratar de enfrentarlo solo. Para hacer frente a la gente tóxica, es necesario reconocer debilidades en su acercamiento a ellos. Esto significa pedir ayuda a su sistema de apoyo, para tener otra perspectiva sobre la persona difícil. Algo tan simple como explicar la situación puede dar lugar a esta nueva perspectiva. La mayoría de las veces, la gente puede ver una solución que usted no ve, porque no están tan involucrados emocionalmente en la situación.

Junte todo: Antes de empezar a hacer que este sistema funcione de manera brillante, usted tendrá que pasar algunas pruebas. Muy a menudo, usted se encontrará a prueba por delicadas interacciones con los problemas de la gente. La aplicación de estas técnicas será entrenar su cerebro para lidiar con el estrés con mayor eficacia y disminuir la probabilidad de efectos adversos.

 

Administradores.com.br

En profundidad

Únase a la conversación