Management

Cómo crecen las franquicias de inglés para niños en México

0
mexico-1242251_1920.jpg

Kids&Us llegó a México en 2014 y desde entonces pertenece a la Asociación Mexicana de franquicias.

Por

El inglés se ha convertido en el idioma universal y más que un gusto es una necesidad que no sólo exige hablarlo, sino dominarlo, por ello la franquicia Kids&Us, escuela de enseñanza de inglés para niños busca expandir sus centros y llegar a 35 para el ciclo escolar 2019-2020.

La franquicia nace en Barcelona con la idea de Natàlia Perarnau, fundadora de la empresa, quien busca reproducir el proceso mediante el cual los niños adquieren su lengua materna y está dirigido a pequeños a partir de 12 meses a 18 años, edad en la que algunos alumnos podrán llegar a alcanzar el nivel Proficiency, el más elevado de los acreditados por la Universidad de Cambridge.

Kids&Us llegó a México en 2014 y desde entonces pertenece a la Asociación Mexicana de franquicias. Actualmente existen 6 centros donde más de 700 alumnos aprenden el idioma, para el siguiente ciclo escolar se abrirán 4 más: Lindavista, Desierto de los Leones, Metepec y Clavería.

“Se espera que con este crecimiento se llegue a 1,500 alumnos”, mencionó en entrevista Edna Hernández, directora general de Kids&Us México.

“Tres de estos centros los han comprado mamás Kids, ello quiere decir que le apuestan como un proyecto de vida y no dudan en lo que están aprendiendo los niños.”

Aproximadamente 100,000 pequeños han probado el método debido a que la empresa tiene presencia en países como España, Andorra, Francia, Bélgica, Italia, República Checa, Marruecos, México y el próximo año llega a Japón.

Gran parte del crecimiento de los centros se da por el nivel de fidelidad que se tiene con los padres de familias.

“En España 85% de los alumnos se reinscriben año con año, ello quiere decir que ningún centro deja de crecer porque llegan generaciones nuevas y continúan las actuales”. En México el primer año se obtuvo un crecimiento de 72%, este periodo se registra una aumento de 83 por ciento.

“Nuestra metodología nos distingue porque arrancamos muy pequeños, a partir de un año y hasta los 7 para poder ingresar. Es más fácil corregir un error ortográfico cuando se tiene un nivel de comprensión por ello el proceso natural cuenta con 4 fases, escucharlo, comprenderlo, saber hablarlo y lectoescritura.

Se manejan personajes por edades, los cuales vive exactamente lo mismo que el niño, esto hace que conceptualicen perfectamente su entorno.

México, crecimiento y dificultades

En el periodo escolar 2015-2016 Kids&Us México no creció, el tiempo sirvió para consolidar los centros. “Puedes traer una franquicia al país- con modelo probado- pero hay muchas cosas que tienes que ir incorporando al ADN del país. La forma de vida familiar; el tráfico y el que los mexicanos meten a sus hijos a diversos cursos hacen que sea complicada la logística del centro.

En algunos centros la demanda en fin de semana es alta y esto se debe a que los padres de familia aprovechan la hora de la clase para hacer depósitos, ir al súper y resolver pendientes”, detalló Edna Hernández.

Esta dinámica familiar ha propiciado que tres de las nuevas escuelas abran en un centro comercial. “Encontrar estacionamiento es un tema que el papá aprecia mucho”.

Inversión

Las franquicias se manejan conforme al periodo escolar, el proceso de aceptación se cierra en febrero a fin de adecuar el establecimiento para que en el mes de julio esté disponible para su apertura.

Con 2 millones 200.000 pesos es posible adquirir una franquicia, el retorno de inversión se tiene de 2.5 a 3 años y se cuenta con una exclusividad de 2.5 kilómetros. Además, se requiere un espacio de 110 metros cuadrados, aproximadamente, en el cual se adecuan cinco aulas.

Edna Hernández señala que el mejor lugar para abrir una franquicia es en zonas donde viven familias jóvenes y cerca de centros comerciales y que el target al que van dirigido es clase media. “La gente piensa que es caro, pero realmente no es así, una colegiatura es el equivalente a pagar algún curso”.

Para un centro el punto de equilibrio se logra cuando se tiene el registro de entre 90 o 100 niños, lo cual es el objetivo del primer año; sin embargo, “lo importante es quién está al frente, cuando es una mamá kids, que aparte va a ser directora porque sabe inglés, se tiene un buen éxito debido a que ven a Kids&Us como un proyecto de vida”.

También están los inversionistas que les agrada el modelo porque ningún centro ha cerrado a nivel mundial y todos tienen un crecimiento constante, en este caso el franquiciatario requiere buscar a una persona que le agraden los niños, tenga gusto por la enseñanza y sepa seguir procesos.

FOTO: PIXABAY.COM

En profundidad

Únase a la conversación