Recursos Humanos

¡Cómo conseguir aumento de sueldo!

0
sueldo-negociacion.jpg

Muchos empleados consideran que merecen un aumento de su salario pero no se atreven a comentarlo o ignoran como solicitarlo. Una consultora y experta en ventas facilita siete claves para lanzarse a pedir más dinero o mejoras laborales con las mayores posibilidades de éxito.

Por

En el comienzo de cada nuevo año muchos empleados suelen hacer balance del trabajo realizado y en la mente de algunos de ellos surgen pensamientos del estilo “llevo determinado tiempo en la compañía y no me han subido el sueldo“, "he trabajado muchas más horas de las contratadas” o “estoy totalmente comprometido con el proyecto y me merezco un mayor reconocimiento…” . 

“Son muchos los que consideran que se merecen que su nómina aumente, pero debido  a los momentos económico que vive el mundo y en su empresa, como en tantas y tantas,  han despedido o suspendido personal en los últimos meses, son pocos los que se atreven a dar el paso de pedir un aumento de sueldo” asegura a Efe, Mónica Mendoza, psicóloga, consultora y experta en ventas. 

Para Mendoza, un empleado sabe que tiene razones sólidas y defendibles para pedir un aumento de sueldo, "si opina que ha dado por la empresa mucho más de lo que está estipulado en su contrato y, si también puede demostrarlo con números y cifras, ya que las opiniones son siempre subjetivas".

Llegados a este punto, esta experta sugiere plantear el posible aumento de sueldo al responsable de Recursos Humanos y, si la empresa es pequeña, al gerente, aunque "hay compañías con un organigrama y jerarquía que hay que respetar, por ejemplo acudiendo primero a nuestro jefe o jefa superior".

En todo caso, esta psicóloga considera que los argumentos más válidos para solicitar y defender un aumento salarial, son todos aquellos "que demuestran que se han conseguido méritos y alcanzado retos que se pueden cuantificar y que han supuesto un beneficio para la empresa o bien un ahorro de costes".

Secretos para pedir y conseguir

Mónica Mendoza, autora del libro “Lo que NO te cuentan en los libros de ventas”, proporciona a Efe algunas recomendaciones para solicitar un aumento de sueldo y tener más posibilidades de alcanzar el éxito:.   

1. Calcule cuánto dinero puede pedir. Para averiguar cuál es la cifra razonable que se puede solicitar como recompensa, Mendoza sugiere mirar en páginas webs de Internet el rango salarial que se está pagando en el país por ese puesto de trabajo concreto y, "si ya lo tenemos, o incluso lo superamos un poco pero creemos que nos merecemos un aumento, habría que mirar el cargo inmediatamente superior al nuestro para tener un baremo del máximo rango salarial que podemos solicitar".

2. El regateo es válido pero con moderación: Para Mónica Mendoza, es preferible pedir de entrada una cifra ligeramente superior a la cifra real que se quiere obtener, pero no demasiado más, para que no parezca abusivo y para que luego no se termine aceptando algo que esté muy por debajo de lo propuesto en una primera instancia.

3. Procure obtener respaldo para su petición: "Podemos conseguir el apoyo de algún jefe o persona de peso en la empresa preguntándole, sin compromiso por su parte, si sería tan amable de transmitir su opinión sobre nuestra persona a sus superiores", admite Mendoza, aunque advierte que "nunca hay que condicionar a ese compañero y solo hay que solicitarle que diga lo que opina sobre nosotros, porque de lo contrario  puede sentirse manipulado y esto se nos puede volver en nuestra contra”.

4. Prepare toda la documentación necesaria."Es necesario sustentar la petición de aumento de sueldo con una sólida argumentación que ayude a defenderla. Es clave aportar informes de éxito, como una relación de los días en los que se ha trabajado en fin de semana o fuera del horario estipulado, o aquellas tareas que se han realizado y que eran propias de otro compañero", señala Mendoza. 

5. Destaque sus logros personales. Para la experta "también es positivo que el empleado resuma los logros propios  que han repercutido en el bien de la organización, como no haber agotado un plazo de entrega y terminar una tarea con varios días de adelanto, haber aportado algún valioso consejo puntual que ayudó a superar un peligroso encallamiento, o haber cumplido algún proyecto a contrarreloj". 

6. Solicite una reunión formal para hacer la solicitud. "Es conveniente pedir una reunión con la persona que tomará la decisión final y que sea de media hora como mínimo. No es recomendable provocar el encuentro en una situación informal, como por ejemplo, en la sala de los cafés o durante una comida de empresa, porque la propuesta no será tomada tan en serio", advierte esta psicóloga.

7. Valore los aspectos buenos de la empresa. Cuando se inicie el contacto con el interlocutor, antes de pedir nada, habrá que dar las gracias por haber sido recibido y, a continuación, resumir de forma breve las aspectos buenos de la empresa, por los cuales se está agradecido”, añade esta experta. 

8. Utilice un tono de voz natural al expresarse."Aunque los argumentos se lleven preparados, no debería costar expresarlos con naturalidad, si realmente se cree en ellos. ¡Hay que recordar que en esta vida no gana el que lo hace mejor, sino el que negocia mejor!", destaca la psicóloga. 

9. Solicite una revisión en términos generales. Tras las frases de agradecimiento, el empleado podrá solicitar que, debido a su dedicación e implicación, le gustaría que se revisara al alza su rango salarial, señala Mónica Mendoza, quien advierte que “se consiguen más cosas cuando se pide por favor que se revise el rango salarial, que si se demanda un aumento concreto de un porcentaje del salario, por ejemplo”. 

10. Defienda su propuesta. Para esta experta “pedir un aumento de sueldo es como una declaración de amor: una vez confesada, todo fluye más fácil” y cuando ha comenzado con la declaración de intenciones, el empleado debe defender su propuesta con la documentación preparada, la cual “es el fondo de violines o la cena romántica con velitas que debe terminar de conquistar a su interlocutor”. 

11. Tras la petición, guarde silencio. Una vez realizada la petición, Mendoza recomienda permanecer callado observando a la otra parte, y “estudiar cómo se comporta y cómo reacciona, ya que las personas no suelen aguantar bien los silencios y responden rápidamente”. 

12. Descarte la impaciencia y las presiones. Sin embargo, esta consultora recuerda que "hay que tener presente que el interlocutor no tiene necesidad de tomar una decisión en el momento y que jamás se debe sentir presionada a contestar de inmediato. Prohibidas las amenazas con irse a la competencia o dejar la empresa, ya que hay que plantear las propuestas en clave positiva siempre”.

13. Evite compararse con un compañero. La típica frase de ‘fulanito trabaja menos que yo y gana más’, no es nada aconsejable, ya que deja mala imagen y, además, las condiciones salariales pactadas con la otra persona en su día no son tema de nuestra incumbencia” comenta Mendoza quien concluye que “es un recurso fácil que deja peor al que lo comenta que al empleado que trabaja menos y gana más". 

 

En profundidad

Únase a la conversación