Educación

CEO de Coursera: "El modelo talla única dará paso a una experiencia de aprendizaje mucho más adaptable y personalizada"

0
maggioncalda_head_jnm.jpg

Jeff Maggioncalda refiere sobre la reciente alianza entre el Tecnológico de Monterrey, la Universidad de los Andes de Colombia y la Universidad Católica de Chile, y analiza los desafíos de la educación online y los grandes beneficios de estos acuerdos.

Por

El Tecnológico de Monterrey, la Universidad de los Andes de Colombia y la Universidad Católica de Chile, se unieron para compartir sus cursos en un formato online que han denominado "La Tríada" y que tendrá como principal platatorma a Coursera. A partir de septiembre de 2018, los estudiantes de estas tres casas de estudio podrán acceder a más 100 programas gratuitamente.

Pero la alianza no es sólo para ofrecer cursos, sino que para trabajar en conjunto. Es por eso que también realizarán investigaciones sobre la eficacia del aprendizaje en línea. 

El CEO de Cousera, Jeff Maggioncalda, explica que la idea surgió en diciembre de 2017, "cuando el Tec de Monterrey me invitó a su Congreso Internacional de Innovación Educativa. Durante mi visita, tuve una reunión con los directores del Tec de Monterrey y la Universidad de los Andes. Ahí es donde conocí al rector de UniAndes, Pablo Navas, quien me dijo: 'Jeff, la próxima gran disrupción en la educación será la colaboración'".

Maggioncalda dice que estas tres casas de estudio son tres de sus principales socios de universidades en América Latina. "Ofrecemos más de 100 cursos, entre 7 programas especializados -que se componen de varios cursos- y 72 cursos sencillos, de estas tres escuelas que estarán disponibles de forma gratuita para todos sus estudiantes en el campus. Estos cursos cubren una variedad de temas principalmente relacionados con programación, marketing en redes sociales y emprendimiento". 

La alianza, explica Maggioncalda, se realizará a través de Coursera for Partners, un programa piloto que permite a sus socios universitarios ofrecer sus cursos en línea en la plataforma a sus estudiantes y la comunidad en el campus. Un programa que se lanzó en 2018 cuando notaron la creciente demanda para llevar el beneficio del aprendizaje en línea a los estudiantes en el campus.

"Esto les da a los estudiantes la capacidad de explorar más temas y encontrar más oportunidades de aprendizaje de lo que podrían de otra manera. Además, los profesores serán capaces de complementar sus programas en el campus con videos y contenido de cursos que imparten en línea o que son impartidos por otro profesor de las tres instituciones", dice.

Para conocer los desafíos de la educación online y los grandes beneficios de estas alianzas, preguntamos a Jeff Maggioncalda su visión:

-Cada vez más universidades se unen para atraer a más estudiantes y generar sinergias, ¿es esta una tendencia que aumentará en la región?

La colaboración en línea entre las instituciones ya sea a nivel regional o mundial, es el siguiente paso para el desarrollo educativo en el mundo. En ese sentido, sabemos que varias universidades han empezado a apreciar el valor del trabajo conjunto.

-En este escenario competitivo, ¿qué oportunidades son interesantes de explorar?

Algunas de las otras universidades que participan en Coursera for Partners han abierto el acceso a sus cursos no solo a los estudiantes actuales sino también a los exalumnos. Creo que esta es una dirección interesante que puede ayudar a las universidades a continuar ofreciendo valor a sus alumnos incluso después de graduarse.

-¿Cómo evolucionarán los cursos en línea?

En los próximos años la forma en que las personas aprenden, desarrollan competencias y ganen credenciales cambiará drásticamente. La educación básica de calidad superior y el aprendizaje permanente se ofrecerán en una fracción de lo que cuesta hoy y las competencias y credenciales listas para el trabajo estarán disponibles para cualquier persona en el mundo. El modelo "talla única" dará paso a una experiencia de aprendizaje mucho más adaptable y personalizada que permitirá a cualquier persona, en cualquier lugar, adoptar el aprendizaje permanente.

-¿Hay alguna tendencia en este campo que sea interesante, tanto para profesores como para estudiantes?

Cada vez más universidades se dan cuenta de que existe una creciente demanda de títulos ofrecidos en un formato en línea. Coursera actualmente ofrece cinco maestrías completamente en línea y seis más se lanzarán el próximo año de escuelas como la Universidad de Pensilvania, la Universidad de Michigan y el Imperial College de Londres.

Los MOOCS (cursos abiertos masivos en línea) son una poderosa puerta de entrada para la educación superior, pues los socios de la universidad pueden aprovechar el enorme alcance de nuestra plataforma existente con 35 millones de estudiantes. Además de esto, Coursera ha desarrollado una sólida plataforma de características e integraciones tecnológicas para crear una experiencia de aprendizaje muy atractiva que incluye sesiones de video en vivo con profesores, integración de Slack para la comunicación con compañeros y mentores, y exámenes controlados a distancia.

-¿Qué se requiere que tengan las escuelas y universidades a nivel de infraestructura y capital humano para adentrarse en este mundo digital?

Desarrollar la tecnología para alojar cursos en línea de alta calidad es muy costoso; eso es lo que Coursera hace para las universidades, de modo que no es necesario. Coursera también es atractivo para nuestros socios universitarios debido a nuestro alcance: tenemos más de 35 millones de estudiantes registrados en todo el mundo y más de 6 millones solo en América Latina. Esto permite a las universidades enfocarse completamente en lo que hacen mejor: la enseñanza.

Algunos de nuestros cursos más populares se crearon en equipos de bajo costo en el sótano de un profesor. Pero cada vez, vemos que las escuelas invierten en la construcción de recursos centralizados para la producción y el diseño de cursos que puedan ser utilizados por todos los departamentos de la universidad para crear contenido de mayor calidad.

Únase a la conversación