Gestión de Carrera

¿Aprender un nuevo idioma? El inglés no es el único que puede potenciar tu carrera

0
dsc01616.jpg

La historia de María Paz Donoso puede transformarse en el impulso que necesitas. Ella tomó la decisión de estudiar un idioma non-english: viajó a Japón, estudió su lengua y logró consolidar su profesión.

Por

Si tuvieras la opción de estudiar un idioma ¿cuál elegirías? Probablemente, inglés. Y es que tenemos claro que es una lengua universal y donde quiera que viajemos, sin duda nos facilitará la vida al momentos de comunicarnos.  

Ahora bien, tanto en el ámbito personal como profesional, tener el manejo de más de un idioma podría ser clave. ¿Has pensado en optar por un curso non-english? Podría ser un riesgo si tenemos en cuenta que es una inversión en dinero y tiempo, y que probablemente no traerá los mismo beneficios. 

A continuación, queremos exponer un caso que podría inspirarte para dar ese paso. Una historia de éxito, aprendizaje y pasión por una lengua que nace al otro lado del mundo y que para María Paz, ha sido la base para construir hoy una carrera exitosa. 

"De ser una fan de la animación japonesa, continuar en la universidad, seguir con el estudio del japonés y luego el estar en Japón experimentando la cultura, me ha permitido ser una profesional competente, crítica y valorada", lo resume.

Su historia es única y te la contaremos a continuación. 

Pasión por la cultura japonesa

Hoy, a sus 28 años, la periodista de profesión, recuerda cómo inició su interés por esta cultura. María Paz reconoce que una vez que la animación japonesa comenzó a masificarse en televisión abierta en los años 90, se encantó por las historias y la estética. Las series no se hicieron esperar. 

"Lo que me atraía era el desarrollo de un argumento profundo que cuestionaba el mundo en que vivíamos. Los capítulos tenían una continuidad, la calidad del dibujo era notablemente superior a las de las series norteamericanas tradicionales y la música tenía un trasfondo diferente", cuenta.

Al entrar a la Universidad de Chile, notó que uno de los tópicos que se investigaban en el ICEI (Instituto de la Comunicación e Imagen) era precisamente la recepción de la animación japonesa entre los jóvenes.

"A mí en lo particular me pareció muy interesante porque por primera vez notaba que se estaba investigando de manera seria y desde una perspectiva académica".

Decidió seguir profundizando en el tema en su memoria de título. Investigó y redactó un extenso reportaje respecto a los inicios del movimiento hasta su profundización en la música. En su documento explica el zen, el shinto y el budismo, y es que asegura que estos tres principios influyen de forma significativa actualmente en Japón, en el sentido de la perfección del trabajo. 

"La perfección de entregar un servicio de excelencia y de respeto a la otra persona son elementos esenciales de su cultura, porque como la sociedad japonesa es de carácter grupal y no individual (a diferencia de occidente), la persona trabaja y tiene que hacer las cosas lo mejor posible por el bienestar de su grupo y del otro", afirma.

Nuevo idioma: japonés

María Paz decidió ir más allá. Para profundizar más en la investigación de su memoria de título, decidió en 2013 entrar a estudiar el idioma a través de un Diplomado en Idioma y Cultura.

Después de cuatro años de estudios, dio cuenta que necesitaba una experiencia que le permitiera ver en vivo y en directo la cultura japonesa, esa cultura que tanto había contemplado en la teoría. Así se planteó el objetivo de avanzar en el estudio del idioma y enfrentarse a una cultura diametralmente opuesta a la chilena. Es por esta razón que en 2017 tomó un curso con Education First en Tokio.

Donoso estuvo un mes y una semana en la capital japonesa. "Para mí fue una experiencia enriquecedora en lo personal y en lo laboral. Mejoré mis habilidades orales y auditivas. Me pude comunicar mejor con japoneses y le perdí el miedo. De hecho, en febrero de 2018 volví a Japón a viajar por mí misma, con mucha más confianza gracias a las habilidades que adquirí con EF", relata.

Como periodista especializada en negocios, esta experiencia solo potenció su manejo en el área y además, logró proyectar aún más su carrera profesional. En ese entonces ya había creado una historieta inspirada en el estilo "manga" titulada "Cuentos de la Ciudad Gris y la Universidad Azul", un proyecto impulsado por el ICEI que logró tener un buen recibimiento en la casa de estudios. 

Cuando María Paz regresó del viaje con EF ya estaba creando el segundo cómic, por lo que la experiencia fue clave. "Me aportó bastante en 'Historias de la Universidad Azul' y en comprender de mejor forma los fenómenos de la globalización relacionados con la comunicación y nuevas tecnologías. Además el tener una experiencia intercultural fuera del país siempre es bien visto en el currículum y ayuda mucho para enfrentar situaciones difíciles en la vida diaria". 

¿Vale la pena la experiencia non-english?

Hoy esta joven de 28 años trabaja en el Instituto de la Comunicación e Imagen de la Universidad de Chile, los mismos que potenciaron sus historias con base japonesa. Le pregunto si tiene nuevos proyectos relacionados a seguir potenciando el idioma y responde que pretende realizar un magíster en Estudios Asiáticos. Está analizando opciones en Estados Unidos, España o en Japón mismo. 

Y si la experiencia vale la pena o no, sus recomendaciones son bastante claras. "Cuando las personas tienen ganas de hacer cosas, y más aún si tienen los medios, tienen que hacerlo porque les nutre el alma. A mí muchas personas me preguntaban por qué estudiaba japonés, según ellos era una lengua muerta. Eso es pura ignorancia porque Japón es la tercera economía del mundo, es una potencia tecnológica y uno de los principales mercados para Chile", dice enfática.

Continúa: "El estudiar otro idioma, independiente que no sea el inglés, te abre puertas porque te hace ser más tolerante a la diferencia e independiente en contextos hostiles. En lo profesional ayuda porque fortalece tu pensamiento crítico y siempre puede haber un momento en que necesites usar el idioma".

Y tú, ¿te atreverías a estudiar un idioma que no sea inglés?

En profundidad

Únase a la conversación