Negocios

5 claves para defender tu negocio de amenazas cibernéticas

0
gente-de-negocios-reunion_1421-559_1.jpg

En el mundo digital globalizado, las responsabilidades del gobierno y del sector privado cambian continuamente y se superponen cada vez más. El mandato consiste en adquirir más protección, aplicación e inteligencia.

Por

Después de los conocidos ataques cibernéticos de los que han sido víctimas muchas empresas, bancos, páginas web y hasta entidades gubernamentales, es importante tener en cuenta que su negocio también puede estar expuesto a una amenaza digital. Es por eso que los consultores en seguridad de la información de Willis Towers Watson, describen cinco componentes críticos que pueden ayudar a que su organización logre medidas sólidas de ciberseguridad.

  1. Comprender el riesgo cibernético subyacente:

El primer paso en la defensa cibernética activa es comprender adecuadamente estas amenazas. Los consultores y corredores cibernéticos de Willis Towers Watson trabajan con empresas de todo el mundo para comprender los riesgos cibernéticos. Hay dos riesgos principales de los que buscamos defendernos, que son tan fundamentalmente diferentes que debemos estar preparados con respuestas para cada uno:

Por una parte, un ataque cibernético externo, donde un hacker o una persona externa está entrando y tratando de comprometer los sistemas corporativos. Por otra, una violación a la privacidad, a veces como resultado de una amenaza externa, pero a menudo impulsada por un empleado interno que trabaja dentro de la red.

  1. Aumentar la protección de su organización desde adentro hacia afuera

Estar protegido generalmente significa tener un perímetro de red configurado para protegerse contra amenazas externas, pero también debemos empezar a pensar en incluir esto en el interior. Tenemos que estar protegidos en todas partes, porque muchas amenazas de hoy son internas y externas.

  1. Desarrollar una fuerza de trabajo cibernética

Primero debemos comprender cuán protegida debe estar nuestra organización, cuán receptivos debemos ser y qué significan esos riesgos para nosotros. La capacitación, en muchos casos, debe ser adaptada e incorporada a la cultura de la empresa para construir -y mantener- una fuerza de trabajo cibernética. Además, necesitamos cuantificar mejor el impacto de una violación y considerar esto de manera integral entre los grupos de partes interesadas a medida que cambian los impactos de las personas, así como el papel y las regulaciones del gobierno. Willis Towers Watson posee una herramienta propia de cuantificación del riesgo cibernético que ayuda a las organizaciones a cuantificar este riesgo.

  1. Lo elemental es más difícil, más importante y no hay la suficiente información

Comprender la administración de riesgos: hacer lo elemental para proteger a su organización contra el riesgo cibernético es cada vez más difícil porque el entorno en el que trabajamos es más complejo. Ya no vivimos en un entorno en el que hacer las cosas básicas es suficiente para el riesgo de ciberseguridad. Necesitamos dominar los conceptos básicos y adoptar las nuevas tecnologías para mitigar mejor el riesgo cibernético.

  1. No podemos eliminar el factor humano

Los hackers, los actores maliciosos, están desestructurados en su enfoque. No están interesados en la tecnología que tenemos para que ellos puedan entender cómo podríamos atrapar su ataque. Están interesados en entender cómo trabajamos para poder esquivar nuestra defensa. Comprender el coeficiente intelectual Cibernético de tu organización es una de las primeras defensas en esta batalla. Las organizaciones también necesitan tener una forma de medir los comportamientos de los empleados que crean vulnerabilidades y abordar aquellas brechas de talento y habilidades que serán necesarias a medida que la inteligencia artificial se vuelve más prevalente.

En profundidad

Únase a la conversación