Liderazgo

3 consejos para imponerse como mujer en el mundo tecnológico

0
martha_luz_echeverri.jpg

Marha Luz Echeverri, VP de RRHH en Ericsson Latam y el Caribe, explica de los esfuerzos de la empresa para incentivar que las mujeres se integren el mundo tecnológico, así como recomendaciones para que puedan materializar sus ambiciones.

Por

“Ericsson y el mercado en general necesita de la creatividad, la innovación y la determinación que las mujeres pueden aportar a la industria de la tecnología”, dice Martha Luz Echeverri, vicepresidente de Recursos Humanos de Ericsson Latinoamérica y el Caribe, quien se apura en aclarar que esto no tiene relación con integrar al sexo femenino sólo por serlo, sino que por sus competencias. Es por ello que desde 2010 que la empresa es parte del evento “Girls in ICT Day”, que es organizado por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), dependiente de las Naciones Unidas, y que busca fomentar, educar y empoderar a niñas y mujeres jóvenes a seguir estudios y carreras relacionadas con las TIC.

Echeverri relata que lo que realizan mediante esta iniciativa es llevar a las niñas a las oficina de Ericsson para que vean cómo es el día a día, y se reúnan con ejecutivas de la empresa, como ingenieras civiles e informáticas que hayan logrado conciliar su vida familiar con la laboral, para que les comenten de su trabajo. “Tenemos más de 500 niñas participando este año, y estamos impactando a aquellas que están en los últimos grados de sus colegios”. 

Para aumentar la participación femenina en el mundo de la tecnología, Echeverri explica que en principio lograrlo es “una mezcla de varias cosas, hay que pensar en la participación femenina y no sólo por el lado estadístico”. 

En el caso de Ericsson, “lo vemos como una estrategia de diversidad e inclusión. La inclusión de ellas es muy importante cuando construimos la fuerza laboral, para entender la realidad de los clientes, donde se buscan soluciones creativas e innovadoras”.

La intención de que más mujeres se integren a empresas de tecnología no es nueva. Desde hace un par de años que se ha hecho un llamado a que este asunto no quede sólo en los rincones de las empresas, sino que se expanda a nivel de pregrado. De acuerdo a estudios, como el elaborado en 2013 por Cisco, sólo el 23% de los trabajadores que ocupan cargos relacionados con las TIC a nivel mundial son mujeres. Y por lo mismo, empresas de tecnología han hecho lo suyo. En Ericsson, según relata Echeverri, se fijó como objetivo que en 2020, “un tercio de nuestros empleados deben ser mujeres y en los últimos años hemos aumentado el número de mujeres en puestos de alto nivel”. Y en BlackBerry desde 2013 que se inició un programa de becas enfocado a hallar mujeres destacadas: el “BlackBerry Scholars Program”.

Echeverri, además, descarta que “seamos radicalmente diferentes, sólo vemos las cosas de distintas esquinas, países, culturas y etnias”. Porque las mujeres tienen las mismas capacitaciones, el tema está en aprovechar el día a día”.

Uno de los retos entonces sería cómo ser capaz de ser exitosa en el ambiente corporativo. Echeverri dice que esto se puede conseguir identificando las fortalezas, construyendo el camino hacia ese propósito. Estas capacidades permitirán que ellas confíen en sí mismas y puedan trabajar óptimamente en sus equipos, “eso las hace altísimamente efectivas, y eso intentamos desarrollar”, dice la ejecutiva. 

En lo práctico, la VP de Ericsson Latam dice que “tenemos embajadores y embajadores. También realizamos los círculos de mentoría, donde mujeres exitosas apoyan a otras en sus propios retos, para que se genere un equipo de apoyo de unas a otras. Esto no es sólo para mujeres, sino para todos. Esto ayuda a entender cómo tener un equipo diverso produce beneficios, como la diversidad en los puntos de vista.   

Echeverri enumeró tres consejos para imponerse en el mundo tecnológico como mujer.

1. Convencerse de que es posible: Hay que asumir que podemos hacernos cargo de roles más grandes. Lo estudios demuestran que a la hora de comparar los sueños e intereses de hombres y mujeres, estas últimas cada vez más quieren llegar más lejos. La ambición existe, el asunto es cómo hacerla realidad. 

2. Identificar a mujeres que puedan apoyarnos: Es preciso buscar un mentor, un colega o una persona externa quien nos pueda entregar un feedback o para intercambiar ideas. Esto ayuda a tomar decisiones de trabajo y generar estrategias. Pero tanto hombres como mujeres necesitan tener ayuda y soporte.

3. Ver el mundo de forma constructiva. Hay que abrir los ojos y advertir las oportunidades, levantar la mano y decir “yo puedo y quiero”. Es decir, buscarse las oportunidades.

Únase a la conversación