Educación

Ranking de Universidades de Perú: ¿un sistema más consistente?

0
joshua-hoehne-iggwdxhtauq-unsplash.jpg

Las universidades del Perú han enfrentado desde la suspensión de actividades hasta la adaptación y entrega de contenidos por vía web que antes eran presenciales.

Inscríbase en nuestros newsletters

Por

En este año golpeado por la pandemia del COVID-19, el sistema educativo ha sido uno de los servicios que debió reaccionar con mayor celeridad: desde la suspensión de actividades hasta la adaptación y entrega de contenidos por vía web que antes eran presenciales. Este desafío fue enfrentado de muy buena forma, según la cantidad de programas que informaron a distancia las universidades.

Prácticamente, el 98,7% de los programas de pregrado de todas las casas de estudios que informaron este dato logró ser entregada a distancia, mientras en los programas de postgrado esta cifra fue del 88,9%. En el tiempo que se levantó la información para este ranking, no había mucho optimismo sobre derrotar el COVID-19 en 2021 ni se contaba con información concreta de los avances en vacunas o evidencias de cómo se comportaría una segunda ola de la enfermedad.

Conozca los resultados del Ranking de las Mejores Universidades del Perú 2020

Las universidades proyectaban que la cantidad de programas de pregrado que se deberían continuar impartiendo en forma remota al iniciar el próximo año se mantendría alta, con un 93,8% del total de programas informados a este ranking.

Esta edición presenta una menor amplitud de rango entre las primeras y las últimas posiciones en cuanto a su puntaje final, y una gran consistencia en el top 10 que muestra solo un entrante. Las universidades en las primeras 10 posiciones bajan levemente su índice final en relación al ranking del año pasado, debido a que el desempeño siempre es relativo al conjunto de participantes.

En tanto, las universidades de las últimas 10 posiciones suben en promedio su índice final, resultando ahora en un ranking más “apretado”. Si aplicamos al análisis un poco de optimismo, es posible especular que la nueva ley universitaria con su obligatoriedad de licenciamiento, el lento pero seguro camino hacia una mayor transparencia institucional que esto implica y el continuado esfuerzo de acreditación voluntaria de las universidades relevantes, han tenido un impacto positivo en el sistema universitario peruano.

En términos generales, el sistema de educación superior peruano pasó de resistirse a una mayor transparencia y medición pública (al punto que a AméricaEconomía se le dificultaba con mucha mayor frecuencia que hoy la obtención de información), a una mejor situación actual, en que se le debe proporcionar por ley cierta información básica verificable a la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (SUNEDU).

La nueva Ley Universitaria parece estar teniendo un impacto positivo en los indicadores más complejos que mide el ranking de América Economía y, a la larga, el sistema en su conjunto debería moverse hacia mejoras en calidad, hipótesis que solo podremos verificar con el tiempo.

Los esfuerzos normativos de SUNEDU parecen ser un pilar importante en ello, sin embargo, en vista de los recientes cambios políticos en el Perú y la actual incertidumbre sobre quién asumirá al poder ejecutivo, habrá que observar la capacidad del gobierno de resistir a los llamados de diversos congresistas (incluyendo indicaciones específicas de legisladores de la comisión de educación) para cuestionar y finalmente quitar la facultad de exigir estándares que dejaron a varias universidades sin licencia para operar en el Perú, debido a la falta de estándares verificables públicamente.

Como ya es tradición, este año la PUCP ocupa el primer puesto de nuestro ranking, basada en un histórico equilibrio entre los factores. Pese a que es solo dominadora absoluta en prestigio, la institución católica presenta una reiterada estabilidad a través del tiempo en la posición relativa de toda la gama de dimensiones respecto del resto de las universidades, destacando investigación e internacionalización.

El top 5 se mantiene estable en cuanto al hecho de que sus posiciones son ocupadas por las mismas casas de estudios que la edición anterior. La Universidad Cayetano Heredia (2º) lidera en la dimensión investigación e innovación, mientras que la Universidad del Pacífico (3º) lidera en la dimensión calidad docente. Sin embargo, en esta selecta lista de universidades se produce un cambio en las posiciones cuarta y quinta: la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (4º) sube un puesto gracias a sus esfuerzos en acreditación, internacionalización e inclusión.

Las siguientes cinco posiciones cuentan con otra novedad mayor, ya que la Universidad Nacional de Piura (9º) salta varias posiciones para entrar al top 10 gracias a su fuerte selectividad (con una tasa de aceptación del 8,2%) y su alta puntuación en calidad docente, basada en la gran proporción de profesores tiempo completo y docentes doctorados. El resto de las universidades en el top 10 se mantienen muy estables en su posición relativa.

Ya en la segunda parte del ranking, vale la pena mencionar el salto de posiciones de la Universidad César Vallejo (13º) principalmente gracias a la mejora en internacionalización. También debemos dar la bienvenida al ranking a tres universidades que aplican por primera vez: La Universidad Nacional del Callao (14º) que logra relativamente buen puntaje en calidad docente, la Universidad Nacional Intercultural de la Amazonía (18º) y la Universidad de Huánuco (19º) entrando al penúltimo y último lugar del ranking, respectivamente.

La búsqueda de una mayor paridad de género es una de las grandes constantes de este inicio de siglo, y es necesario puntualizar que en gran parte de las instituciones medidas en el ranking este es aún un tema pendiente. Hemos examinado a las instituciones educativas participantes en relación con la participación femenina en el gobierno corporativo, tomando como indicador la proporción de mujeres rectoras, vicerrectoras, decanas y directoras de programas.

Constatamos que ninguna universidad logra la paridad total y sólo dos de las top 10 superan el 40% de participación femenina en el conjunto de los estamentos mencionados: PUCP (1º) y Universidad San Ignacio de Loyola (7º). En paralelo, las instituciones con una mayor proporción de docentes mujeres full time son la Universidad Peruana Cayetano Heredia (2º), la Universidad San Ignacio de Loyola (7º), la Universidad César Vallejo (13º), la Universidad Católica Santo Toribio de Mogrovejo (16º), y la Universidad de Huánuco (19º).

En profundidad

Únase a la conversación