Gestión de Carrera

6 errores que no debes cometer si quieres destacar en LinkedIn

0
inlytics-rjt2ewpr0d0-unsplash.jpg

Son varias las empresas que dejaron de apostar únicamente por los tradicionales portales de empleo para crear sus propias vitrinas y usar LinkedIn para hallar talento. A propósito de esto, es fudamental que las personas puedan diferenciarse del resto a través de una propuesta de valor profesional en esta plataforma.

Inscríbase en nuestros newsletters

Por

LinkedIn es una de las plataformas preferidas para potenciar el perfil laboral a través de las redes de contacto, a tal nivel que es una de las principales opciones, luego del programa de referidos, que usan las empresas para reclutar personal.

Si bien la mayoría de las empresas cuenta con portales propios para buscar talento, muchas veces los postulantes son derivados de las cuentas que estas tienen en LinkedIn. Es por esto que no es extraño toparse con todo tipo de empleos en esta plataforma. Una tendencia que lleva al menos 10 años, de acuerdo con el estudio sobre reclutamiento realizado por Jobvite en 2013, donde se revela que 9 de cada 10 reclutadores usan LinkedIn.

En el caso de WOM, esta plataforma les permite segmentar de mejor manera sus anuncios de trabajo, de acuerdo a los perfiles que solicitan. A esto se agrega que las personas que ven las ofertas de empleo, pueden mencionar o etiquetar a algún conocido o amigo que esté buscando trabajo. "Como compañía, constantemente estamos utilizando esta plataforma para las búsquedas claves relacionadas en las distintas áreas, ya sea de IT, Network, ventas, entre otros, permitiéndonos generar proyectos para cada una de estas búsquedas. Además, nos ayudan a darle trazabilidad y gestionar de mejor manera a los candidatos", señala Sandra Díaz, directora de Valor Humano de WOM.

Para Lorena Montespier, people manager de Nawaiam, "la ventaja de utilizar LinkedIn es que proporciona un contacto directo con los posibles candidatos y permite rápidas visualizaciones de la publicación como rápidas recomendaciones, lo que hace realmente atractiva la herramienta y muy dinámica. Hoy LinkedIn no es solo una base de personas, permite hacer networking desde cualquier lugar del mundo".

Esto tiene directa relación con los procesos de transformación que viven las empresas a la hora de buscar talento, en el que los líderes de RRHH deben cambiar de mentalidad y generar un puente entre los candidatos y la empresa. Varias empresas están evolucionando, generando experiencias placenteras para los que postulan, adoptando el uso de redes sociales, video y análisis de datos.

Las nuevas generaciones son quienes más usan las redes sociales para buscar empleo. El estudio Employers For Youth (EFY) de FirstJob relevó que los canales de reclutamiento qué más usan los jóvenes profesionales en 2020 son los portales web (34%), LinkedIn (28%) y los referidos (16%). Pero cuando se les consultó por cuál canal de reclutamiento llegaron a la empresa, el 38% mencionó que a través de un programa de referidos, mientras más atrás quedaron los portales de empleo en Internet (24%), LinkedIn (12%) y el sitio web de la empresa (8%).

Pero antes de postular hay que considerar algunos puntos, ya que se trata de una plataforma que complementa al currículum tradicional a la perfección. "Si bien LinkedIn permite a las personas obtener un volumen muy alto de visualizaciones de sus publicaciones, y por ende, más postulaciones. El CV bien realizado es muy enriquecedor y ayuda a los selectores a contar con mayor información. Sin lugar a dudas LinkedIn proporciona hasta recomendaciones, pero el CV es contar con la película completa", explica Montespier.

Para tener notoriedad en la red social hay que considerar ciertos aspectos. No es suficiente con abrir una cuenta en LinkedIn e ir sumando cargos, porque al ser una plataforma colaborativa se espera que las personas interatúen, subiendo contenido propio que tenga un valor agregado, y conéctandose con otras personas que pueden validar las aptitudes, escribir recomendaciones y aportar en distintas conversaciones. 

Díaz, de WOM, sugiere "generar contacto con reclutadores o personas de recursos humanos, que están continuamente publicando nuevas ofertas laborales de distintas compañías y mantener actualizado el perfil, porque mientras más completo esté mayor visibilidad tienen las personas de encontrar trabajo, ya que los contactos pueden compartir tu perfil. Otro dato, es que las personas elijan palabras claves que definen una posición y que se animen a ponerlas en inglés".

Ante todo, hay que diferenciarse del resto a través de una propuesta de valor profesional.

A continuación, seis errores que no debes cometer si quieres sobresalir en esta plataforma:

  1. Carecer de una portada atractiva. Al ser la carta de presentación, es clave que la foto sea actual, que el título del perfil sea conciso y actualizado. Es recomendable también indicar lo qué se está buscando y las principales motivaciones. También ayuda compartir el sitio web de la empresa o un blog personal. Para quiens se encuentran desempleados, es conveniente indicarlo en el extracto personal. Es decir, "redactar cómo sus logros y competencias lo hacen diferente y cómo ha sorteado las dificultades que lo hace más atractivo a la hora de que los selectores busquen al mejor candidato. Dependerá de cada uno, pero redactar los logros, las enseñanzas que le ha dejado cada empresa y a qué se encuentra dispuesto, lo hacen diferenciarse", dice Montespier.
  2. Que el extracto tenga poca información. Esto es clave, porque de no aprovecharlo, se podría estar pediendo una gran oportunidad de darse a conocer. Acá podemos incluir quiénes somos, qué buscamos, los logros obtenidos, las competencias, entre otras cosas. Lo principal es intentar llamar la atención. Para Díaz, "lo más importante, es entregar una visión general y resumida de los principales logros generados. Este ítem es muy relevante ya que las personas, por lo general, entregan una imagen a simple vista de su carrera profesional hacia el resto de la comunidad. Sin embargo, el contenido debe ser estratégico, pero al mismo tiempo debe ser el reflejo de tus mayores virtudes y aptitudes como persona y profesional".
  3. Fotografía desactualizada: A veces pequeños detalles como este puede ser perjudicial. Se aconseja tener una fotografía adecuada para un perfil más formal que otras redes sociales como Facebook e Instragam, además de mantenerla actualizada.
  4. Sin pasión: "Sin lugar a dudas es el momento de mostrarnos, de contarles a los demás por que deberían apostar por uno, redactando no solo los logros y competencias sino de los valores de uno. Si observo que en un perfil se nota como redacta sus convicciones, su energía, sus ganas de crecer y sin lugar a dudas la pasión por lo que hace, será un candidato al que sin la menor duda le daré la oportunidad de conocerlo y ver si hace esa match perfecto con la empresa", indica Montespier.
  5. Publicaciones, comentarios o debates que no agregan valor: Montespier dice también que otro error es que las publicaciones, comentarios y/o debates no agreguen valor o claramente sean despectivos, negativos o espacios de quejas. "LinkedIn bien utilizado te ayuda a acceder a un universo de profesionales que no solo podrán ayudarte y recomendarte para encontrar tu trabajo soñado, sino que te permitirá realmente aprender constantemente, hacer networking y no dejar de ser cercano a pesar de las distancias con miles y miles de personas. Nuestro aporte correcto generando valor y siendo parte de un intercambio de ideas entre miles de personas nos harán únicos y crearán sin dudas, nuestra marca personal, nuestro diferencial", señala.
  6. Inactividad. "La plataforma está diseñada para estar de manera activa en la búsqueda de ofertas profesionales y/o simplemente para realizar contactos internamente. LinkedIn permite mostrar tu currículum, tus experiencia laborales y contactos de trabajo de forma visual, para que sea más atractivo y fácil encontrar tu perfil. Por esto, mantener el perfil actualizado y con una cuenta activa es una buena forma de destacar en esta red", indica Díaz.
En profundidad

Únase a la conversación