Recursos Humanos
0
eunice-stahl-cxijt88qjdq-unsplash.jpg

Workation, ¿teletrabajarías desde el lugar de tus sueños?

Cansados de los largos confinamientos producto de la pandemia y en busca de motivación, algunas personas que se encuentran bajo el modelo del teletrabajo están buscando opciones seguras y cómodas para salir de sus casas y así continuar realizando sus labores.

Por

Luego de que el teletrabajo ganara terreno durante la pandemia, llegó la hora de evaluar si es una modalidad que continuará o no en la nueva normalidad. Es así como el trabajo remoto junto con el sistema híbrido se convierten en las opciones más seguras para el retorno laboral.

Hay quienes en busca de mayor bienestar teletrabajando se han aventurado a probar algo distinto, al menos durante este periodo. Quieren un lugar donde puedan combinar el trabajo y las vacaciones, de ahí la fusión de las palabras work y vacation. Busca de un espacio que les entregue todas las comodidades que necesitan para realizar sus labores con la ventaja de estar fuera de sus casas. Y si bien no es algo nuevo, llama la atención cómo en este contexto está creciendo el interés por optar por un workation.

De acuerdo don Hugo Paredes, gerente general de HughesNet Perú, producto de los efectos negativos del confinamiento, muchas personas están adoptando la tendencia del workation. “Se trata de teletrabajar en lugares vacacionales por una temporada más prolongada”, indica el gerente.

Entre los grandes beneficios del workation está el tener mayor flexibilidad y la gestión de horarios, reduciendo los tiempos de traslado y el estrés. Ante esto, Sebastián López, chief psychology officer de Nawaiam, afirma que “también permite trabajar en lugares que nos gustan como ir a la playa, la montaña, el campo, por ejemplo, o realizar actividades que en la ciudad no se pueden, como practicar determinados deportes o disfrutar de paisajes y espacios recreativos que ayudan a la desconexión y el descanso, mejorando la salud mental. Genera mayor productividad porque te enfocas mucho más en el trabajo para poder contar con tiempo suficiente y así disfrutar del entorno o actividad que te guste”.

Este tipo de concepto apela a que las personas se puedan relajar mientras trabajan, sin dejar de lado sus labores. Aunque se trata de una iniciativa que pueden llevar a cabo unos pocos, ya que no todas las empresas están dispuestas a que sus colaboradores estén demasiado lejos, es una alternativa que puede generar algunos gastos extras y no siempre las familias están dispuestas a mudarse por un tiempo. 

Además, no todo es miel sobre hojuelas. Esta tendencia puede no ser ideal para todos, beneficiando mucho más a los nómadas digitales, teletrabajadores y freelancers que no quieren estar todo el tiempo en casa. 

“Si necesitas creatividad y relajación, así como un buen manejo de emociones, puede ser un gran aporte, incluso hasta para conexiones con otras personas. Pero si se requiere de sostener actividades formales, estar libre de ruido y con foco en tareas de alto riesgo y estrategia, puede ser un elemento nocivo”, señala Hugo Álvarez, director ejecutivo Potencia Laboral.

Aspectos claves

La tecnología es crucial en este caso, ya que quienes optan por esta alternativa deben estar ciertas horas al día conectados y tener la posibilidad de asistir a reuniones virtuales. 

López dice que hay que contar con computadoras, teléfonos móviles y equipos con la capacidad suficiente y acorde a la necesidad laboral. A esto, el directivo de Nawaiam añade: “Se necesita una buena y estable conexión de wi-fi que nos permita realizar videollamadas sin interrupciones de conectividad, navegar por sitios de internet ágilmente, conectar programas de forma on-line, enviar emails sin problemas entre otros”. 

Además, el lugar escogido para este fin debe tener espacios que permitan concentrars , y así aprovechar el tiempo de mejor manera. Pero esto último no sirve de nada si no se puede gestionar el tiempo, por lo que Álvarez aconseja que "los tiempos sean más reducidos o se trabaje mediante intervalos, dado que tener la misma jornada laboral en un lugar de descanso puede restar más que aportar, más aún si se está con más personas. En el mejor de los casos, reducir a media jornada también es una opción viable, siempre cuidando el objetivo de fondo que tiene estar en un lugar vacacional que es el establecer límites marcados entre trabajo y descanso”.

Para López es necesario establecer horarios, sobre todo cuando se necesita disponibilidad de sus integrantes para que haya mejor conexión, agilidad y comunicación. También aconseja desarrollar algunas tareas por objetivos o proyectos. "Es recomendable establecer una cantidad de horas mínimas diarias para poder cumplir con las responsabilidades que cada uno tiene. La planificación y la comunicación juegan papeles claves para disfrutar y ser productivos al mismo tiempo”, señala.

Flexibilidad

Un factor que puede beneficiar esta tendencia, según Paredes, de HughesNet Perú, es que “se sabe que para las empresas los primeros meses del año serán tiempos para definir y cerrar nuevos proyectos que fueron marcados por la coyuntura de 2020, por lo que se vuelve una necesidad mantener motivados a sus equipos de trabajo, otorgándoles flexibilidad”. 

Si bien la posibilidad de trabajar desde casa ha dado paso a repensar los espacios al punto de decidir dejar por un tiempo el propio hogar para teletrabajar en un destino, esto no será posible sin que al interior de las empresas haya consciencia sobre la necesidad de motivar a los colaboradores y darles mayor flexibilidad. 

Débora Brewer, vicepresidenta para América Latina y el Carible en Degreed , dice que “cuando hablamos de ofrecer más flexibilidad al trabajador, creo que el trabajo comienza con los que ocupan puestos directivos. Es importante que los gerentes comprendan que capacitar a los empleados para que trabajen y aprendan como mejor les parezca puede tener un efecto transformador en su desempeño”.

Efectivamente, las empresas deberán ser más conscientes y flexibles con sus trabajadores. El informe Tendencias Talento 2021 de la consultora LLorente y Cuenca, (LLYC) España, recoge algunas tendencias en este campo. Entre estas se encuentran prestar mayor atención al bienestar de los trabajadores para paliar los efectos psicológicos de la pandemia; garantizar el derecho a la desconexión de los profesionales y exigirles por objetivos, y no por horas invertidas en videollamadas o en estar ‘disponible’; y crear una especie de nueva ‘etiqueta digital’ para la nueva normalidad, contemplando nuevos elementos como el respeto a la flexibilidad de horarios.

En este periodo de pandemia, “las empresas que ya tenían procesos que favorecían la flexibilidad a la hora de trabajar salieron adelante, logrando adaptarse con mayor facilidad a la nueva realidad”, indica Brewer y agrega que “Degreed siempre ha sido una empresa 100% remota y nuestros fundadores siempre nos han animado a tomarnos el tiempo para organizar nuestra vida personal, dando prioridad a nuestro bienestar.

Además, dice que “reportes también indican que los empleados que sienten que tienen la confianza de la empresa y la flexibilidad para trabajar como prefieren también son más productivos. Ofrecer trabajo flexible también puede mejorar el acceso de las empresas al talento”.

Por lo mismo, es probable que las empresas dejen cada vez más atrás la antigua forma de trabajar - con puestos y horarios determinados- y den paso a un modelo híbrido y flexible. Y es probable que poco a poco veamos más casos de personas que apuestan por trabajar de forma remota, pero desde lugares vacacionales. Es bastante seguro que el workation se haga más popular, ya que sabemos que con el tiempo se están comenzando a buscar nuevas alternativas para continuar teletrabajando.

En profundidad

Únase a la conversación