Educación

Universidades australianas muestran preocupación por medidas migratorias de Trump

0
australia-1157502_1920.jpg

Las casas de estudios temen que se ponga en riesgo la colaboración que existe en las investigaciones académicas.

Por

Las prohibiciones migratorias impuestas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, han causado preocupación en los círculos universitarios de Australia y el Premio Nobel y vicerrector de la Universidad Nacional Australiana (ANU), Brian Schmidt, quien se unió hoy al creciente número de académicos inquietos por los efectos que pueda tener.

"Este es un mundo tan globalizado y cuando cosas como estas pasan en Estados Unidos, esto nos afecta a todos", dijo Schmidt a la Corporación de Radiodifusión de Australia (ABC) al hacer también referencia a los efectos que pueda tener la orden ejecutiva de Trump sobre la colaboración que existe en las investigaciones académicas.

"Nosotros tenemos muchas personas de esos países (Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen), por lo que esto hace que la capacidad de hacer nuestro trabajo de investigación y académico, como acostumbramos, ahora sea muy difícil", agregó.

Belinda Robinson, la directora de Universidades de Australia (organismo que reúne a esos centros educativos en territorio australiano), también manifestó su preocupación después de que una presentadora de televisión que posee doble ciudadanía (australiana y sudanesa) confirmó que no tomará parte en una conferencia a realizarse en Estados Unidos en el mes de marzo. Se esperaba que ella fuera la oradora principal sobre multiculturalismo.

"En cualquier conversación que nosotros tengamos con el gobierno australiano acerca de este tema, nosotros obviamente estaremos llamando su atención sobre las preocupaciones que nosotros tenemos por los potenciales impactos de la medida", dijo Robinson.

Un ciudadano iraní con residencia australiana también fue prevenido de viajar hacia Estados Unidos en el fin de semana para visitar a su hijo, quien es candidato a doctorarse en ese país.

La orden ejecutiva durará por 90 días y no afectará a los australianos que posean doble ciudadanía.

Imágenes | Pixabay

Únase a la conversación