Recursos Humanos

Trabajar desde casa te hace más productivo, aunque tus jefes no lo crean

0
coffee-cup-bed-bedroom.jpeg

Aún hay una cultura en la que hay cierta desconfianza o preocupación sobre si incorporar o no estas prácticas, disminuirá el rendimiento o buen desempeño de los empleados”.

Inscríbase en nuestros newsletters

Por

En nuestro país tenemos una cultura laboral antigua. “De alguna manera hacer presencia en la oficina es una forma de mostrar la productividad de los trabajadores, pero no es una tendencia mayoritaria que aplique a todas las comañías”, comenta Raquel Hernández, líder del área de talento estratégico de Mercer.

Las empresas mexicanas sí están adoptando la flexibilidad, pero estamos hablando de porcentajes intermedios. Aún hay una cultura en la que hay cierta desconfianza o preocupación sobre si incorporar o no estas prácticas, disminuirá el rendimiento o buen desempeño de los empleados”.

En el mercado mexicano el 59% de las empresas ya tienen implantado el horario flexible, el 57% incorporó el home office y el 52% implementó el horario especial en viernes, indica el estudio Tendencias Globales de Talento 2017 de Mercer.

Nuestra experiencia y recomendación es que, cuando se aplican, siempre resulta en una mejora del desempeño. Hay satisfacción por el equilibrio vida y trabajo.

Y es que, actualmente es importante tener prácticas flexibles porque es algo que los millennilas piden. Los mejores no se quedan en las empresas donde no encuentran este beneficio. Para las compañías les va a resultar muy complejo retener a los altos potenciales si no se aplican.

Sin embargo, el 50% de los empleados considera que trabajar de manera remota o parcial puede afectar negativamente sus oportunidades de promoción.

Para la consultora global es clave, pues en todos los estudios se indica que a mayor flexibilidad hay mayor productividad. Es decir, cuando la jornada laboral es más corta se presenta un mejor desempeño del trabajador.

La tendencia revela que el trabajador labore por proyectos. De acuerdo con Mercer, Estados Unidos es líder en flexibilidad, pues el 50% de sus empleos ya lo son. A la gente se le contrata por proyecto y no pertenece del todo a la compañía.

¿Qué hace falta en México?

Actualmente, hay cinco generaciones distintas de empleados al interior de las empresas; el 93% de los CEO’s saben que esto tendrá un impacto directo en los negocios. Un estudio de la firma de tecnología Citrix reveló que el 48% de los mexicanos se cambiaría de empleo si le brindan la opción de trabajar de manera remota.

Para que la flexibilidad sea un tema común en México es necesario adoptar la tecnología que garantice el funcionamiento del negocio. Es un tema de costos, pues las corporaciones más grandes cuentan con más presupuesto para destinar a este rubro. Mientras que para las Pymes, que son mayoría en el país, resulta más costoso incorporar las plataformas que faciliten el trabajo a distancia.

No quiere decir que no estén dispuestas a adoptarlo. Por ejemplo, la nube la utilizan gran parte de las Pequeñas y Medianas Empresas porque son el tipo de herramientas que ya están disponibles y en las que no hacen grandes desembolsos para adquirir harware como servidores.

Según el estudio de Citrix, el 49% de los empleados trabajan por objetivos y no para cumplir un horario. Para el 83% de los participantes la flexibilidad de horario es un factor determinante para cambiar de trabajo.

Carlos Macías, Country Manager de Citrix México, señala que en México es una tendencia, pero no hay un crecimiento tan apresurado. Durante el 2016, entre el 40 y 50% de las compañías presentaron la tendencia a trabajar de manera remota.

La realidad indica que el 73% de los empleados trabaja con otras personas que se encuentran en otras oficinas y ciudades. Sin embargo, la gran contradicción es que el 37% de los empleadores no permite que sus trabajadores laboren de manera remota.

Pese a que el 91% de las empresas brindan la tecnología necesaria para ser más eficiente, el 87% no brinda la flexibilidad de horario. La inversión en equipos revela que el 81% de los empleadores compra computadoras de escritorio, mientras que el 61% se inclina por laptops. Sólo el 24% les da tabletas a sus trabajadores.

Las empresas tienen que entender que hay una transformación y que las nuevas generaciones vienen con otras necesidades (perfiles)”, comenta Macías.

Para que el trabajo remoto y la flexibilidad sean una realidad, la principal inversión de las empresas tiene que hacerse por el lado de la tecnología. No sólo en equipo, también tiene que hacerse en plataformas que garanticen conectividad y almacenamiento de información de manera segura.

Citrix encontró que el 71% de los empleados tiene acceso a información de la compañía desde dispositivos propios y el 74% lo hace desde su equipo personal. Pero no sólo eso, utilizan aplicaciones no corporativas para almacenar datos de la empresa, por ejemplo, el 49% utiliza Google Drive y el 41% Dropbox.

El 59% dice que lo hace por comodidad, el 47% por facilidad de uso y el 18% para ser más productivo.

A México le falta incorporar estas prácticas por dos razones: cultura que las empresas reconozcan que lo necesitan; conectividad, es decir, tener las herramientas.

Para Carlos Macías en tres años tendría que presentarse un aumento positivo en el número de empresas que incorporaron la flexibilidad de horario y trabajo remoto.

En profundidad

Únase a la conversación