Recursos Humanos

Teletrabajo permitirá que empresas no pierdan productividad por coronavirus

0
desk-office-workspace-coworking.jpg

El primer paso que debe realizar la empresa es definir cuáles son los puestos en que se puede hacer teletrabajo de manera total y de manera parcial.

Inscríbase en nuestros newsletters

Por

La implementación del teletrabajo les permitirá a las empresas a sobrellevar la reducción de su personal, como medida de protección ante la expansión del coronavirus, sin perder productividad, sostuvo hoy el docente de Pacífico Business School, César Antúnez de Mayolo.

“Hay estudios de Estados Unidos y Europa que demuestran que el teletrabajo mantiene la productividad y en algunos casos la incrementa. En esta coyuntura, el teletrabajo sería una gran alternativa para que las empresas no pierdan productividad”, manifestó a la Agencia Andina.

Explicó que el primer paso que debe realizar la empresa es definir cuáles son los puestos en que se puede hacer teletrabajo de manera total y de manera parcial.

“En una entidad bancaria, por ejemplo, hay quienes hacen análisis financieros y otros que atienden al público. Los primeros son compatibles con el teletrabajo, pero los segundo no”, mencionó.

Dijo que que luego de establecer qué trabajadores pueden practicar el teletrabajo se debe fijar objetivos y metas que dicho empleado debe cumplir.

“Cada persona debería tener indicadores que deberán mover, por ejemplo, margen de distribución, ventas, ampliación de mercado, tiempo de entrega, entre otros. Si no tienen definido los indicadores será difícil que el teletrabajo resulte”, indicó.

Infraestructura

Asimismo, señaló que la empresa debe identificar el tipo de infraestructura que su teletrabajador tendrá en su casa, para que la falta de herramientas o interferencia mellen su productividad.

“El trabajador tiene que tener en casa un escritorio aislado con un Internet de banda ancha. También tiene que reducir las interferencias tipo llanto de bebé, perro que ladre o una construcción cercana; la concentración debe ser la misma que la del centro de labores”, refirió.

Agregó que se recomienda un contacto virtual con el jefe para evitar “cortocircuitos” en la comunicación. “Yo no recomiendo correos electrónicos porque es muy ‘frío’; una videollamada diaria acercará al trabajador con su jefe pese a la distancia”, remarcó.

Jefes

De otro lado, el especialista sostuvo que la función del jefe dentro del teletrabajo es controlar a distancia sus trabajadores y lograr los objetivos trazados.

“El jefe tiene que velar por los indicadores de productividad de sus trabajadores pues el mantener los niveles óptimos te da la certeza que ese teletrabajador está laborando y no haciendo cosas ajenas a sus funciones”, enfatizó.

Añadió que el jefe también debe monitorear el inicio de labores del trabajador a distancia. “Se dan casos que el trabajador se va al gimnasio e inclusive a la playa y dice que está trabajando. Puede obligarlos, por ejemplo, a que estén conectados al chat en una determinada hora”, mencionó.

Marco legal

Sobre el marco legal, Antúnez de Mayolo afirmó que la normatividad está completa y la masificación del teletrabajo depende únicamente de las empresas.

“A nivel de marco legal no falta nada para implementar el teletrabajo. Puede iniciar haciendo una prueba piloto para afinar las herramientas y luego ya implementar del todo el teletrabajo”, puntualizó.

En esa misma línea, dijo que el teletrabajo podría contribuir a reducir la informalidad laboral toda vez que le reduce costos al empleador.

“Una persona puede ocupar de cuatro a seis metros cuadrados en una empresa y si mandamos a su casa a diez nos estamos ahorrando hasta sesenta metros cuadrados y si nuestra oficina está en San Isidro el ahorro e sustantivo”, finalizó.

En profundidad

Únase a la conversación