Recursos Humanos

Tecnología en Recursos Humanos: el momento es ahora

0
empleo-work.jpg

A continuación, se explica en tres puntos el motivo por el que Recursos Humanos fue relegada como área de transformación.

Por

El salto tecnológico es inevitable, contundente y social. Nadie duda que el futuro (y en gran parte el presente) de los negocios es absolutamente digital. Las organizaciones que avanzaron primero son las que hoy tienen más éxito y las que los siguen, saben que es el momento para no perder el tren y quedar varados en la estación del pasado. Sin embargo, incluso en las organizaciones que han tomado la delantera y abrazan la nueva forma de hacer negocios con convencimiento, hay desigualdades internas que benefician a unas áreas y relegan a otras. Recursos Humanos fue una de las áreas que no picó en punta en el proceso de la transformación digital y es donde se están dando los cambios más sorprendentes en nuestro país.

En Argentina, según el estudio “Evaluación del Grado de Evolución Tecnológica de los Recursos Humanos en Empresas de Latinoamérica y España” generado por IDC y  Meta4, el 63% destina menos del 0,5% del presupuesto de IT en herramientas orientadas a RRHH. 

El motivo por el que Recursos Humanos fue relegada como área de transformación, se explica en tres puntos centrales: falta de transparencia de los beneficios, resistencia  al cambio e individualización.

1. Falta de transparencia de los beneficios

Es fácil entender por qué marketing, atención al cliente, logística y producto fueron las áreas más adelantadas en recibir inversiones para reformularse como digital. Son los espacios donde el ROI es más fácil de identificar. Una organización entiende fácilmente el concepto cuando agregar fondos en tecnología impacta inmediatamente en cantidad de ventas, reducción de costos de almacenamiento y producción o retención de clientes. Recursos Humanos fue siempre visto como un mundo en donde los resultados se consiguen a largo plazo. Esto era así ya que no existían las herramientas necesarias para medir el impacto de las medidas.

La productividad, el compromiso con el trabajo, la gestión del talento a descubrir, eran todas variables que se ocultaban al vistazo rápido a diferencia de las ventas o el margen de ganancia. Sin embargo, es justamente el motivo para generar el cambio: la única manera de darse cuenta por qué es importante digitalizar  el área es con las herramientas de medición que provee la misma digitalización.

2. Resistencia  al cambio

Según el estudio realizado con entrevistas a cuadros altos con toma de decisiones de 300 empresas de Iberoamérica, sólo el 49% de los encuestados del área de Recursos Humanos considera crítica la tecnología para su sector. A diferencia de Marketing (75%), Operaciones (63%) y Finanzas (60%) en Recursos Humanos, sigue imperando una lógica distinta en donde se da prioridad al contacto cara a cara y el tratamiento es personal. Sin embargo, esta visión de RRHH va quedando en el tiempo. Esto se debe a que el perfil de aquellos que se encargaban de RRHH fue modificándose en las últimas décadas. De hecho, hace 30 años no había carreras universitarias enfocadas directamente al sector. Aquellos que hoy están llegando a los espacios de decisión son las primeras camadas del cambio y así seguirá.

3. Individualización

Uno de los históricos puntos en donde los encargados de Recursos Humanos basaban su miedo al salto es en el segundo término del nombre: “esto es cosa de humanos”. Así, basándose en una supuesta antinomia entre tecnología y manejo personal, evitaron entrar de lleno en la digitalización, sin entender que la tecnología permite, en las plantillas laborales crecientes en número y complejidad, rescatar la individualización y las características particulares de cada uno de los empleados.

Así, sistemas inteligentes emplazados en la nube pueden identificar y darle a quienes gestionan los recursos, más información sobre la gestión del talento, los beneficios e ingresos y la posibilidad de retener y amplificar el potencial de cada trabajador. La digitalización no ha virado al trabajo en algo “automático” sino por el contrario, ha generado más personalización que en toda la era industrial.

Habiendo derribado los principales problemas por el cual Recursos Humanos fue relegado en la inversión tecnológica, 2017 se presenta como un año ideal para redoblar los esfuerzos en este sentido. Cada vez más empresas consideran el área como el núcleo de su mercado. En tiempos donde la tecnología nos acerca e iguala, la diferencia la hacen los recursos. Nada mejor que invertir tecnología en ellos y ver surgir la maravillosa, diversa y emocionante paleta de recursos que cada compañía posee.

 

En profundidad

Únase a la conversación