Recursos Humanos

Técnicas de Programación Neurolingüística para enfrentar la vuelta al trabajo

0
kyle-gregory-devaras-6rtm8esd1t8-unsplash.jpg

En este proceso el rol del jefe o líder de una organización es fundamental, y para este proceso debe utilizar un lenguaje directo, específico y positivo.

Inscríbase en nuestros newsletters

Por

El regreso al trabajo es inminente, y quienes durante meses se han sentido resguardados cumpliendo sus labores desde casa, deberán prepararse para volver a sus oficinas y los distintos lugares en los que se desempeñan, compartiendo con más personas y sintiéndose expuestos cada día al contagio.

Un temor no menor que para muchos es un gran desafío, ya que además deberán coexistir en un mismo espacio, aquellos que quieren protegerse a como dé lugar y toman muchas medidas para aquellos y quienes por su parte son más indolentes ante la enfermedad.

La terapeuta, químico, escritora y experta en Programación Neurolingüística, Fabiola Escobar, explica cómo hacer más fácil esta instancia con técnicas de PNL, analizando experiencias y procesos del pensamiento para dar pautas que sirvan, principalmente a los líderes, quienes tienen la gran tarea de hacer este regreso satisfactorio.

“La sugerencia es que cada uno elija lo que desde su punto de vista de protección, es lo adecuado. Algunos sienten que es usando mascarillas, guantes y alcohol gel, y para otros es sólo mantener la distancia. Otros incluso se encomiendan a alguna creencia religiosa. Es importante tener conciencia del autocuidado, de que más allá de llevar a cabo muchos protocolos, es tener en tu mente el autocuidado, evitar el máximo de riesgos y enfrentar el miedo, para que este no nos mantenga desprotegidos”, señala la terapeuta, autora del libro “Cambia tu historia con Programación Neurolingüística”

El rol del líder

Solís señala que en este proceso el rol del jefe o líder de una organización es fundamental, y para este proceso debe utilizar un lenguaje directo, específico y positivo, donde se utilicen palabras como “compartir”, “nosotros”, “todos podemos”, “compartir bien los espacios”.

“El liderazgo tiene que ver con una comunicación estratégica y con mucha inteligencia estratégica, para que las personas les den credibilidad a sus jefes. Hay muchas variantes que en la práctica se pueden utilizar, como una semana un turno, horarios más reducidos, combinación con teletrabajo. Es un tema de ensayo y error y se están probando alternativas, algunas con éxitos y otras no tanto. Que cada empresa establezca su propio protocolo de protección, que se adecuen a los intereses de todos en forma transversal”.

La experta, entrega desde esta técnica, cinco pasos a seguir para lograr tener éxito en este desafío:

  1. Una estrategia muy buena de liderazgo es escuchar muy bien a sus subalternos, escuchar las ideas que éstos tienen y también los temores, pues hay personas de la tercera edad o quienes conviven con familiares de riesgos y también deben sentirse resguardados.
  2. Hay que considerar que lo más exitoso es que exista la protección individual y una comunicación estratégica en que todos conozcan los riesgos, horarios y turnos.
  3. Ejercicio de Posiciones Perceptuales: Ponerse en el lugar de la otra persona, cuando está débil, o es de la tercera edad, por ejemplo. Esto consiste en que tú pienses en primera persona, como si fueras el otro, sobre cómo recibe tu mensaje, y cómo se siente frente a ciertos riesgos. Es un ejercicio que sirve para realizar una observación y calibración objetiva y no pensar solo en uno mismo. De esta forma buscar que todos estemos de acuerdo en las medidas que se adopten.
  4.  Otro ejercicio importante es atender el miedo, que es clave en este proceso y conocer el tamaño que el miedo tiene en cada persona y entregar herramientas a través de una charla, o un relato, en el que se sientan aceptadas, acompañadas, comprendidas y atendidas.
  5. Aplicar una comunicación efectiva con inteligencias comercial, estratégica y emocional. Hay personas que utilizan mascarillas, protectores, guantes y alcohol gel y otros que no y el líder debe llegar a un acuerdo con ambos grupos, utilizando estas estrategias, entendiendo desde la emocionalidad de estos trabajadores, hasta el cómo se vende cada uno en su labor y luego, tomar las decisiones.
En profundidad

Únase a la conversación