Liderazgo

Si ser coach es un diferenciador, ¿qué tanto coachean los líderes?

0
accomplishment-achievement-adults-1059118.jpg

Es imperioso que consideres entrenarte y entrenar a tus líderes para que en la organización se respire la cultura que permitirá alcanzar los objetivos.

Por

ElObservador.com.uy. Según una investigación publicada en la Harvard Business Review en agosto de este año, muchos Managers aún no saben como coachear pero pueden aprenderlo rápidamente. Concluye el estudio que recibir un entrenamiento en Coaching tiene resultados inmediatos en diversos aspectos: la capacidad de escuchar, de preguntar, de dar retroalimentación, de ayudar a establecer metas, ser empático, dejar que la persona encuentre sus soluciones, reconocer y señalar fortalezas, proporcionar estructura y fomentar un enfoque centrado en las soluciones.

De la misma forma, los resultados de nuestro propio relevamiento de investigación en Uruguay, llevada a cabo a los participantes de la Certificación Internacional en Coaching de la International Coaching Community (ICC) reveló el impacto positivo en diversos aspectos tales como: liderazgo efectivo, desarrollo y cumplimiento de objetivos, asertividad, motivación propia y motivación de otros, generación de cambios, solución de conflictos, comunicación efectiva, mejores interrelaciones, dar y recibir feedback, diseño de estrategias y planes de acción e impacto en sus performance personal, laboral y profesional.

Ambas investigaciones revelan que las habilidades y competencias para ser un líder coach son fácilmente aprendidas en un entrenamiento ético, seguro y significativo que aporta herramientas prácticas, con una metodología pragmática que involucra la tríada ser – hacer – saber.

Desde nuestra experiencia es la forma más eficiente y efectiva de desarrollar destacados líderes así como la promoción de una cultura organizacional de aprendizaje, compromiso y resultados tanto para las personas como para el negocio.

No en vano universidades como Harvard, Cambridge y otras de las grandes en el mundo, con los mejores posicionamientos a nivel global, entrenan en coaching.  Igualmente lo hacen empresas de avanzada que tienen resultados de negocio que van más allá de sus expectativas.  Este es el caso de organizaciones como Google, según el estudio que cité en una columna de hace pocas semanas atrás.

Tanto si sos empresario como manager a cargo de la gestión y la operativa, es imperioso que consideres entrenarte y entrenar a tus líderes en coaching para que en la organización que lideras se viva y se respire la cultura que te permitirá alcanzar el profit y también los objetivos a tus colaboradores. Promover prácticas permanentes de peer coaches facilitará y dinamizará los resultados. En momentos claves y ante la necesidad de cumplir con objetivos determinados, la participación de un coach profesional externo modelará buenas prácticas en tus equipos y colaboradores y más aun, un liderazgo de excelencia.

Lejos de pensar que invertir en tus colaboradores es un riesgo para que luego se vayan y aporten en otro lugar lo aprendido, es importante tener presente que dar la oportunidad de aprender y crecer a través de una cultura de coaching, favorecerá que cada uno se expanda desarrollando talento, aportando una ecuación win-win para las personas y la organización. No solo retendrás talento sino que potenciarás altos desempeños.

El liderazgo es una condición natural y ancestral, no excluyente de nuestra condición humana, que hoy ya no sigue rigurosamente los principios evolutivos de selección. Originalmente el líder era elegido por sus seguidores, afirma Mark van Vugt, psicólogo social evolucionista desempeñándose en la Universidad de Kent en Reino Unido, quien desde hace años trabaja en temas vinculados al liderazgo situacional, político y el liderazgo en sí mismo.  

En nuestros tiempos, en la elección del líder intervienen factores sociales, políticos y económicos, siendo que el líder muy pocas veces es elegido por sus seguidores. Es el líder el que deberá aplicarse a que sus seguidores lo sigan. Seguramente escuchaste que las personas no dejan a las empresas sino a sus líderes, lo que pone en el tapete los desafíos que se imponen al líder en relación a sus seguidores.

El coaching ejecutivo está especialmente indicado para desarrollar alto potencial y articular diversas variables. El liderazgo reporta grandes beneficios tanto como desafíos  que se imponen para mantenerse en la posición – resultados que deben aportar tanto al negocio y a los colaboradores-. El líder deberá atender actores y variables críticas como su propio desarrollo personal y profesional, el de sus colaboradores y todo esto articulando el negocio. No podrá descuidar aspectos ni situaciones del mercado, tendencias, política, economía y situación social, entre otros muchos factores que la agilidad de los mercados y la tecnología proponen.

A todo esto se agrega la necesidad de ¡ser seguido! y para ser seguido se requiere ser validado, aportar valor desplegando capacidades técnicas, competencias y habilidades blandas y un estado emocional asertivo y flexible.

*Por Karina Pittini, directora de HCC Uruguay – Human Capital Consulting.

FOTO: PEXELS.COM

En profundidad

Únase a la conversación