Liderazgo

¿Qué papel deberían tomar los ejecutivos para combatir el cambio climático?

0
adult-beard-boy-573564.jpg

El desafío climático está tan alejado de la experiencia colectiva que exige un tipo distinto de compromiso de los ejecutivos.

Por

Las amenazas que el cambio climático supone para los negocios, el mercado y, de hecho, el capitalismo, son peculiarmente difíciles de detectar para la mayoría de los equipos sénior, no digamos para actuar al respecto. Está claro que gran parte del mundo está en un punto de inflexión del mercado, por lo que problemas alguna vez considerados periféricos ahora se incorporan a la corriente principal. Un cambio a esta escala puede ser difícil de desentrañar, por lo que ofrezco cuatro primeros pasos.

1. Sumérgete en los datos. “Incluso un vórtice es el vórtice de algo”, señaló George Bernard Shaw. “No puedes tener un remolino sin agua; no puedes tener un vórtice sin gas”. Así que, ¿en qué medio se está formando el vórtice del carbón? Mira a tu alrededor y es claro que el vórtice se está formando en muchos escenarios, entre ellos los mundos de la ciencia, la tecnología, los modelos de negocios y, de manera crítica, el dinero. Empápate de datos.

2. Embárcate en un viaje de aprendizaje. Cada vez más equipos sénior están visitando regiones y organizaciones a la vanguardia del cambio, normalmente guiados por organismos como Leaders Quest.

3. Acéptalo aunque sea difícil… y sube el precio del carbón. Si hemos de cumplir las promesas climáticas del Acuerdo de París, el costo de emitir dióxido de carbono debe subir a entre US$50 y US$100 por tonelada para 2030, un precio mucho más alto que el actual de menos de US$6 en la Unión Europea.

4. Invierte el vórtice. Es fácil asustarse por las espirales hacia abajo, y una reacción fácil es demonizar al carbón y hablar de una eliminación radical. Sin embargo, eso nos pone en riesgo de no ver los aspectos semimágicos de este elemento, que es la base de la vida. El carbón no desaparecerá; de hecho, será integral para la economía circular.

Incluso las olas más grandes de cambio comienzan con unas cuantas ondas. Necesitarás una estrategia de varias décadas para que el vórtice de carbón tenga sentido comercial, pero la única forma de llegar ahí es comenzar en algún punto… y hacerlo ahora mismo.

FOTO: PEXELS.COM

En profundidad

Únase a la conversación