Emprendimiento

¿Qué hacer para obtener el fondo de inversión lo antes posible?

0
que_hacer_para_obtener_el_fondo_de_inversion_lo_antes_posible_.jpg

G2 Consultores da a conocer los plazos aproximados en los que una startup puede recibir el dinero dependiendo de la ronda de inversión.

Inscríbase en nuestros newsletters

Por

Durante las etapas de crecimiento de las startups surge la necesidad de inversión que les permita seguir desarrollando su producto o sus planes de desarrollo; desafortunadamente muchas de ellas no se ocupan del levantamiento de capital hasta que es indispensable para su subsistencia y van contra reloj para lograrlo.

De hecho, de acuerdo con un estudio de The Failure Institute, el 65% de los emprendimientos en México fracasan por no tener ingresos suficientes para subsistir y 38% tiene problemas de financiamiento. Sin embargo, el proceso para obtener una inversión demanda tiempo y esfuerzo, ya que se requiere tener un plan de trabajo muy bien desarrollado.

Los emprendedores deben prever que un levantamiento de capital en el que se pueda obtener las mejores condiciones posibles, puede llegar a ser duradero o variar de acuerdo a la etapa de la empresa y al monto de inversión, así como de las políticas internas de cada fondo.

“Lo primero que hay que observar es la etapa en la que se encuentra la startup, es muy diferente un levantamiento de capital semilla a una Serie A. Por lo que los plazos para recibir una inversión pueden variar mucho y dependen de varias condiciones”, explica Israel Cerda de la Garza, socio de G2 Consultores, firma especializada en generar estrategias para proyectos emprendedores.

Ante esto, G2 Consultores da a conocer los plazos aproximados en los que una startup puede recibir el dinero dependiendo de la ronda de inversión:

Capital semilla

Este es el financiamiento inicial para poner en marcha la startup o para impulsar su desarrollo en una etapa temprana. En esta etapa la empresa aún no tiene tracción y solo es un producto, una idea y un modelo de negocio definido. Para poder lograrlo levantan capital con el fin de realizar una estrategia para probar el producto y ahora sí tener un poco de tracción para obtener más dinero en una siguiente ronda. Aquí es usual que aparezca lo que comúnmente se conoce como 3F o “Friends, Fool’s and Family”, que es una inversión hecha por familiares o amigos que se caracteriza por no tener retorno.

“Normalmente, el levantamiento en la primera etapa de una empresa debería ser de entre uno y dos millones de pesos. En el ecosistema emprendedor es usual que las incubadoras de alto impacto realicemos el procesos de la mano con los emprendedores y estos fondos se destinarán para mejorar el producto, mejorar la estrategia, abrir mercado o pagar capital de trabajo para llegar a la siguiente ronda, que es el objetivo principal”, señala Cerda.

El proceso de levantamiento de inversión en esta etapa es corto, y puede variar desde una semana hasta dos meses, ya que la mayoría de los inversionistas son personas físicas y no fondos de inversión.

Inversionistas Ángel

Después del capital semilla viene la Serie Ángel, en la que, dependiendo de la startup, podrían aparecer algunos fondos de capital de riesgo pequeños o Venture Capitals (VC) muy chicos o incluso crowdfundings. En esta etapa ya se tiene un poco de tracción, se probó el producto y se requiere dinero para seguir desarrollándolo y para tener más penetración en el mercado. Este tipo de levantamientos se dividen en 70% personas físicas y 30% fondos.

El tiempo estimado para recibir los recursos puede ser de entre cuatro y cinco meses mínimo. Y la inversión se ubica entre ocho y 10 millones de pesos.

“En esta ronda es cada vez más común que los inversionistas no liberen todo el dinero en una sola exhibición, sino lo que quieren hacer es un ‘trancheo’ de inversión para saber cómo van evolucionando el proyecto”, detalla el socio de G2 Consultores.

Pre Serie A

En esta etapa ya existe una valuación muy puntual de la startup, porque ya se llegó a un levantamiento de capital sustancial o relevante una ronda antes. Aquí la empresa debe estar creciendo de una manera acelerada de manera mensual, aunque el producto o servicio todavía puede seguir en fase de desarrollo.

En la Pre Serie A, por lo regular entra un Venture Capital con mayor relevancia que puede servir de puente para tratar en futuras rondas con otros todavía más grandes. El proceso para que dispersen el dinero en esta serie es de entre 7 y 9 meses.

Serie A

En esta ronda la empresa está en su mayor etapa de crecimiento de usuarios, ventas, y en su mayor curva exponencial. Los inversionistas ya no solo piden crecimiento de usuarios, sino un comienzo de capitalización de cada uno de estos. En esta etapa la startup debe contar un equipo de trabajo sólido que permita llegar a otra ronda, y con una organización, procesos, datos y seguimientos muy puntuales sobre los KPIs de la startup.

El plazo para recibir el capital en esta ronda es de por lo menos 12 meses y el monto de inversión puede ser ilimitado.

Serie B, C…

Las rondas subsecuentes se manejan de manera similar en cuanto a plazos y montos obtenidos.

“A medida que creces en una ronda es más fácil la siguiente, porque los mismos inversionistas te llevan de la mano en la próxima ronda, de ahí de la importancia de fijarse en quién invierte en las primeras rondas, ya que es primordial que tengan algún tipo de conexión dentro del ecosistema emprendedor de fondos”, señala Israel Cerda.

Posterior a cada levantamiento los inversionistas buscarán conocer el desempeño de la compañía y asegurar el óptimo uso de los recursos, por lo que será indispensable construir mecanismos de rendición de cuentas que fomenten la transparencia y confianza.

En profundidad

Únase a la conversación